Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Sexualidad 100% Cristiana

SheilaMorataya-Fleishman
4 agosto 2015
Sección: Blog, Sexualidad, Sheila Morataya

Sheila muy buenos dias. Reciѐn conozco la página Encuentra y me agrado su blog no es fácil encontrar ayuda con enfoque espiritual. Mil gracias.

Mi nombre es Martha Serrano, colombiana. Soy de pastoral de familia. Y brindamos asesoria a parejas con dificultades en su hogar. Uno de los más frecuentes viene siendo la sexualidad mal enfocada: un hombre muy carnal con malos hábitos en lo que mira y desea hacer disgustado con la esposa por no acceder todo el tiempo, generando con esto violencia  y desamor y desligando la espiritualidad de lo sexual.
Sería para nosotros de gran ayuda un tema enfocado para ayudar las parejas en este tema de la sexualidad en la vida matrimonial.

Hola Martha: gracias por una pregunta tan importante.   San Juan Pablo II fue el Papa elegido por Dios para abrir la puerta hacia una comprensión integrada de lo que es la sexualidad humana. De acuerdo a su libro Amor y responsabilidad, en el matrimonio cristiano no cabe la posibilidad de la unión sexual para satisfacer mis ganas y desahogarme yo. Si yo como esposo o esposa voy con esta actitud a estar con mi cónyuge en la intimidad, elijo a partir de ese momento disminuir a la categoría de objeto al otro y despojarle de su dignidad. Este no es amor cristiano.

Pensar de esta manera es no conocer que la unión de los cuerpos es un regalo que Dios da de forma exclusiva a los que se aman en esta modalidad de amor: el conyugal. Este regalo tiene un doble propósito: 1- perfeccionarse en esa unión como personas por medio de la entrega exclusiva al otro. 2- Servir voluntariamente a Dios en la procreación de los hijos.   Pasar por alto este doble principio de la fe Cristiana, lleva a los esposos a asumir una postura egoísta que deja por fuera a Dios, causando con esto una herida mortal en la unión que es sagrada. Por esto mismo nos casamos por la iglesia. Y por ello mismo es tan importante la elección de la pareja “¡Qué vinculación la de los fieles (el hombre y la mujer casados) que tienen la misma esperanza, el mismo deseo, la misma disciplina, el mismo Señor”! escribiría Tertuliano.

Esto me hace pensar en los jóvenes enamorados y quienes están contemplando fundar una familia. Como novios deben orar a Dios y pedir su consentimiento para tener esta conversación tan delicada, crucial y necesaria para edificar un hogar sólido. Las siguientes son preguntas importantes:

-¿por qué quiero levantarme cada día a tu lado?

-¿qué significa para tí la castidad y cómo crees que deberíamos vivirla dentro de nuestro matrimonio?

-¿qué piensas de los métodos anticonceptivos? ¿qué harías si nos dicen que nuestro hijo no viene sano?

-¿qué esperas de mí en la intimidad? ¿quá vas hacer el día que te diga que no quiero estar esa noche contigo?

Si se es estrictamente católico, la respuesta que cada uno debería de escuchar del otro sería algo como lo que sigue: “ novio mío , novia mía sobre todo pienso que somos dos hermanos comprometidos en el mismo servicio: no hay en mi división de espíritu y de carne. Yo creo que donde hay una sola carne, allí hay un solo espíritu. Juntos oraremos, juntos nos acostaremos, juntos cumpliremos la ley del ayuno(que fortalece la voluntad). Creo amada(o) que uno a otro nos enseñaremos, exhortaremos y hasta soportaremos”. (adaptado de Tertuliano).

Jóvenes que piensan así saben que sus cuerpos han sido creados para comunicar el amor de Dios a los hombres, perfeccionándose en ese amor y buscando su bien , además de contribuir a la multiplicación de los hombres. No existe en la pareja que se va a casar, o en aquella que ya ha constituido su vínculo, espacio para el ven, compláceme(auto-gratificación). Mucho menos cabe la posibilidad de que te me vayas a enojar, o a violentarme porque esa noche no quise estar contigo (manipulación) . Cuando el esposo , sobre todo ha comprendido que él es cabeza de la mujer, como Cristo es cabeza de la Iglesia, el Salvador del cuerpo (Efesios 5: 22-23) tratará siempre con ternura, respeto y cuidado a su mujer pues está consciente de su dignidad y de la enorme dignidad de sus cuerpos. Nuestros cuerpos son la misma imagen de Dios , en nuestros cuerpos reside Dios, habita el Espíritu Santo quién nos perfecciona en el amor.

El cuerpo es sagrado. En él reside el misterio del amor de Dios por cada uno, por medio del cuerpo Dios nos permite conocer el placer, el éxtasis y la felicidad así como también el dolor, la incomodidad y el cansancio. Cuando Dios se derrama en nuestros cuerpos por medio del amor esponsal lo que hace es fortalecer la unión que da la bienvenida a los hijos(si está en su plan para ese matrimonio) . Los esposos se convierten en un templo en el que entra Dios para darnos una muestra de lo que será la felicidad en el cielo y vivir en un ѐxtasis eterno dándole gloria.

Es muy importante que si ambos son cristianos y en alguno de los dos se este manifestando el egoismo hacia la propia gratificación, se revise la práctica de la fe.

  • ¿Acudimos con frecuencia al sacramento de la confesión?
  • ¿es la eucaristía la raíz de nuestra vida?
  • ¿leemos diariamente la palabra de Dios?
  • ¿meditamos en Cristo?
  • ¿tenemos una relación cercana con la Virgen Nuestra Señora?
  • ¿oramos juntos antes de un encuentro de los cuerpos?
  • ¿qué libro de espiritualidad nos alimenta? Y ¿qué pasa si solo uno de los dos práctica su fe?
  • Entonces, deberemos tener muy presente que somos amor y que la vocación matrimonial es una tarea de perfeccionarse en el amor. Si tengo una pareja que se alejó de Dios o que no practica la fe , entonces debo pedir un aumento de fe para poder aceptar y realizar el plan que Dios tiene para mi vida dentro del matrimonio. Esto es muy importante pues es lo que permitirá alejarse de la idea de que en el matrimonio es 50% cada uno. Esto sera así para aquellos que no son cristianos, pero para alguien que sigue las enseñanzas de Cristo, representará un llamado específico para ayudar al Señor a cargar su cruz de esa manera. Para ayudar con mi sufrimiento o dolor a redimir el mundo, para acercar a otros a Dios. El matrimonio es una vocación de amor. El amor no pone condiciones , si lo hace, se aleja del objetivo divino que es como ya lo mencioné anteriormente que cada uno se perfeccione en el amor.

Es importante volver la Mirada a los educadores máximos para la relación conyugal:   el sí de María y San José al convertirse en los padres de Cristo. Con su ejemplo, queda claro que no es el sexo, la razón principal de la unión, sino el perfeccionamiento en el amor “este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado” Juan 15:12

Atrévete a ser otro Cristo que pasa,

FIRMASHEILA
Sheila Morataya
Austin, TX
sheilamorataya.co

Comentarios
2 Comentarios en “Sexualidad 100% Cristiana”
  1. Maria Dijo:

    Es considerado pecado el acto del sexo oral en el matrimonio?

  2. Griselda A. Ordaz García Dijo:

    Cuando yo tenia 9 años, una niña de la misma edad, vecina mía, me llevo una revista con imagenes de sexo oral, y me dijo: “Mira: si las mamás quieren que sus hijos se parezcan tienen que hacer esto” Yo me espere hasta que llegara mi mamá y le conté lo que habia pasado. La respuesta de mi madre me parece hasta hoy, después de 38 años, bastante adecuada y divertida: “Hija, ¿a poco has visto que algun niño o niña parezcan pene? jajajajaja, no hija, las personas casadas que se quieren mucho se besan en todo su cuerpo, por que misma carne son y la foto la tomaron en ese preciso momento, podrian haber tomado la foto besandose sus pies, y no es malo pues se pertenecen el uno al otro para otorgarse amor.”




Untitled Document
 

css.php