Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Mujer y depresión

SheilaMorataya-Fleishman
28 mayo 2008
Sección: Sin categoría

La depresión parece ser un mal de nuestro tiempo, pero la naturaleza femenina es más susceptible que la del hombre. Sheila Morataya te habla de la depresión desde la perspectiva femenina.
 

“Hay una plástica de los sentimientos bastante estable en todos los idiomas. La felicidad, la exaltación, lo bueno, el control, el altruismo, están arriba. La depresión, el vicio, lo malo están abajo. La felicidad es ancha, expansiva, mientras que la tristeza es estrecha.”- José Antonio Marina.

 

¿Por qué hay tantas mujeres deprimidas hoy en día? Una respuesta podría ser el que vivimos en medio de un mundo totalmente artificial que quiere enamorarte a través del deslumbramiento de los ojos y la exaltación de los sentidos. Modas, olores, sabores y casi todos los productos en el mercado creados para la mujer moderna llevan un mensaje: como mujer eres especial, lo vales, lo mereces, debes ser la número uno en el corazón de tu amado y si no es así estas pérdida. Hoy en día si estas embarazada la gente se preocupa y te pregunta si estas preparada para la depresión post parto. ¿Tendría tiempo la mujer de antaño de pensar en esto?

 

Las mujeres somos muy complejas. Extremadamente difíciles de entender y complacer. El mundo de cada mujer es un verdadero laberinto y un apasionante misterio por resolver. Guardas tus propios secretos y eres muy celosa de compartir tus ambiciones personales con los demás. Cuando estás feliz lo expresas, sin embargo cuando la tristeza o depresión llega a tu vida haces todo lo que puedas para que nadie lo note y te alejas. Podemos describir nuestro mundo de mujer con las palabras del poeta Rilke, “el mundo sentimental (de la mujer) es brillante y oscuro, cálido y gélido, tierno y violento, geométrico y embarullado.”

 

Ser mujer en nuestros días es una aventura apasionante ya que puedes hacer cosas que no hacían las mujeres de hace 200 años. Como mujer de hoy en el mundo te encuentras frente a una realidad psico-social que te diferencia grandemente de la mujer de antaño. Desde 1850 hasta ahora, debido a diversos y nuevos estímulos psico-orgánicos, la aparición del fenómeno de la menstruación se ha adelantado de los 17 a los 11, 12 o 13 años, dándote desde muy jovencita una rica ocasión de reflexionar sobre el sentido y misterio de tu ser femenino. Hoy las mujeres contamos con un promedio de duración de vida mucho más amplio que antes: el término medio que en 1700 era para la mujer, de 25 años, es actualmente de 70 años. Como mujer tienes más tiempo para crear un proyecto de vida y realizarlo pero al mismo tiempo debes aprender a ser consciente de que no podrás ser profundamente mujer si no reconoces tu dimensión relacional al otro sexuado diferentemente a ti, el varón.

¿Por qué te deprimes?

 

“La misión del pensamiento es clarificar y ordenar el mundo que aparece en las vivencias endotímicas”- José Antonio Marina.

 

¿Cómo está tu cabeza? ¿Puedes identificar el motivo verdadero de tu melancolía? Si no es así, ¿podría ser que hay mucho desorden? Tal vez hay cosas que a la larga te impiden ver y vivir sabiendo que como mujer tienes una vocación que “es”, que te llama a desarrollarte en el mundo, en la sociedad como “mujer”. La sociedad en la que tu y yo vivimos tiene una necesidad enorme de mujeres emocionalmente sanas y fuertes, que se nieguen ferozmente a ceder a sentimientos de muerte, melancolía y tristeza pues ellos te impiden iluminar y nutrir aquello para lo cual estas llamada. Es preciso aprender a vivir no enfocada en tus necesidades de una manera desordenada (pues las tienes), sino desarrollando a los otros y nutriéndoles es como pasarás a colmar las tuyas propias.

 

Quizá te encuentres deprimida porque no tienes el trabajo que deseas, las cosas con las que sueñas o porque el hombre que ansías no llega y te pasas las horas y los días lamentándote por esto y sumergida en una profunda tristeza. ¿Te has puesto a pensar que siendo una mujer soltera como lo eres hasta hoy, se te está proporcionado la oportunidad de prepararte cada vez más y hacer cosas que nunca más podrás hacer cuando pases a ser una mujer casada? Si este es tu caso te animo a que sacudas las escamas de la tristeza y te revistas de el vestido de la alegría. No hay nada más refrescante que ver a una mujer alegre.

Pon en papel aquellas cosas que a partir de hoy mismo puedes empezar a hacer para olvidarte de todo lo que necesitas afectivamente. Entre ellas:

 

- Tomar cursos de desarrollo personal

- Registrarte en clases de tenis o golf

- Pertenecer a un grupo en la Iglesia

- Hacer una visita a los asilos de ancianos una vez a la semana

- Plantar un jardín

- Irte al cine tu sola a ver una película sintiéndote feliz de estar contigo a solas.

 

Puede que tu caso sea diferente y ya eres una mujer casada y con hijos. Todo estaría bien para ti si él fuera más atento, si tuviera detalles especiales y no se pasara las horas de las horas trabajando. Muchas veces, se trata de tomar decisiones maduras, cargadas de inteligencia creativa y poner en marcha un plan de acción para fortalecer el matrimonio y salir de la depresión. ¿Qué puedes hacer?

 

-Decidirte a vivir en el mundo estrecho de la tristeza abandonándote a una vida rutinaria y gris o lanzarte desde dentro a nutrir tu matrimonio poniendo tú misma los detalles, las comas y los acentos. Se requerirá mucha conciencia de tu parte de que lo haces porque a ti te da la gana y no porque simple y sencillamente no te queda otra salida. Cuando como mujer casada tomas decisiones para mejorar tu matrimonio lo importante es que lo hagas porque hay amor que vale la pena salvar, porque sabes que así te auto trasciendes y creces y no porque te dejas llevar por un mito o la pura resignación.

 

-Si ves que se acerca un nuevo aniversario y él no da señales de tener planes, comienza tú a planear lo que puedes hacer para que este sea un aniversario especial. ¿Tal vez tu lo invitas a comer y le das un par de regalos? O ¿prefieres seguir esperando a que él lo olvide este año? Tú decides quejarte, entristecerte o amar.

 

-Reflexiona acerca de tu propia actitud interior para estar feliz o triste. Si tu caso es una depresión normal (es decir no hay necesidad de medicamentos especiales o visitas al psicólogo) piensa si hay una raíz de egoísmo que te lleva a cerrarte y dar todo lo que puedes dar. Pedirle a una mujer que sea generosa en nuestros días muchas veces es visto como un sacrificio extraordinario o una proeza que sólo pueden hacer las mujeres que no tienen personalidad o seguridad en ellas mismas. Nada más falso que esto, pues como mujer tienes la capacidad nata en ti misma de hacerlo, de estar en el mundo para acoger la vida y poder darse como un flujo y reflujo entre el todo de la vida y el todo de tu propia donación *, lo importante es que te decidas a hacerlo y al hacerlo te sientas feliz.

 

-¿Ya no te acaricia? Lánzate otra vez, olvídate de tu orgullo y bésalo tú, toma de nuevo su mano, derrite el hielo y al hacerlo siéntete orgullosa y feliz de poder experimentar lo que se siente cuando te decides a actuar como una verdadera mujer. Al principio tal vez podrás enfrentar un debate interior entre el dar y quitar, incluso podrás sentir una sensación de tristeza (el egoísmo quiere que pienses solo en ti), pero si lo estás enfocando con la visión que da la madurez y la conciencia de que la fundación del amor esta anclada en la voluntad y las ganas de hacer que tu matrimonio funcione, todo marchará sobre ruedas.

 

Depresión o Amor

 

Amiga, te invito a que busques y encuentres lo que causa tu depresión y te impide salir al encuentro de los otros. Cuando como mujer no te nutres de los valores que vivifican la vida y te impulsan a dar, caes en el peligro de volverte egoísta y de llenar tu pensamiento de filosofías que no te llevan a tu propio bien y al bien de los otros. Como mujer en tu composición orgánica-genética posees la fuerza necesaria para obligarte a ti misma a interpretar y discernir el motivo de tu tristeza o depresión. La pregunta valiente: ¿Por qué me siento o actúo así?

 

Probablemente te llevará a la conclusión de que tienes que llenar tu vida de algo más, de ese valor fundamental que te hace no cansarte nunca de dar y te obliga a vivir con tus ojos puestos en el cielo. Cuando el alma de mujer interioriza de verdad su vocación al amor entonces de verdad también puede nutrir y transformar.

Comentarios
10 Comentarios en “Mujer y depresión”
  1. Hortencia Dijo:

    a veces se tienen problemas que se tienen y los comentas y nadie te puede ayudar o no quieren escucharte eso a veces es causapara la deprecion

  2. Hortencia Dijo:

    a veces se tienen problemas que se tienen y los comentas y nadie te puede ayudar o no quieren escucharte eso a veces es causapara la deprecion

  3. Hortencia Dijo:

    a veces se tienen problemas que se tienen y los comentas y nadie te puede ayudar o no quieren escucharte eso a veces es causapara la deprecion

  4. Ma. Teresa Milan Dijo:

    Cuando la depresion o una fuerte tristeza se apodera del corazon, se necesita de mucho valor para sobreponerse asi mismos, y colo sacando el orgullo y dignidad que llevamos como personas o hijos de Dios, dentro de nuestro corazon, podremos salir adelante. pero si se necesita ayuda exterior. un buen receptor y al mismo tiempo buen consejero en una palabra un verdadero amigo..de esos que saben y piensan antes de dar un consejo:"Senor, por en mi mente y en mi boca lo que tu le quieres decir a este hijo tuyo que sufre, que yo solo sea instrumento de tu amor"Al menos eso es lo que yo haria al tener enfrente a alguien con depresion o a punto de caer en…

  5. Ma. Teresa Milan Dijo:

    Cuando la depresion o una fuerte tristeza se apodera del corazon, se necesita de mucho valor para sobreponerse asi mismos, y colo sacando el orgullo y dignidad que llevamos como personas o hijos de Dios, dentro de nuestro corazon, podremos salir adelante. pero si se necesita ayuda exterior. un buen receptor y al mismo tiempo buen consejero en una palabra un verdadero amigo..de esos que saben y piensan antes de dar un consejo:"Senor, por en mi mente y en mi boca lo que tu le quieres decir a este hijo tuyo que sufre, que yo solo sea instrumento de tu amor"Al menos eso es lo que yo haria al tener enfrente a alguien con depresion o a punto de caer en…

  6. Ma. Teresa Milan Dijo:

    Cuando la depresion o una fuerte tristeza se apodera del corazon, se necesita de mucho valor para sobreponerse asi mismos, y colo sacando el orgullo y dignidad que llevamos como personas o hijos de Dios, dentro de nuestro corazon, podremos salir adelante. pero si se necesita ayuda exterior. un buen receptor y al mismo tiempo buen consejero en una palabra un verdadero amigo..de esos que saben y piensan antes de dar un consejo:"Senor, por en mi mente y en mi boca lo que tu le quieres decir a este hijo tuyo que sufre, que yo solo sea instrumento de tu amor"Al menos eso es lo que yo haria al tener enfrente a alguien con depresion o a punto de caer en…

  7. Lizy Dijo:

    Ya estuve en tratamiento para depresion, y me senti muy bien, me dieron de alta, y dure unos meses bien,pero de pronto siento ese vacio y esa oprecion en el pecho que no me deja respirar, no me interesa nada, no me importa si mi matrimonio, se rompe, nada tiene sentido, solo se que salgo adelante porque Dios, me hace que recuerde que tengo 3 hermosos niños que me nesecitan,si no estuvieran, ya nada importarian, y x mi esposo no siento nada, y el me trata muy bien.

  8. Lizy Dijo:

    Ya estuve en tratamiento para depresion, y me senti muy bien, me dieron de alta, y dure unos meses bien,pero de pronto siento ese vacio y esa oprecion en el pecho que no me deja respirar, no me interesa nada, no me importa si mi matrimonio, se rompe, nada tiene sentido, solo se que salgo adelante porque Dios, me hace que recuerde que tengo 3 hermosos niños que me nesecitan,si no estuvieran, ya nada importarian, y x mi esposo no siento nada, y el me trata muy bien.

  9. Lizy Dijo:

    Ya estuve en tratamiento para depresion, y me senti muy bien, me dieron de alta, y dure unos meses bien,pero de pronto siento ese vacio y esa oprecion en el pecho que no me deja respirar, no me interesa nada, no me importa si mi matrimonio, se rompe, nada tiene sentido, solo se que salgo adelante porque Dios, me hace que recuerde que tengo 3 hermosos niños que me nesecitan,si no estuvieran, ya nada importarian, y x mi esposo no siento nada, y el me trata muy bien.

  10. María Guadalupe Dijo:

    No todas las depresiones son “imaginaciones”, para llamar la atención o mentales, muchas veces son originadas por una falta de sales, o neutro transmisores, como la o falta de sales, como litio; no hay que hacer caso  omiso; después de que tuve mi tercer hijo, comencé con una despresión posparto la que yo no quería reconocer, lloraba mucho, me sentía totalmente apática; yo me hacía al animo porque Gracias a Dios tengo un esposo y una familia maravillosa; no la tome en cuenta y con el paso de los años hizo crisis; me llevaron con un psiquiatra que no supo diagnosticar; me empastilló, y dio diagnóstico erróneo de esquizofrenia; Gracias a Dios tomamos otra opinión y fuimos con un Médico Psiquiatra católico, que al platicar con mis papás, de mi vida desde la niñez, al platicarle que de pequeña con calentura aunque no fuera muy alta me desmayaba (el umbral de tolarencia a la temperatura que subía era bajo) el pensó en un una pequeña lección por las subidas de temperatura, efectivamente, en el encefalograma y en la Resonancia Magnética, apareció una lección  en el lóbulo temoral derecho, casi insignificante, como el rasguño de un alfiler,  esta lección tan pequeñita hacía que las señales eléctricas del cerebro “dieran un brinco” al llegar a la cicatriz, o sea como un “pequeño corto circuito”, y provocan un tipo de Epilepsia que se manifiesta por depresiones cíclicas; me recetó un neurotrasmisor Carbamazepina, que debo tomar de por vida y ¡Santo remedio! 
    Cabe señalar que nunca se manifestaron las depresiones hasta después de mi tercer parto.
    En todo el tiempo el Amor a Dios y mi Madre María Sma. Fueron mi fuerza y mi Baluarte y de mi familia. Dios es mi Salud.
    Mi depresión no era de origen mental, sino físico.
    También contribuye a las depreciones una mala alimentación, que no este balanceada. Hay muchas causas, no precisamente voluntarias. ¿A quien le gusta estar enfermo? 




css.php