Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Eutanasia: Testimonios


26 junio 2008
Sección: Sin categoría

Vale la pena seguir trabajando

El sacerdote don Luis de Moya quedó tetrapléjico a causa de un accidente. Desde entonces, ha luchado no sólo por aliviar su situación, sino que también ha trabajado para llevar, desde su experiencia, algo de esperanza a muchos otros enfermos.

-  Me costó, es innegable. Pero no supuso para mí una hecatombe. Siempre consideré que los valores importantes de mi vida permanecían inalterables. Afianzado en ellos, se trataba de seguir adelante con lo que todavía me quedaba, que era y es casi todo.

¿Pensó alguna vez que esta vida no merecía la pena?

- En absoluto, porque los ideales no habían cambiado para mí: la dignidad de hijo de Dios no se pierde aunque ya no se pueda caminar. Por lo demás, mi destino en Dios, seguía corriendo de mi cuenta: tenía todavía mucho por hacer. Intentarlo cada día –www.fluvium.org– me ha confirmado en que vale la pena seguir trabajando y que el trabajo fructifica y reconforta. Los momentos duros, que los hay indudablemente, también vienen acompañados de la seguridad indudable de que Dios, Padre bueno y omnipotente, no permite que me sienta en una situación insufrible.

¿Qué se puede aprender de la enfermedad?

- Que la limitación y el sufrimiento vienen con el hombre mismo y que no hay que dramatizar, como si fueran algo extraordinario y sobrehumano.

Muchos se preguntan por qué permite Dios la enfermedad …

- No me parece proporcionado hacerse esa pregunta, como si debiéramos entender todo, como si nuestra inteligencia pudiera ser la medida de toda realidad. No entender y ,sin embargo, no perder por ello la paz, me parece que es lo razonable de quien se sabe criatura. La enfermedad es una escuela permanente. Me parece que nos sitúa en nuestra justa realidad: saber lo que verdaderamente somos y los que no somos, lo que podemos y lo que no podemos, a qué tenemos derecho y a qué no, considero que es una gran lección, pendiente hoy como nunca.

En países como Holanda o Suiza, se está generalizando el "suicidio asistido". ¿No cree que se corre el riesgo de ayudar a suicidarse a personas que, lo que tienen en realidad es una terrible depresión?

- La relación suicidio- depresión se estudia en psiquiatría. Todavía recuerdo recuerdo aquella clase cuando estudiaba medicina. Y la depresión es una enfermedad que tiene tratamiento médico, según han recordado más de una vez los psiquiatras. Y, aunque tal vez no sea así en todos los casos, sí lo es en la mayoría.

¿Qué recomendaría al enfermo que quiere suicidarse?

- Que no lo haga y no se arrepentirá.

¿Y a los familiares de un enfermo que abogan por acabar con su vida?

- Este es el problema. Porque las leyes no las hacen los enfermos. Además, es impensable que se quiera morir una una persona que se sabe querida. Pero amar –amar de verdad– es lo que más cuesta. Les diría, por tanto, que quieran a sus enfermos. Que no regateen en gastos, sobre todo humanos que pueden ser los más costosos.

Comentarios
No hay comentarios en “Eutanasia: Testimonios”


css.php