Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La santidad de vida en el diario existir

P. Alberto Gutiérrez
7 marzo 2016
Sección: Santidad

Cuando yo era niño casi no me gustaba entrar a las iglesias que estaban llenas de santos porque me parecía que estaban tristes o que le dolía algo y evidentemente que para un niño esa imagen de tristeza o dolor no era algo que le atraía para nada. También observaba que algunos santos estaban como si su mente estuviera ida, como si vivieran distraídos o al borde de un ataque de epilepsia. Eso tampoco me gustaba.

Ya en la adolescencia escuché a alguien decir que todos los cristianos debíamos ser santos. Les confieso que no me gustó mucho la idea porque no me parecía bien el que yo debía tener una vida triste, llena de dolor o que tuviera que parecer una especie de lunático.

Como yo en aquella época, hay mucha gente que tiene una idea muy equivocada de la santidad el día de hoy.

En esta meditación intentaré hacerles ver que la santidad es realmente algo muy importante: buscaré esclarecer en qué consiste la santidad, dar algunas pistas para vivirla y establecer la razón por la cual todos debemos buscar ser santos, si queremos alcanzar la salvación, si queremos alcanzar la plenitud de nuestra vida. En una palabra les diré que el ideal de todo cristiano es ser santo.

Primero aclaremos que aquellas imágenes de santos “raros” no corresponden a la vida verdadera de aquellas personas cuya imagen vemos en los altares. Además le doy gracias a Dios que hoy las imágenes van buscando hacerse con aspecto más cercano a nosotros.

Si nos ponemos a estudiar la vida de los santos nos daremos cuenta de que comparten algunos rasgos comunes: todos experimentaron una gran alegría de vivir, eran muy entusiastas, llenos de energía interior y estaban dispuestos a todo por ser personas muy coherentes con sus convicciones. Eran personas que conocían muy bien la realidad y tenían muy bien puestos los pies sobre la tierra y su corazón en el cielo. Eran personas muy amables, bondadosas, amigables y atractivas. Poseía una personalidad magnética. Eran humildes, sencillos y con un gran espíritu de servicio. Sabían compartir y eran personas muy maduras. Pero lo que más lo distinguía era su profundo amor a Dios y al prójimo, que las hacia personas dispuestas a sufrir si era necesario, pero sin perder la alegría del corazón.

Ya desde aquí podemos decir que exactamente lo contrario de la santidad es la tristeza, la amargura, la desesperación, la falta de entusiasmo y de energía; la incoherencia, la hipocresía, la maldad del corazón, la dureza de sentimientos, el irrealismo y el egoísmo.

Este imagen de santidad sí que es muy atractiva ya que ¿quién no quiere ser una persona alegre, contenta de vivir, positiva, servicial, amable, sincera, comprometida con su realidad y llena de vigor espiritual? Se necesitaría ser muy necio o estar mal para no querer ser así.

La Iglesia nos enseña que todos los cristianos estamos llamados a ser santos. Y ¿qué quiere decir esto?

En primer lugar tengamos en cuenta que desde el momento de haber sido bautizados Dios nos ha llamado a ser sus hijos y a vivir entre nosotros como hermanos. El nos ha constituido en discípulos de su Hijo Jesucristo que nos enseña el camino para ser hijos auténticos de Dios y hermanos entre nosotros ¡Estamos llamados a ser divinizados! Leemos en 2 Pedro 1, 4: “y también nos ha otorgado valiosas y sublimes promesas, para que evitando la corrupción que las pasiones han introducido en el mundo, se hagan partícipes de la naturaleza divina”. Los cristianos, “nacidos de Dios” (Jn 1,12-13) tenemos como Padre a Dios.

Incluso somos hermanos de Jesús por ése mismo bautismo, y por ende, si todos somos hijos de un mismo Padre – que es Dios – y todos somos hermanos de Jesús, todos somos hermanos entre nosotros. Y esto no es una alegoría, es –permítaseme decirlo así – ontológicamente un hecho, es una realidad que afecta nuestro ser, nuestra naturaleza.

Hoy, afortunadamente, “existe una mentalidad favorable a la fraternidad. Estamos viviendo una situación de contrastes tan llamativos de vida y de muerte, de abundancia y de miseria, de libertad y de esclavitud, que se apela a la fraternidad como salvación. Todavía se cree en la fraternidad como el rayo de esperanza en una sociedad que buscar solución y se la ve como la que hoy tiene fuerza de convocatoria”.

Sin embargo no haya auténtica fraternidad donde no hay filiación; la fraternidad de los hombres, para ser real, necesita una filiación que sea de todos y real, no metafórica. Ahora bien, el que somos hijos del Dios es una realidad y esto es lo que posibilita que nosotros los hombres que somos de derecho (por gracia) hermanos vivamos de hecho como hermanos.

Es sólo viviendo en Cristo (ver primer tema) como el hombre puede llegar a vivir como verdadero hijo del Dios y hermanos de los hombres (ver segundo tema). Y en esto, precisamente, consiste la santidad. Es santo el que tiene por ideal llegar a vivir como un auténtico hijo de Dios y un gran hermano de los hombres. Y renunciar a este ideal significa renunciar a vivir verdaderamente.

Ahora veamos que el ideal de la santidad significa llevar una vida santa, y si hablamos de vida, es inevitable pensar que lo que está vivo está llamado a crecer, ya que el crecimiento y la maduración es una nota esencial de la vida. La vida sin crecimiento es una contradicción.

El cristiano “está en Cristo” (2Cor 5,17), es “un hombre en Cristo” (2 Cor 12,2) por la participación de la Pascua, y “vive en Cristo” (1 Cor 1,9; 1Jn 4,9).

Ahora bien, esto no significa de ninguna manera una realidad estancada, estacionada, estática. Si hay algo dinámico, verdaderamente dinámico, es precisamente la vida cristiana ya que tiene unos horizontes ilimitados: el cristiano está siempre en camino, siempre creciendo, siempre renovándose, siempre en revisión y en búsqueda de mayor perfección de vida. La vida nueva que le dio Jesús lo impulsa, lo lleva actuar desde dentro, porque lleva en su naturaleza la expansión hacia la consumación total en Dios después de la muerte.

Así que la santidad personal es un ideal que todos los días hay que estar trabajando, hay que está renovando, mientras la vida dure. La santidad que se vive en cada momento de la existencia siempre estará en referencia con la plenitud a la que está constitutivamente orienta: “sed perfectos como mi padre es perfecto” (Mt 5, 48).

Aquí ya podemos llegar a una primera conclusión: el crecimiento de la vida cristiana es una realidad que se nos impone moralmente los bautizados; es decir, estamos obligados a atenderla. No es posible ser cristiano y no querer crecer en santidad.

Atender la santidad la podemos simplificar en un ejemplo: la vida cristiana es como una mesa de tres patas que necesita de las tres para sostenerse. Una pata consistiría en la vida de piedad (oración y sacramentos); otra pata se refiere a la vida de estudio (meditación de la palabra de Dios, cursos, enseñanza cristiana, etc.); y la última pata se refiere a la vida de acción (testimonio de vida en lo cotidiano, apostolado, etc.).

Adviértase que dicho crecimiento debe ser integral. Debes poder decir : “soy una criatura nueva en Cristo y debo ir transformándome en mi totalidad de manera gradual: toda mi persona – mi sentimientos, mi voluntad, mis pensamientos, mis criterios, hasta mi inconsciente. Todo debe quedar bajo el influjo de Cristo. Si soy hijo de Dios y hermano de Cristo, debo luchar por ser cada día más coherente en mi manera de pensar, de sentir y de actuar”.

Es unidos a Cristo que nos sentimos impulsados a vivir de manera coherente en todas las dimensiones y circunstancias de nuestra vida. No se tratara de querer ser bueno para alcanzar a Cristo, sino de vivir unidos a Cristo para ser buenos.

Otro aspecto que no se debe descuidar en la vida de santidad es que resulta imposible crecer espiritualmente en un individualismo cerrado. La vida cristiana exige vivirla en comunidad, crecer con los demás, apoyarse unos a otros y brindar mi apoyo a los que están junto a mí. Es una vida compartida, solidaria, comunicada y comunitaria.

Ser santo, además, implica no sentirse santo, sino reconocer mi condición de pecador para que, con ayuda de la gracia, me decida vivir inspirado en el ideal de santidad.

Soy un luchador, alguien que se está esforzando, está caminando. Al respecto es completamente equivocada la idea de aquellas personas que exigen a quien va a la iglesia que sea perfecto. Me he topado muy seguido con personas que critican a quienes se acercan a Dios diciéndoles frases hirientes como la siguiente: “¡Uy mira cómo te portas y eso que vas a la iglesia!”. O hay otros que quieren justificar su descuido, su ausencia de las cosas de Dios remachando alguna conducta equivocada en aquel familiar o amigo que si se acerca a Dios. Esto contiene un sutil pero poderoso mecanismo psicológico de defensa. Algo así como: “Tu, que vas a la Iglesia debes portarte 100 % bien, mientras que yo, que no voy a la Iglesia tengo derecho a portarme mal”.

Quizás lo que muchos no hemos alcanzado a entender es que la gente no va a la Iglesia porque es buena sino porque está luchando para serlo. Y luchar por ser mejor con medios legítimos es un derecho que todo ser humano tiene. Es como si a un estudiante de medicina se le exigiera ser un perfecto médico durante su época de aprendizaje. Esto sería incoherente y falto de respeto y realismo.

El cristiano, en su afán de ser santo, está siempre en actitud humilde de conversión, de cambio. Él sabe que siempre habrá algo qué transformar, qué mejorar. Y se sabe frágil y susceptible de caídas y retrocesos. Pero eso no lo desanima ya que es consciente de contar siempre con Cristo. Su lema es: “el peregrino está expuesto al polvo del camino”.

Es de suma importancia poner bien en claro que quien quiere emprender la vida de santidad, es decir, quién quiere crecer en su vida cristiana debe aceptar el esfuerzo y la lucha constantes. Debe rechazar la mediocridad, la superficialidad, el simplismo y la comodidad. En la tradición cristiana existe una palabra que nos habla del esfuerzo indispensable en la búsqueda de la perfección cristiana. Dicha palabra es “ascesis” que significa ejercicio, disciplina, esfuerzo continuo.

En la fe significa el conjunto de esfuerzos mediante los cuales se quiere progresar en la vida moral y religiosa; y refiriéndose la vida cristiana, incluye todos los esfuerzos orientados a obtener la perfección cristiana.

Ahora, no es posible hablar de un ideal, de un proyecto, de una meta como es la santidad sin plantear el cómo llegar a realizar dicho ideal. Por eso es imprescindible hablar de los medios concretos de santificación o corremos el riesgo de que todo quede en puras palabras o en un ideal irrealizable; y si algo nos ha enseñado el cristianismo es a llevar a cabo la palabra de Dios, a ponerla en práctica para acreditarle el valor que tiene. Sobre los medios los invitó revisar los dos primeros temas en donde se plantea esto de manera clara.

Deseo finalizar esta reflexión volviendo al principio. Allí se dijo que ser santo es ser alegre, lo cual no implica la negación de la visita del sufrimiento y el dolor, que son parte de la vida del hombre. Sólo que nunca será lo mismo sufrir con Cristo que sufrir sólo, ya que con Cristo el sufrimiento adquiere un rico significado (me permite ser solidario con la salvación del mundo) mientras que el sufrimiento sin Cristo es abatimiento, desolación, fracaso y capitulación.

Ser santo, en una palabra es el deseo de vivir plenamente la vida humana que Dios nos dio para poder alcanzarlo a Él de manera total.

Preguntas:

 

Hoy una sola pregunta:

La verdad, ¿Quieres o no quieres ser santo?

(Te recomiendo que en un lugar apartado de todo ruido y distracción medites una media hora en dicha pregunta).

Comentarios
41 Comentarios en “La santidad de vida en el diario existir”
  1. Eliana Patrdes Dijo:

    Este articulo vino a darme en el clavo, lo necesitaba.(por mi edad, ya no salgo,ni a misa,entonces me alimento espiritualmente por inteernet), Gtacias.

  2. Eliana Patrdes Dijo:

    Este articulo vino a darme en el clavo, lo necesitaba.(por mi edad, ya no salgo,ni a misa,entonces me alimento espiritualmente por inteernet), Gtacias.

  3. Eliana Patrdes Dijo:

    Este articulo vino a darme en el clavo, lo necesitaba.(por mi edad, ya no salgo,ni a misa,entonces me alimento espiritualmente por inteernet), Gtacias.

  4. Leonor Ortiz rosales Dijo:

    No estoy de acuerdo en muchas cosas con la tecnologia….pero si estoy fascinada en este uso de sitios o paginas de educacion y sobre todo catolica….gracias por estar ahi.

  5. Leonor Ortiz rosales Dijo:

    No estoy de acuerdo en muchas cosas con la tecnologia….pero si estoy fascinada en este uso de sitios o paginas de educacion y sobre todo catolica….gracias por estar ahi.

  6. Leonor Ortiz rosales Dijo:

    No estoy de acuerdo en muchas cosas con la tecnologia….pero si estoy fascinada en este uso de sitios o paginas de educacion y sobre todo catolica….gracias por estar ahi.

  7. Carlos Dijo:

    Muy buen artículo. Bastante claro. Felicitaciones a su autor y gracias.

  8. Carlos Dijo:

    Muy buen artículo. Bastante claro. Felicitaciones a su autor y gracias.

  9. Carlos Dijo:

    Muy buen artículo. Bastante claro. Felicitaciones a su autor y gracias.

  10. Pedro Criado Dijo:

    Cristo, da un sentido redentor al dolor y al sufrimiento; ya no sufres en vano.Ademas no conozco a ningun cristiano que no tenga una cruz.Gracias por el portal–¡Si San Pablo hubiera tenido internet, seria la página mas visitada!.

  11. Pedro Criado Dijo:

    Cristo, da un sentido redentor al dolor y al sufrimiento; ya no sufres en vano.Ademas no conozco a ningun cristiano que no tenga una cruz.Gracias por el portal–¡Si San Pablo hubiera tenido internet, seria la página mas visitada!.

  12. Pedro Criado Dijo:

    Cristo, da un sentido redentor al dolor y al sufrimiento; ya no sufres en vano.Ademas no conozco a ningun cristiano que no tenga una cruz.Gracias por el portal–¡Si San Pablo hubiera tenido internet, seria la página mas visitada!.

  13. Mery Champa Dijo:

    Que bueno es saber que por este medio puedes encontrar artículos que te ayuden a disipar tus dudas y sobre todo cuando estas en la lucha de seguir el camino que Dios quiere para todos sus hijos. Gracias

  14. Mery Champa Dijo:

    Que bueno es saber que por este medio puedes encontrar artículos que te ayuden a disipar tus dudas y sobre todo cuando estas en la lucha de seguir el camino que Dios quiere para todos sus hijos. Gracias

  15. Mery Champa Dijo:

    Que bueno es saber que por este medio puedes encontrar artículos que te ayuden a disipar tus dudas y sobre todo cuando estas en la lucha de seguir el camino que Dios quiere para todos sus hijos. Gracias

  16. Diego Zárate Dijo:

    Hola amigos, yo respondo a la pregunta, yo si quiero ser santo, esa es mi gran esperanza, mi salvación, estar junto a Dios, hermanos jamas nos cansemos de amar y servir a Dios, esa ha de ser nuestra mayor alegría, santos son los que necesita la Iglesia y el mundo en la actualidad, yo quiero ser uno de ellos, espero que todos ustedes tambiengracias por todo y Dios los siga bendiciendo

  17. Diego Zárate Dijo:

    Hola amigos, yo respondo a la pregunta, yo si quiero ser santo, esa es mi gran esperanza, mi salvación, estar junto a Dios, hermanos jamas nos cansemos de amar y servir a Dios, esa ha de ser nuestra mayor alegría, santos son los que necesita la Iglesia y el mundo en la actualidad, yo quiero ser uno de ellos, espero que todos ustedes tambiengracias por todo y Dios los siga bendiciendo

  18. Diego Zárate Dijo:

    Hola amigos, yo respondo a la pregunta, yo si quiero ser santo, esa es mi gran esperanza, mi salvación, estar junto a Dios, hermanos jamas nos cansemos de amar y servir a Dios, esa ha de ser nuestra mayor alegría, santos son los que necesita la Iglesia y el mundo en la actualidad, yo quiero ser uno de ellos, espero que todos ustedes tambiengracias por todo y Dios los siga bendiciendo

  19. Mercedes Gonzalez Dijo:

    En este tema de la Snatidad de vida, habla que en otro memento se hablo de los medios de santificación, como puedo conseguir las demas secciones o tiene el Padre Alberto Gutierrez algun libro o pagina donde accesar a todos sus comentarios, ya que me parecen muy atinados y practicos para enseñarselos a mis hijos y a todos. gracias por su atención prestada espero en Dios saber de ustedes

  20. Mercedes Gonzalez Dijo:

    En este tema de la Snatidad de vida, habla que en otro memento se hablo de los medios de santificación, como puedo conseguir las demas secciones o tiene el Padre Alberto Gutierrez algun libro o pagina donde accesar a todos sus comentarios, ya que me parecen muy atinados y practicos para enseñarselos a mis hijos y a todos. gracias por su atención prestada espero en Dios saber de ustedes

  21. Mercedes Gonzalez Dijo:

    En este tema de la Snatidad de vida, habla que en otro memento se hablo de los medios de santificación, como puedo conseguir las demas secciones o tiene el Padre Alberto Gutierrez algun libro o pagina donde accesar a todos sus comentarios, ya que me parecen muy atinados y practicos para enseñarselos a mis hijos y a todos. gracias por su atención prestada espero en Dios saber de ustedes

  22. Gabriel Londono Dijo:

    El articulo esta excelente. No se si el autor es el Padre Jesuita de Bogota. Estoy en Nueva York y feliz meditando en esta pagina. Bendiciones

  23. Gabriel Londono Dijo:

    El articulo esta excelente. No se si el autor es el Padre Jesuita de Bogota. Estoy en Nueva York y feliz meditando en esta pagina. Bendiciones

  24. Gabriel Londono Dijo:

    El articulo esta excelente. No se si el autor es el Padre Jesuita de Bogota. Estoy en Nueva York y feliz meditando en esta pagina. Bendiciones

  25. Marcia Cortes Dijo:

    Amigos,hermoso mensaje. Les recomiendo altamente "Talleres de Oracion y Vida" del Padre Ignacio Larranaga informense en su iglesia mas cercana. Es un apostolado de lujo. Seguir en los pasos hacia la santidad!!Dios los bendiga

  26. Marcia Cortes Dijo:

    Amigos,hermoso mensaje. Les recomiendo altamente "Talleres de Oracion y Vida" del Padre Ignacio Larranaga informense en su iglesia mas cercana. Es un apostolado de lujo. Seguir en los pasos hacia la santidad!!Dios los bendiga

  27. Marcia Cortes Dijo:

    Amigos,hermoso mensaje. Les recomiendo altamente "Talleres de Oracion y Vida" del Padre Ignacio Larranaga informense en su iglesia mas cercana. Es un apostolado de lujo. Seguir en los pasos hacia la santidad!!Dios los bendiga

  28. Santiago Ramírez D. Dijo:

    Cada día podemos descubrir más y más el amor infinito de Dios; todos los articulos que a través de esta pagina; conseguimos muchas ayudas para guíar y orientar a quienes nos lo solicitan y con esa luz y poder de Espíritu Santo el regala a tantos que le seguimos. SIGAMOS LUCHANDO CON FE POR ENCONTRAR LA SANTIDAD. Gracias a Dios por tantos santos como ustedes que nos animan

  29. Santiago Ramírez D. Dijo:

    Cada día podemos descubrir más y más el amor infinito de Dios; todos los articulos que a través de esta pagina; conseguimos muchas ayudas para guíar y orientar a quienes nos lo solicitan y con esa luz y poder de Espíritu Santo el regala a tantos que le seguimos. SIGAMOS LUCHANDO CON FE POR ENCONTRAR LA SANTIDAD. Gracias a Dios por tantos santos como ustedes que nos animan

  30. Santiago Ramírez D. Dijo:

    Cada día podemos descubrir más y más el amor infinito de Dios; todos los articulos que a través de esta pagina; conseguimos muchas ayudas para guíar y orientar a quienes nos lo solicitan y con esa luz y poder de Espíritu Santo el regala a tantos que le seguimos. SIGAMOS LUCHANDO CON FE POR ENCONTRAR LA SANTIDAD. Gracias a Dios por tantos santos como ustedes que nos animan

  31. ana maría Dijo:

    Me gustó mucho lo de que no vamos a la Iglesia porque somos buenos sino porque estamos luchando por ser. buenos. También el que estamos en un tiempo de aprendizaje. Es alentador ante los pocos logros que a veces vemos en nuestra lucha.mil gracias.

  32. ana maría Dijo:

    Me gustó mucho lo de que no vamos a la Iglesia porque somos buenos sino porque estamos luchando por ser. buenos. También el que estamos en un tiempo de aprendizaje. Es alentador ante los pocos logros que a veces vemos en nuestra lucha.mil gracias.

  33. ana maría Dijo:

    Me gustó mucho lo de que no vamos a la Iglesia porque somos buenos sino porque estamos luchando por ser. buenos. También el que estamos en un tiempo de aprendizaje. Es alentador ante los pocos logros que a veces vemos en nuestra lucha.mil gracias.

  34. Vicky Martínez Dijo:

    Aeprendí de un sacerdote que, la santidad hay que pedirla y vivirla cada día. Estamos llamados a ser santos, entonces, ¿que nos cuesta comenzar a pedirla y vivirla” Muy buen tema, muy necesario.

  35. maricela saucedo torres Dijo:

    ME DOY CUENTA QUE HAY MUCHAS COSAS QUE TENGO QUE CAMBIAR CON LA AYUDA DEL SENOR,ME FORTALECE MUCHISIMO LO QUE ACABO DE LEER,TENGO QUE EMPEZAR A PEDIRLE AL SENOR LA SANTIDAD.

  36. Herdel Alguiar Köster Dijo:

    Gracias por tan buena explicación. Ahora se que no debemos temer en luchar por ser santos, Dios nunca nos desampara y si nos manda algún dolor o sufrimento es para hacernos más fuertes. No hay santos tristes.

  37. ZELA ARGENTINA OBREGON SANCHEZ Dijo:

    PRECIOSO EL ARTICULO SOBRE LA SANTIDAD DE UNA MANERA SENCILLA, FELICITO A LA PERSONA QUE LO ESCRIBIO.
    ESTA ES UNA LUCHA CADA DIA POR ALCANZAR LA SANTIDAD TODO ES POSIBLE EN CRISTO Y PIDIENDOLE A MARIA QUE INTERCEDA POR UNO PARA ALCANZAR LOS MISMO SENTIMIENTO DE JESUS , PONIENDO EN PRACTICA EN NUESTRA VIDA CON NUESTRA FAMILIA, EN EL TRABAJO Y EN LA COMUNIDAD Y CON AQUELLOS QUE NO NOS QUIERE.

  38. Cielo Manso Dijo:

    Me aleguchisimo de que hayan personas tan entregadas a dar estas ensenanzas, para mi son de suma importacia porque me inspiran a empreder un camino asia la santidad.

  39. Irma Ramírez Delgadillo Dijo:

    Muy hermoso, soy parte del grupo COFAMI que quiere decir Comunidad de Familias Misioneras de la iglesia San Juan Bautista en el Mezquital Apodaca, Nuevo Leon,en esta semana de la familia se darán temas a los papas de los niños que se están preparando para su primera comunión, y a mi y a mi esposo nos eligieron para dar este tema “la Santidad de vida en el diario existir” ahorita lo estoy estudiando porque daremos el tema este viernes, gracias por toda esta información, es muy interesante y espero que las personas que nos escuchen dar el tema; capten el mensaje que Dios les manda, que Dios los bendiga y mil gracias por tan hermosas palabras……

  40. Domingo Dijo:

    Muy completo el estudio sobre la santidad. Que dios nos ayude a poder vivir esa vida que es la que nos garantiza poder estar en su presencia.

  41. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Gracias por este artículo, personalmente considero que ser Santos es servir en mi comunidad, buscando cada vez facilitarme más llegar a cielo, identificando que elementos me acercan a él y que elementos me alejan, e ir haciendo más continuamente los que me hacercan hasta se que conviertan en hábitos.

    Ps: el texto tiene algunos errores de ortografía.




css.php