Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Plata que sabe a oro

ArturoBrizio Carter
30 julio 2012
Sección: Sin categoría

Columna olímpica

30.7.12

      Pues bien queridos amigos, el día 30 de julio ha sido histórico para el deporte mexicano ya que dos jóvenes clavadistas, haciendo una competencia basada en la estrategia, la calidad y la concentración, lograron la medalla de plata en la plataforma de 10 metros dentro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Iván García y Germán Sánchez, originarios de Guadalajara, Jalisco, compiten en clavados sincronizados y vaya que lo estuvieron, dándole la pelea a la poderosa dupla de China, integrada por Yuang Cao y Yanquan Zhang, quienes a la postre se quedaron con el oro y superando a los estadounidenses David Boudia y Nicholas McCrory.

México ha tenido, a lo largo de la historia, excelentes representantes en esta disciplina y el primer antecedente lo encontramos con el enorme Joaquín Capilla, quién concurrió a tres ediciones de los Juegos y en todos ganó medalla. En Londres 48 obtuvo plata, bronce en Helsinki 52 y oro y bronce en Melbourne 56 para erigirse en el más grande de todos los tiempos. Lástima que la fama y el dinero lo hayan llevado a los excesos y que el alcoholismo hiciera presa de él. Sus últimos años los vivió en la miseria hasta que las autoridades deportivas le otorgaron una especie de beca vitalicia para irla pasando.

En Roma 60, Juan Botella se colgó el bronce y en los inolvidables Juegos de México 68, Álvaro Gaxiola sorprendió al ganar plata.

Hubo que esperar doce años hasta que Carlos Girón se metiera a los metales, esta vez con plata en Moscú 80 y ocho años más tarde, el buen Jesús Mena ganó el tercer lugar en Seúl 88.

Se abrió otro compás de espera, hasta Sydney 2000 en que Fernando Platas luchó hasta el último clavado y se quedó a centésimas del oro para colgarse al cuello la medalla de plata, en una final inolvidable.

En Beijing 2008 hicieron sus aparición por primera vez en el podio las mujeres, siendo Paola Espinoza y Tatiana Ortíz las que le regalaron esa alegría al público azteca, ganando el bronce.

Ahora este par de jovencitos, que ya nos habían dado una muestra de su calidad ganando en los Juegos Panamericanos, demuestran que la disciplina y los sacrificios, que son más difíciles de hacer a su edad, tienen que rendir frutos.

Atrás han quedado las tediosas sesiones de entrenamiento, la dieta, el no poder desvelarse ni acudir a fiestas, todo ello en pos de alcanzar el sueño olímpico.

Vaya un gran abrazo también para sus familias. Generalmente el deportista mexicano es fruto del esfuerzo personal y económico de sus padres y estos chavales no son la excepción.

La medalla la ganaron a ley ellos, pero sentimos que todos la traemos en el pecho. Gracias muchachos, porque esta medalla de plata, nos sabe, simple y sencillamente, a oro.


LA TRIVIA DE HOY: ¿Quién ha sido el máximo ganador de medallas en clavados en la historia de los Juegos olímpicos?

 

Comentarios
No hay comentarios en “Plata que sabe a oro”


Our prices are compared canadian pharmacies price comparison from our prescription service.