Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Los dos alegres compadres

ArturoBrizio Carter
25 junio 2014
Sección: Sin categoría

     25.6.14

      Queridos amigos, la copa del mundo va tomando forma de tal y este jueves seguirá con un partido que ha acaparado los titulares del morbo: Estados Unidos ante Alemania.

El cotejo a jugarse en la “Arena Pernambuco” de Recife, no tendría mayor chiste si los dos equipos hubieran llegado calificados pero resulta que Portugal todavía tiene algo que decir en el grupo y por ello, se convierte en fundamental el resultado en este cotejo.

Lo que está dando de qué hablar es la cercanísima relación que existe, desde los lejanos tiempos de la juventud, entre los técnicos de ambas selecciones, Jürguen Klinsmann y Joachim Löw.

En la época en que eran futbolistas en ciernes, la vecindad entre ellos hizo que incluso, el chavo Joachim trabajara en la panadería propiedad de los papás de Jürguen. Luego la suerte le deparó al güero la suerte de ser un referente en la selección germana y al morocho, una carrera deportiva más bien grisesita, terminando en la segunda división.

Cuando Klinsmann es nombrado seleccionador teutón, él vivía en Miami y declaraba abiertamente que veía los partidos por televisión mientras que su auxiliar, Löw, era el encargado de asistir a los estadios.

El tercer lugar obtenido en el mundial de Alemania deshizo la pareja en el alto mando germano pero no la relación entre ambos técnicos, quienes mantienen una comunicación basada en el afecto.

Un empate los calificaría a ambos y por ello, las lenguas de doble filo murmuran la posibilidad de un arreglo en lo oscurito, sugiriendo además, que existe una relación demasiado cercana entre ambos adiestradores.

El tema adquiere relevancia y actualidad cuando se recuerda un partido en el mundial de España 82 cuando Alemania enfrentó a Austria en el estadio el “Molinón” de Gijón. Este vergonzoso episodio conocido como el “Vals de Gijón”, hizo que ambos equipos no pasaran del medio campo, logrando una igualada que los metía a la siguiente ronda en prejuicio de la selección de Argelia. A partir de ese escandaloso suceso, la FIFA determinó que los partidos definitivos de grupo, se jugaran a la misma hora.

Sin embargo, me niego a creer que se pueda pactar algo turbio en torno a este partido de futbol. Creo en la ética de estos dos alegres compadres y sobre todo, en el honor de los jugadores.

El futbolista profesional tiene trayectoria, familia y un prestigio que cuidar, Ojo, puede ser que el resultado final sea un empate pero no será por amaño o deshonestidad, quédese usted tranquilo.

Finalmente, solo esperar el veredicto de FIFA en torno al caso del “mordelón” Luís Suárez. Seguramente le espera una sanción ejemplar.

Comentarios
No hay comentarios en “Los dos alegres compadres”


Untitled Document
 

css.php