Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

New Age en el Magisterio de la Iglesia


15 junio 2008
Sección: Sin categoría

18 Preguntas sobre la Nueva Era


Preguntas y respuestas planteadas por el Arzobispo Primado de México, Norberto Rivera Carrera, respecto a la Nueva Era.

Muy queridos hermanos y hermanas:

Para una mayor difusión y comprensión de mi Primera Instrucción Pastoral sobre el New Age presento a ustedes este folleto "Dieciocho preguntas sobre la Nueva Era".

Espero que la lectura de la Instrucción Pastoral y las respuestas a las preguntas sobre estos temas de tanta actualidad iluminen su fe y los lleve a amar más a Jesucristo y a su Iglesia.

Su hermano y servidor

+ Norberto Rivera Carrera

Arzobispo Primado de México

7 de enero de 1996

La era nueva, los engaños de siempre…

Una y otra vez a lo largo de la historia el hombre ha soñado en la llegada de una \\’edad de oro\\’ para la humanidad, de un mundo feliz y perfecto en el que no hubiera ni enfermedad, ni pobreza, ni guerra, ni hambre, ni limitaciones, ni divisiones.

Quisiera ver el universo entero transformarse delante de sus ojos mágicamente y convertirse en algo radicalmente nuevo. Quisiera librarse definitivamente de la problemática mundial de la que él mismo es la causa.

Este sueño sigue vivo y se deja sentir con más vigor que nunca en nuestro día al acercarse el fin del milenio. Nuestro mundo, técnicamente avanzado, pero espiritualmente hambriento, experimenta una profunda disilusión frente al bienestar que no borra su pobreza, a la libertad que no quita su esclavitud y a la ciencia que no despeja su honda incertidumbre.

De unos treinta años para acá se viene formando una ola cultural/filosófica/religiosa que pretende reaccionar contra el presente estado de la humanidad y empujar la humanidad hacia una nueva conciencia, hacia una nueva forma de ser espiritual. A esta ola le llamamos la Nueva Era (New Age) y, hoy por hoy, no hay ningún aspecto de nuestra vida que no ha sentido sus efectos de alguna forma.

Las ideas y los objetivos de la Nueva Era recogen elementos de las religiones orientales, el espiritismo, las terapias alternativas, la sicología transpersonal, la ecología profunda, la astrología, el gnosticismo y otras corrientes. Los mezcla y los comercializa de mil formas, proclamando el inicio de una nueva época para la humanidad.

Pero, en el fondo, no parece ser más que otro intento vano del hombre de salvarse a sí mismo haciendo promesas que no puede cumplir y atribuyéndose poderes que no posee. Y mientras la fantasía de la Nueva Era nunca será más que fantasía, ha logrado sembrar confusión en los corazones de muchos fieles.

Aquí sólo esperamos aclarar las dudas iniciales que surgen en torno a la materia y extender una invitación a todos a profundizar en el fenómeno de la Nueva Era y comprender la amenaza que representa para la integridad nuestra fe.

1. ¿La Nueva Era es una secta religiosa?

No. La Nueva Era no es una secta, ni una iglesia, ni una religión. Es una forma de ver, pensar y actuar que muchas personas y organizaciones han adoptado para cambiar el mundo según ciertas creencias que tienen en común. Pero no tiene jefe, ni reglas, ni doctrinas fijas, ni disciplina común.

2. ¿Por qué, entonces, se dice que es una "nueva religión"?

La Nueva Era habla de muchas cosas que tocan nuestra fe: Dios, la creación, la vida, la muerte, la meditación, el sentido de nuestra existencia, etc… pero no es una religión. Toma diversos aspectos de muchas religiones y también de las ciencias y de la literatura y los mezcla con cierta originalidad para dar respuestas fantásticas a las preguntas más importantes de la vida humana. A veces inclusive usa un lenguaje cristiano para expresar ideas muy contrarias al cristianismo.

3. ¿Quiénes pertenecen a la Nueva Era?

Todo tipo de persona puede formar parte de la Nueva Era. Sus líderes y pensadores suelen ser gente de la \\’revolución contracultural\\’ de los años \\’60 y \\’70 que rechazó los valores y los caminos religiosos tradicionales a favor del libertinaje, de la cultura de la droga, del amor libre y de los experimentos de las comunidades utópicas. Hoy sus ideas están tan difusas que gran número de personas las comparten sin un rechazo formal y evidente de su propia cultura o su estilo de vida.

4. ¿Qué cree la Nueva Era?

Lo típico de la Nueva Era es el espíritu de individualismo que permite a cada quien formular su propia verdad religiosa, filosófica y ética. Pero hay algunas creencias comunes que casi todos los participantes de la Nueva Era comparten:

El mundo está por entrar en un período de paz y armonía mundial señalado por la astrología como "la era de acuario".

La "era de acuario" será fruto de una nueva conciencia en los hombres. Todas las terapias y técnicas de la Nueva Era pretenden crear esta conciencia y acelerar la venida de la era de acuario.

Por esta nueva conciencia el hombre se dará cuenta de sus poderes sobrenaturales y sabrá que no hay ningún Dios fuera de sí mismo.

Cada hombre, por tanto, crea su propia verdad. No hay bien y mal, toda experiencia es un paso hacia la conciencia plena de su divinidad.

El universo es un ser único y vivo en evolución hacia el pleno conocimiento de sí y el hombre es la manifestación de su auto-conciencia.

La naturaleza también forma parte del único ser cósmico y, por tanto, también participa de su divinidad. Todo es "dios" y "dios" está en todo.

Todas las religiones son iguales y, en el fondo, dicen lo mismo.

Hay "maestros" invisibles que se comunican con personas que ya han alcanzado la nueva conciencia y les instruyen sobre los secretos del cosmos.

Todos los hombres viven muchas vidas, se van reencarnando una y otra vez hasta lograr la nueva conciencia y disolverse en la fuerza divina del cosmos.

5. ¿Qué dicen los de la Nueva Era cuando uno les hace ver que estas creencias son pura fantasía?

Cuando alguien no acepta esta absurda visión de Dios, del hombre y del mundo la Nueva Era le dice que su conciencia todavía no está iluminada y que su comprensión está condicionada por esquemas culturales que serán superados en la nueva era.

6. Pero ¿cómo esperan comprobar unas creencias que no corresponden en nada a la realidad?

Normalmente echan mano a testimonios de experiencias sujetivas personales que son tan imposibles de verificar como lo son de desmentir. A veces se apoyan en mitos o en leyendas de las tradiciones de los antiguos pueblos. A veces toman datos de las ciencias y los aplican a la vida espiritual del hombre como si las mismas leyes rigiesen en ambos mundos.

7. Si las cosas están así, ¿qué lugar hay en la Nueva Era para el Dios que se nos reveló en Jesucristo?

Ninguno. El Dios de la fe católica es una persona, el "dios" de la Nueva Era es una fuerza impersonal y anónima. El Dios de la fe católica es Creador de todo, pero no se identifica con nada de lo creado. El "dios" de la Nueva Era es la creación que poco a poco se va dando cuenta de sí mismo. El Dios de la fe católica es infinitamente superior al hombre, pero se inclina hacia él para entrar en amistad con él. El Dios de la fe católica juzgará a cada hombre según su respuesta a ese amor. El "dios" de la Nueva Era es el mismo hombre que está más allá del bien y del mal. En la Nueva Era el amor más alto es el amor a sí mismo.

8. ¿La Nueva Era dice algo de Jesucristo?

La Nueva Era dice que Jesucristo fue un maestro iluminado más entre muchos. Dice que la única diferencia entre Jesucristo y los demás hombres es que Él se dio cuenta de su divinidad mientras la mayoría de los hombres todavía no la descubren. De esta forma la Nueva Era le quita a Jesucristo su carácter único e irrepetible de Hijo de Dios y ridiculizan el hecho de que Dios se hizo hombre para salvarnos del pecado.

9. ¿Un católico puede aceptar la creencia en la reencarnación?

En absoluto. La reencarnación es la creencia en una cadena de regresos a esta vida bajo diverso aspecto corporal. Si fuera cierta, mi libertad sería inútil y mis decisiones, luchas, esfuerzos, sacrificios y sufrimientos en la vida no tendrían ningún valor, pues a fin y a cabo tendría que hacerlo todo de nuevo una y otra vez. Si la reencarnación fuera cierta, la pasión y muerte de Cristo no tendrían sentido y su resurrección no nos aseguraría la redención. La resurrección es la transformación definitiva del ser humano y la entrada a la eternidad. Se muere una sola vez y a la muerte sigue la resurrección y el juicio. Como dice San Pablo: "Si nuestra esperanza en Cristo es únicamente para esta vida, ¡somos los más miserables de entre los hombres" (1Cor 15,19).

10. ¿La Nueva Era no se confunde con el ecologismo?

No. El verdadero ecologismo busca conservar el planeta y respetar todas las formas de vida, especialmente la vida humana que tiene un valor muy superior a todas las demás ya que el hombre fue hecho "a imagen y semejanza de Dios". El ecologismo exagerado de la Nueva Era dice que el hombre vale lo mismo que una ballena o un monte o un árbol. Llega a considerar al hombre como el peor enemigo del planeta en vez de verle como su guardián y su dueño.

11. ¿Hay también una música que se dice \\’nueva era\\’?

Sí. La música "nueva era" se llama así porque se inspira en algunos temas de gran interés para la Nueva Era: la naturaleza, las religiones de los pueblos antiguos, las culturas orientales, etc… Suele ser música instrumental, mezclada con sonidos naturales, a veces muy repetitiva, otras veces sin melodía ninguna.

12. ¿Está mal escuchar esta música?

La música "nueva era" es como cualquier otra música: una combinación de sonidos más o menos agradable al oído. Lo que podría hacerla "mala" sería algún contenido dañoso (la letra) o algún uso irresponsable de la música (vg. para ayudar inducir un estado alterado de conciencia; para provocar sentimientos negativos, etc.).

13. ¿Por qué habla tanto la Nueva Era de "energía"?

Una de las ideas básicas de la Nueva Era es que toda la realidad visible, el hombre incluido, se reduce a una "energía cósmica". Según eso, mientras el cosmos esté en fase evolutiva, su energía se manifiesta de muchas formas: una piedra, el viento, la mente humana, etc… Supuestamente hay cosas, lugares y ejercicios que pueden aumentar nuestra capacidad y nuestro control de esta energía (vg. llevarse puesto un cristal de cuartzo, visitar una pirámide u otro \\’lugar sagrado\\’ el día del equinocio primaveral, realizar ciertas posturas del yoga, etc.).

14. ¿Los programas de control mental, sanación y auto-superación son un engaño?

Hay que ver y juzgar cada programa por separado. Pero algunos programas enseñan simples técnicas de relajamiento, concentración, memoria o fortalecimiento de la voluntad que producen resultados inmediatos en sus clientes. A estas técnicas, que no tienen nada de extraordinario, las revisten de un lenguaje pseudo-científico y las ponen como un gran descubrimiento o un secreto de la sabiduría antigua. Frecuentemente se pasa de una terapia psicológica o emocional al mundo espiritual, incorporando elementos del panteismo, del gnosticismo o de la espiritualidad oriental sin prevenir al cliente. A los resultados más modestos en el campo humano se les atribuye un carácter sobrenatural. De ahí se convence al cliente de sus "poderes especiales", su "conciencia iluminada", o de cualquier cosa. Lo peor es que algunos de estos programas se presentan como un complemento excelente al cristianismo cuando, en el fondo, se basan en conceptos incompatibles con la fe católica.

15. ¿Las nuevas técnicas de meditación sirven?

La Nueva Era no tiene ningún reparo en mezclar formas religiosas de tradiciones muy diversas, aún cuando hay contradicciones de fondo. Hay que recordar que la oración cristiana se basa en la Palabra de Dios, se centra en la persona de Cristo, lleva al diálogo amoroso con Jesucristo y desemboca siempre en la caridad al prójimo. Las técnicas de concentración profunda y los métodos orientales de meditación encierran el sujeto en sí mismo, le impulsan hacia un absoluto impersonal o indefinido y hacen caso omiso del evangelio de Cristo.

16. ¿Y el yoga?

El yoga es, en su esencia, un ejercicio espiritual y corporal nacido de la espiritualidad hindú. Las posturas y ejercicios, aunque se presentan como un simple método, son inseparables de su sentido propio en el contexto del hinduismo. El yoga es una introducción a una tradición religiosa muy ajena al cristianismo. La palabra "yoga" significa "unión". Habría que preguntarnos: ¿unión con qué?

17. ¿Por qué la Nueva Era da tanta importancia a la astrología, al horóscopo, al tarot, al contacto con los espíritus, etc…?

Las antiguas técnicas de adivinación y el espiritismo siempre han provocado la curiosidad de la gente. La Nueva Era ha señalado un renacimiento del interés en el ocultismo, la magia, la astrología y las prácticas mediánicas. Son corrientes que pretenden dotar al hombre de poderes mentales y espirituales sobrenaturales y colocarlo como dueño absoluto de su propio destino. La Nueva Era borra las distinciones entre materia y espíritu, entre lo real y lo imaginario, entre lo posible y lo imposible. Pero ningún esfuerzo de la Nueva Era logrará conciliar el ocultismo, el esoterismo o el espiritismo con la fe y la vida del católico. (cfr. #2115-2117 del Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica)

18. ¿Quiénes promueven la Nueva Era?

De alguna forma se puede llamar promotores de la Nueva Era desde una brujita que hace limpias hasta famosas personalidades en los medios de comunicación que se dedican a temas de esoterismo comercial y popular. Pero hay algunas organizaciones internacionales que también la promueven. Por ejemplo:

a) La Sociedad Teosófica: fundada en 1875 en Nueva York por la rusa Helena Petrovna Blavatsky (1831-1891), espiritista y médium.Su doctrina es una mezcla de espiritismo, ocultismo, principios gnósticos y espiritualidad oriental. Las creencias principales del la Sociedad incluyen la reencarnación, la comunicación con maestros desencarnados, el yoga, la astrología .

b) La Nueva Acrópolis: fundada en Argentina en 1957 por Jorge Angel Livraga. Es un grupo ocultista y gnóstico inspirado principalmente en los escritos de Blavatsky y una mezcla de los conceptos de pensadores antiguos. Sus miembros buscan un estado espiritual superior a través de sugestivas ceremonias de iniciación y la utilización de muchos símbolos y ritos típicos de grupos paramilitares.

c) Control Mental Silva: fundado en Laredo, Texas en 1966 por José Silva (n.1914), consiste en cursos breves de técnicas de control interno y concentración por las que se busca controlar las ondas mentales hasta alcanzar la Sobre-Conciencia, o el dominio total de sus estados mentales. El método contiene elementos de espiritismo y sutilmente lleva sus practicantes al panteismo. Maneja muchos conceptos fundamentales de la Nueva Era y centra la esperanza de salvación en los poderes mentales del hombre. A pesar del hecho de que muchos de los maestros del método hablan un lenguaje \\’cristiano\\’ y aseguran a sus clientes que el método les ayudará en su vida espiritual hay elementos substanciales del programa incompatibles con la fe católica.

d) La Meditación Trascendental: fundada en 1958 por Maharishi Mahesh Yogi en India pero, no se popularizó hasta 1967, gracias a la publicidad ofrecida por los Beatles y otros artistas famosos de la contra-cultura de los años \\’60. En su doctrina, que nace del hinduismo, se busca la iluminación de la conciencia por la reflexión personal mediante la repetición de mantras (palabras sagradas) y ritos religiosos. Implícitos en la enseñanzas de la MT son el rechazo de doctrinas esenciales al cristianismo (un Dios personal, la Encarnación, la Resurrección, etc…) la veneración del Maharishi y del Guru Dev como santos y mensajeros divinos.

e) La Gran Fraternidad Universal: fundada en 1948 en Caracas por el francés Serge Reynald de la Ferrière (1916-1962), quien era muy activo con grupos de teosofía, astrología y la masonería. Su doctrina se basa en prácticas astrológicas, esotéricas y ocultistas, y afirma que todas las religiones son iguales, aunque favorece creencias y prácticas hindúes. Presenta un sincretismo religioso que apela a una ciencia superior que es la verdadera base de toda religión.

f) La Iglesia de Cienciología / Dianética: fundada por L. Ron Hubbard (1911-1986), novelista de ciencia-ficción que en 1950 publicó Dianética: La ciencia moderna de la salud mental, un manual de autoconocimiento y desarrollo de potencialidad humana basada en el análisis de experiencias previas al nacimiento. Las asociaciones de médicos más prestigiosas de los EU han condenado repetidamente las teorías y las terapias de la Dianética como totalmente carentes de base científica y dañosas para la salud mental. Su teoría es que todos los males humanos son causados por \\’eneagramas\\’ o cargas negativas que se graban en lo inconsciente del hombre y provocan estragos continuos. Para librarse hace falta una \\’audición\\’ de parte de un experto que recomendará una serie de cursos que supuestamente llevará al cliente al estado de \\’claro\\’ o libre de \\’eneagramas\\’. La reencarnación y las experiencias extra-corporales forman parte de la doctrina de la secta. Hubbard también tiene escritos que atacan duramente al cristianismo. La Iglesia de Cienciología ha sido definida como una secta destructiva y belicosa y sostiene muchas asociaciones de carácter social y humanitario para lograr mayor aceptación en la sociedad, por ejemplo: Narcanon y la Comisión Ciudadana de los Derechos Humanos.

Comentarios
3 Comentarios en “New Age en el Magisterio de la Iglesia”
  1. ma. Guadalupe Arroyo M Dijo:

    gracias por la informacion,soy sociologa y estoy impartiendo un tema de mensjes subliminales y la informacion me ha dado mucha luz, con respecto a la pelicula del rey leòn, que promueve esta forma d evida que ofrece la NEW AGE y los catolicos debemos empaparnos de esta informacion. un abrazo en Cristo y Marìa stma.

  2. Graciela Rodríguez Dijo:

    Soy católica, pero también antropóloga. He leído las opiniones vertidas al respecto de la Nueva Era en este sitio, y no puedo sino lamentar que se hable de temas que no se conocen. En realidad, esta información va para la socióloga Ma. Guadalupe Arroyo, como profesional, no como católica. Esperando que sepa deslindar el conocimiento de ambos campos.Graciela RodríguezComo fenómeno cultural, la Nueva Era en sus representaciones actuales, tiene sus antecedentes en América y Europa en los últimos años de la década de 1950 y principios de los ?60, y es el resultado de varios fenómenos acotados: el Movimiento del Potencial Humano, en el que se gesta a su vez el llamado Complejo Alternativo; las propuestas y valores contraculturales de la Generación Beat y la influencia del Naturalismo Alemán que conducen al posterior Movimiento Hippie, y las ideas, creencias y principios de la incipiente Nueva Era procedente de Escocia, terminando por integrar un Macromovimiento que hoy constituye una enorme red internacional.Movimiento del Potencial Humano: Centrado en el desarrollo de la conciencia y las distintas potencialidades no desarrolladas del ser humano, especialmente las espirituales (las divinas, que se suponen inherentes al hombre) e intelectuales (las humanas), para autodeterminarse y alcanzar una conciencia gestáltica (intuir, amar, tener experiencias pick ?éxtasis, felicidad completa y gozo-, y disfrutar de la vida). Surge en el oeste de los E.E.U.U. en la década de 1960, y a partir de los años setenta constituye una parte importante de la red internacional de la Nueva Era.Complejo alternativo: Algunos lo consideran el producto de la aplicación de las ideas de ?cambio antiautoritarias/autonómicas al campo terapéutico alternativo, psicoterapéutico, esotérico y religioso?.Generación Beat: La Generación Beat se caracterizó por gustar de la filosofía existencialista, vestir ropas negras o marrón, y sostener un estilo de vida bohemio dedicado a la poesía, la literatura y la música principalmente. Esta Generación de fines de los años ?50 y principios de los ?60 tenía ideas revolucionarias y grandes críticas al sistema americano, y su producción literaria muestra una visión cruda y ácida de la realidad de la época, expresando su desesperación por la 2ª Guerra Mundial y la amenaza de la bomba atómica. ??el término Beat lo inventaron Kerouac y Holmes, escritores de la Generación, y se puso de moda tras una publicación de John Clellon Holmes titulada ?This is the Beat Generation? [inicialmente] mal interpretado como derrotista, etc?; después Kerouac matizó el término relacionándolo con la beatitud, y orientándolo a las culturas orientales y a las meditaciones?. También se ha dicho que la acepción deriva de beaten, ?golpeada?, y que después se asoció a la idea de beatitud con la meta de llegar a la libertad, y basados en la idea de oscurecer para llegar a la iluminación espiritual, liberándose del individualismo y el egocentrismo. Los escritores beat desarrollan una nueva forma de expresión donde todo aquello que produzca efectos sobre los sentidos (anfetaminas, LSD, marihuana, alcohol), constituye un proyecto explícito de protesta contra los valores preestablecidos de la sociedad capitalista.Naturalismo Alemán: El naturalismo es un enfoque literario en el que destaca el análisis de la realidad en términos de leyes o fuerzas naturales como la herencia, el medio o las unidades físicas por ejemplo, y que da cuenta de aspectos duros y a menudo sórdidos de la vida.Movimiento Hippie: Los hippies se pronunciaron contra las profundas alteraciones producidas por las guerras en la naturaleza, la sociedad y la cultura, mediante una anarquía generalmente no violenta, una preocupación ambientalista y el rechazo general al materialismo occidental. Hippie viene del vocablo anglo hip, popular o de moda, del que deriva la palabra inglesa hipster, hipista, que en la época señala a los bohemios, los que quieren ser hip. En 1965, el periodista Michael Fallon utiliza por primera vez la palabra hippie para referirse a los neo beatniks y a los jóvenes que adoptaron las modas bohemias, diferentes de la Generación Beat, en el diario The San Francisco Examiner; pero pasarían casi dos años antes de que se generalizara el uso de la palabra hippie. En términos de estética, el Grupo The Beatles es representativo del Movimiento Hippie, desde esta perspectiva. Reunió, en un mismo tiempo, varios movimientos de protesta y reivindicatorios protagonizados por juventudes de las clases medias urbanas en E.E.U.U., y produjo la transformación de organizaciones e instituciones de diversos tipos. En todos ellos se palpa la reivindicación de contratemas culturales comunes, como el rechazo a las jerarquías de autoridad y las normas institucionales, configurando poco a poco una cultura contestataria y antibelicista que permeó el Macromovimiento llevando a considerarlo, desde la óptica de los estudios sociales, como autonómico en más de un sentido. El impulso económico tras la 2ª Guerra, que incluía el llamado Estado de Bienestar fundamentado en la organización racional y científica del trabajo, y en la organización del trabajo en cadena, aumentaron la producción, abarataron costos y permitieron a muchos acceder a bienes de consumo durables como nunca antes se había visto. Además se generalizó la seguridad social y servicios antes privados pasaron a ser de fácil acceso al público, dando a las clases medias y populares norteamericanas una notable mejoría económica y en sus condiciones de vida, propiciando un aletargamiento social, que desde los años ?50, empieza a incubar en las juventudes un rechazo hacia las posiciones burguesas y cómodas de la sociedad. En la década del ?60 la economía estadounidense sigue en franca mejoría y aparece el consumo masivo de bienes que se erigen como símbolos de status, marcando diferencias sociales antes difusas que propician reacciones como el Movimiento de Liberación Femenina, otro de lucha contra las discriminaciones étnicas iniciado por las minorías negras, y el posterior movimiento de Liberación Homosexual. En el contexto de bienestar general y económico de la época sobreviene una significativa explosión demográfica y aparece la píldora anticonceptiva. Su distribución masiva marca el inicio de la llamada Revolución Sexual, que transformó varios de los cánones sociales y morales imperantes en lo público y en lo privado. En la situación prevaleciente de enajenación y cambio en las escalas de valores económicos, sociales, éticos y morales, se fracturan las instituciones tradicionales -la familia, la Iglesia y el Estado-, y los jóvenes, atrapados en una vida burguesa, empiezan una búsqueda alternativa de experiencias espirituales y contacto con la naturaleza, como una forma de escape, rebelión, protesta generalmente pacífica, y una nueva dirección de cambio.Incipiente Nueva Era, procedente de Escocia: Las ideas de la nueva era fueron introducidas en el complejo alternativo desde Inglaterra, donde desde la década de los sesenta diversos ?grupos de luz?, el más conocido de los cuales es la comunidad Findhorn, en Escocia, trabajaban, siguiendo probablemente los escritos de Alice Bailey, para el advenimiento de este nuevo tiempo.En estos Movimientos se combinan, de facto, la mayoría de los temas de la contracultura emanados de los distintos movimientos señalados supra; ideas y consecuentes prácticas, tienen como eje la autonomía del individuo, un locus de autoridad interno, lo que debe concentrarse en atender al presente, y se encauza hacia la espiritualidad oriental, la experiencia extática y trascendente; se busca la ampliación de la conciencia, el desarrollo de la sensibilidad, y se fija la atención en las sensaciones y el contacto corporal, en desarrollar las potencialidades, la armonía con la naturaleza y la creencia en la energía universal.La contracultura fue un estandarte y el espacio idóneo para la construcción de identidades emergentes y genuinas que buscaban oponerse al proceso de industrialización y mercantilización de la cultura. En los años sesenta fue considerada la forma más radical de luchar contra el establishment y la vía más sólida para revolucionar costumbres y maneras de ser.

  3. Alf Dijo:

    “La contracultura fue un estandarte y el espacio idóneo para la construcción de identidades emergentes y genuinas que buscaban oponerse al proceso de industrialización y mercantilización de la cultura”
    Expresiones como éstas, de la que está lleno este largo escrito, son precisamente las que llenan los argumentos New Age. Se utilizan conceptos, giros del lenguaje, como premisas verdaderas, siendo sólo palabrerío hueco. “espacio idóneo para la construcción de identidades emergentes y genuinas”… qué quedó de todo ese movimiento sino un escepticismo crónico, un escape de la realidad (vía drogas o vida bohemia), un hedonismo semilla de la mentalidad abortista, de la falta de compromiso, en especial el de largo plazo.
    La mejora real del ser humano tiene caminos muy claros pero no muy populares, el ambiente de la farándula y de la opinión pública, es reaccionario al ascetismo de una vida alejada del escándalo; el New Age lo sabe y su pesca se da en ese ambiente de inconformismo epicureo.




css.php