Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La fuerza del amor

ArturoBrizio Carter
6 agosto 2012
Sección: Sin categoría

Columna olímpica

6.8.12

México obtuvo el fin de semana otra medalla olímpica. Se trató de Laura Sánchez, originaria de Guadalajara, Jalisco, quién en sus terceros Juegos logró subirse al podio de los ganadores.

La historia atlética de la tapatía está vinculada permanentemente al agua, ya que tiró su primer clavado cuando contaba con escasos siete años de edad. Ahora con veintiséis, puede presumir de ser la primera clavadista azteca en obtener un metal olímpico de manera individual.

Sánchez asistió a la justa veraniega por vez primera en Atenas, donde arañó el triunfo ubicándose en la quinta posición en trampolín de 3 metros sincronizado. Volvió en Beijing con un discreto décimo lugar individual y hoy en Londres escribió su nombre en el libro de los records.

 Con la medalla de esta chica, los clavados se convierten en la disciplina que más metales ha dado a México en la historia de estos Juegos, por encima incluso del boxeo. Trece medallas en total han cosechado estos modernos “Voladores de Papantla”.

Sin embargo, la carrera de Laurita no ha sido nada fácil. Las lesiones le han atacado, teniendo que ser intervenida quirúrgicamente en varias ocasiones e incluso arrastrando hasta la fecha una molestia postoperatoria en el hombro, lo que engrandece aún más su hazaña.

Fuera de la fosa de clavados, la vida de esta joven escenificó un escándalo de grandes proporciones cuando su madre, denunció pública y penalmente a su entonces entrenador, Francisco Rueda, por el delito de estupro.

Según el dicho de su progenitora, Rueda mantenía relaciones sexuales con su pupila desde que ella tenía catorce años y ello motivó su desafiliación de la Federación Mexicana de Natación por conducta antiética.

Laura, en ese entonces ya mayor de edad, negó las acusaciones y el mentor logró librar alguna condena en el procedimiento penal e incluso obtuvo su reinstalación como entrenador.

Hace cuatro años contrajeron matrimonio y hasta la fecha continúa manejando esa doble faceta de convivir con su marido y entrenador, encarnados en la misma persona.

Definitivamente la vida de Paco y Laura bien podría acaparar las portadas de esas revistas de chismes que nadie confesamos leer, pero cuya información forma parte de la plática cotidiana o bien dar argumento para crear un guión cinematográfico.

Lo cierto es que, pese a todo, han mantenido su relación y seguramente lo han hecho con base en la inteligencia y el respeto. Debe ser muy complicado pasar tantas horas juntos, además del día con día marital, en las interminables sesiones de entrenamiento en las que el regaño forma parte fundamental del programa.

Felicidades a Laura por su triunfo pero sobre todo por conducirse con la fuerza del amor.


LA TRIVIA DE HOY: ¿Con quién hizo pareja Laura Sánchez en Atenas 2004 en clavados sincronizados?

 

Comentarios
No hay comentarios en “La fuerza del amor”


Untitled Document
 

css.php