Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document
Comentarios
No hay comentarios en “Homosexualidad”
  1. Amanda Valenzuela Dijo:

    tenemos que hacer mucha oración para que esto no pase…

  2. Amanda Valenzuela Dijo:

    tenemos que hacer mucha oración para que esto no pase…

  3. Amanda Valenzuela Dijo:

    tenemos que hacer mucha oración para que esto no pase…

  4. Cary Dijo:

    En mi opinión, así como las comunidades gays se mueven incansablemente por promovomer sus derechos, sería importante que como iglesia nos enfocaramos en cambiar ese concepto de RECHAZO TAJANTE por más bien llevar y dar a conocer información tan valiosa como la que acabo de leer (tanto a padres como a hijos). No es cuestion de aceptar o rechazar, sino de prevenir, pero mientras existan tantos tabus entre a quienes les corresponde guiar (padres de famlia e iglesia)los medios de comunicacion seguiran haciendo de la sociedad lo que les da la gana .También es importante la guía espiritual ya que una persona que no abre su corazòn a Dios al tener acceso a esta informacion ,,,esta únicamente le sirve para justificar y/o entender las causas de su comportamiento. No recuerdo que mi catequista o algún sacerdote hayan tocado temas como estos en mi adolescencia cuando aún no existia el acceso a internet que tenemos hoy día- Sin embargo, si vi videos musicales con besos entre parejas del mismo sexo como algo de lo mas normal. En resumen la informacion y el acceso a guia espiritual son importantes para prevenir dicho comportamiento porque muy dificilmente un hijo podra comunicarle situaciones como estas a sus padres ya que de acuerdo a lo que lei son ellos en gran medida resporsables de que caigan en dicho comportamiento. De igual manera es importante la información para quienes no son suceptibles, pero estan comprometidas con Dios de manera tal que antes que promover el rechazo y la burla puedan contribuir a que la homosexualidad no deje a más hermanos sumergidos en la soledad, el egoismo, la tristeza etc.

  5. Sergio Dijo:

    Señores:He leído el documento propuesto por ustedes.Una de las primeras reflexiones que surgen, es hacer la diferencia clara entre homosexualidad y pederastia; no olvidemos, que entre innumerables miembros del clero regular y secular, los hubo, los hay y los habrá que han cometido pederastia con niñas y niños, atrayéndolos hacía sí con engaños y palabras santas.No debemos, como católicos, relacionar de manera errada una desviación del comportamiento sexual – la pederastia – con una orientación sexual clara como la homosexualidad, por cuanto esta última dice relación con la atracción erótica y sexual que siente una mujer u hombre adulto hacia otra mujer u hombre adulto, tal como ocurre en la heterosexualidad; equivocarnos al hacer una relación entre una desviación del comportamiento sexual con una orientación, es como decir que todos los hombres heterosexuales son violadores o todas las mujeres heterosexuales son ninfómanas.Hay que tener la objetividad suficiente para entender que, la pederastia, no es una cuestión propia de la orientación sexual, sino de la desviación del comportamiento sexual.Aun cuando para la Iglesia pueda parecer aberrante la homosexualidad, como lo fue en su época el que un gran científico señalara que la tierra no era el centro del universo, asimismo, la homosexualidad es una realidad mal entendida; médicamente, se ha establecido que no tiene relación alguna con enfermedad de carácter mental o físico, antes bien, quienes viven esta orientación sexual, son personas que gozan de la misma salud que otro con orientación heterosexual.Por otra parte, hay que dar fe del grado de respeto por el otro, por el hecho de ser otro diferente, evitando la discriminación y haciendo, producto de esto, caer sobre grupos específicos, conceptos que no les son propios, es como decir que los judíos fueron responsables del holocausto por el hecho de ser judíos, o que los gitanos por naturaleza son sucios.No nos equivoquemos, por cuanto estas aseveraciones respecto de otros cuyos comportamientos son distintos de los que practican la mayoría de las personas, más bien huelen a machismo encubierto que a sano juicio.Muchas gracias,SERGIO




Untitled Document
 

css.php