Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Cuando sea viejo

Wernher Von Braum
11 julio 2016
Sección: Reflexiones de valor

CUANDOSEAVIEJOLa edad trae una etapa en la vida que no siempre es fácil de llevar, y donde tenemos que ser más comprensivos que nunca.

El día que esté viejo y ya no sea el mismo, ten paciencia y compréndeme.

Cuando derrame comida sobre mi camisa y olvide como atarme mis zapatos, recuerda las horas que pase enseñándote a hacer las mismas cosas.

Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas palabras que sabes de sobra como termina, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño(a) para que te durmieras tuve que contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerrabas los ojitos.

Cuando estemos reunidos y sin querer haga mis necesidades, no te avergüences y compréndeme que no tengo la culpa de ello, pues ya no puedo controlarlas. Piensa cuantas veces cuando niño(a) te ayude y estuve paciente a tu lado esperando a que terminaras lo que estabas haciendo.

No me reproches porque no quiera bañarme; no me regañes por ello. Recuerda los momentos que te perseguí y los mil pretextos que te inventaba para hacerte más agradable tu aseo. Acéptame y perdóname. Ya que soy el niño ahora.

Cuando me veas inútil e ignorante frente a todas las cosas tecnológicas que ya no podré entender, te suplico que me des todo el tiempo que sea necesario para no lastimarme con tu sonrisa burlona. Acuérdate que yo fui quien te enseñó tantas cosas. Comer, vestirte y tu educación para enfrentar la vida tan bien como lo haces, son producto de mi esfuerzo y perseverancia por ti.

Cuando en algún tiempo mientras conversamos me llegue a olvidar de que estamos hablando, dame todo el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde, y si no puedo hacerlo no te burles de mí; tal vez no era importante lo que hablaba y me conforme con que me escuches en ese momento.

Si alguna vez ya no quiero comer, no me insistas. Sé cuanto puedo y cuanto no debo. También comprende que con el tiempo ya no tengo dientes para morder ni gusto para sentir.

Cuando me fallen mis piernas por estar cansadas para andar, dame tu mano tierna para apoyarme como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernas.

Por ultimo, cuando algún día me oigas decir que ya no quiero vivir y solo quiero morir, no te enfades. Algún día entenderás que esto no tiene que ver con tu cariño o cuanto te ame. Trata de comprender que ya no vivo sino que sobrevivo, y eso no es vivir.

Siempre quise lo mejor para ti y he preparado los caminos que has debido recorrer. Piensa entonces que con el paso que me adelanto a dar estaré construyendo para ti otra ruta en otro tiempo, pero siempre contigo.

No te sientas triste o impotente por verme como me ves. Dame tu corazón, compréndeme y apóyame como lo hice cuando empezaste a vivir. De la misma manera como te he acompañado en tu sendero te ruego me acompañes a terminar el mío. Dame amor y paciencia, que te devolveré gratitud y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti.

 

Comentarios
6 Comentarios en “Cuando sea viejo”
  1. marta ibarra quiroz Dijo:

    nesecitamos saber si podemos utilizar las mejores reflexiones cuando sea viejo" en una revista y programa para canal de TV como mensajes de ejemplos de vida, nos interesa su respuesta a la brevedad.Agradeciendo su gestión atte Marta Ibarra

  2. Manuel Dijo:

    Yo pienso que si se puede utilizar porque esa es la finalidad, llevar el mensaje mediante la refelxion y porque lo que esta escrito aqui no es de la propia autoria de la pagina es autoria de usuarios como nosotros que enviamos las refelxiones.Saludos.

  3. AMERICA Dijo:

    al empezar a sentir la vejez es un retroceso al nacimiento. es decir, volvemos a depender de los que nos rodean para sobrevivir, asi como cuando dependìamos cuando nacimos para vivir. debemos de valorar a los ancianos porque son los sabios recolectores de la vida

  4. jesus Dijo:

    dichoso los hijos que ven a sus padres y sobre todo los cuidan y protegen en su vejez

  5. donfede Dijo:

    Cuanta verdad,encierra esa reflexión. No siempre los hijos, entienden que la mayor parte de sus habilidades, las tienen porque ese viejo que ya norespetan se las implanto, sin costo alguno,y cuidando de no burlarse de las torpezas en su apredizaje.
    Casi todos loa tropiezos,del autor, los cometo yo, y además arastro los pies, ya cansinos, y la memoria…me siento todos los dias sobre ella, si, ahi donde lo pensais.

  6. Diego Novoa Hernández Dijo:

    Muchas gracias por este escrito; considero vital el respeto a los adultos mayores, entendiendo que todos tenemos un padre y una madre los cuales envejecerán e igualmente vernos en ellos cuando seamos viejos; debido a lo cual debemos servirles y aliviarles la vida como a nosotros nos gustaría vivir nuestra vejez




css.php