Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Pecado Mortal


4 marzo 2008
Sección: Pecado

El pecado mortal implica la muerte del alma, porque destruye la caridad en el corazón del hombre por una infracción grave de la ley de Dios.

“Es la transgresión deliberada y voluntaria de la ley moral en materia grave”.

El pecado mortal implica la muerte del alma porque destruye la caridad en el corazón del hombre por una infracción grave de la ley de Dios; aparta al hombre de Dios, que es su fin último y su bienaventuranza, prefiriendo un bien inferior.

Para vivir espiritualmente, el hombre debe permanecer en comunión con el supremo principio de vida, que es Dios, en cuanto es el último fin de todo su ser y obrar. Ahora bien, el pecado es un desorden perpetrado por el hombre contra ese principio vital. Y cuando por medio del pecado el alma comete una acción desordenada que llega hasta la separación del fin último Dios al que esta unida por la caridad, entonces se da el pecado mortal (Exh. Ap. “Reconciliación y Penitencia”, n. 17, del 2-XII-84).

 

El pecado mortal en relación a Dios y en relación al hombre

En relación a Dios el pecado mortal supone: 

a) gravísima injusticia contra su supremo dominio al sustraerse de su ley;

b) desprecio de la amistad divina, manifestando enorme ingratitud para quien nos ha colmado de tantos y tan excelentes beneficios;

c) renovación de la causa de la muerte de Cristo;

d) violación del cuerpo del cristiano como templo del Espíritu Santo.

Por todo ello, teniendo en cuenta la distancia infinita entre el Creador y la criatura, el pecado mortal encierra una maldad en cierto modo infinita. Además, como el orden moral tiene carácter eterno ley eterna, destino eterno del hombre, su negación consciente rebasa el tiempo y llega hasta la eternidad.

 

En relación al hombre

El pecado mortal supone la negación del primer y más fundamental valor ontológico: la dependencia de Dios. La consecuencia primera ser la aversión habitual de Dios, de la que se siguen:

a) La pérdida de la caridad y la privación de la gracia santificante, es decir, del estado de gracia. Con ello se pierden las virtudes infusas, los dones del Espíritu Santo y la presencia de inhabitación de la Santísima Trinidad en el alma.

b) La pérdida de los méritos adquiridos durante la vida.

c) El oscurecimiento de la inteligencia que la misma ceguedad de la culpa lleva consigo.

d) La pérdida del derecho a la gloria eterna. Si no es rescatado por el arrepentimiento y el perdón de Dios, causa la exclusión del Reino de Cristo y la muerte eterna del infierno; de modo que nuestra libertad tiene poder de hacer elecciones para siempre, sin retorno (Catecismo, n. 1861).

e) El pecado atenta también contra la solidaridad humana, ya que el pecador no sólo se perjudica a sí mismo sino que, en virtud del dogma de la Comunión de los Santos, daña además a la Iglesia y aun a la totalidad de los hombres.

f) El reato de pena y esclavitud de Satanás; de hijo de Dios el hombre pasa a ser enemigo de Dios. El concilio de Trento (ses. 14, cap. 5) señala que “todos los pecados mortales, aun los de pensamiento, hacen a los hombres hijos de la ira y enemigos de Dios”.

Aunque el pecador no quiera el alejamiento de Dios, sabe muy bien que independientemente de sus deseos subjetivos, el orden moral objetivo establecido por Dios prohíbe o manda esta acción, castigando con la pena eterna el hacerla u omitirla y, a pesar de saber todo eso, la realiza o la omite. Por un instante de gozo, fugaz y pasajero, acepta quedarse sin su fin sobrenatural eterno.

 

Condiciones para que haya pecado mortal

Para que haya pecado mortal se requiere que la acción reúna tres condiciones: materia grave, plena advertencia y perfecto consentimiento.

 

Materia grave

No todos los pecados son igualmente graves, puesto que caben distintos grados de desorden objetivo en los actos malos, así como distintos grados de maldad subjetiva al cometerlos. Para que se de el pecado mortal se requiere materia grave, en sí misma (porque el objeto de aquel acto es en sí mismo grave, p. ej., el aborto) o en sus circunstancias (p. ej., por el escándalo que puede causar).

Para reconocer si la materia es grave, habrá que decir que todo aquello que sea incompatible con el amor a Dios supone materia grave (es claro, por ejemplo, que la blasfemia o la idolatría no admiten consorcio alguno con el amor a Dios).

b) Los que no siempre son mortales (llamados pecados graves, ex genere suo), ya que aunque se refieran a materia gravemente prohibida (p. ej., el hurto), admiten parvedad de materia, de modo que si sólo hay materia leve no pasan de pecado venial (p. ej., robar una cosa insignificante).

 

Plena advertencia

En primer lugar la advertencia se refiere a dos cosas:

1) advertencia del acto mismo: es necesario darse cuenta de lo que se esté haciendo (p. ej., no advierte totalmente la acción el que está semidormido);

2) advertencia de la malicia del acto: es necesario advertir aunque sea confusamente que se está haciendo un pecado, un acto malo (p. ej., el que come car- ne en vigilia, pero ignora absolutamente que lo es, advierte la acción comer carne, pero no su ilicitud).

Cabe también decir que la advertencia moral no comienza sino cuando el hombre se da cuenta de la malicia del acto: mientras no se advierta esta malicia no hay pecado.

Sin embargo, también es preciso señalar que para que haya pecado no es necesario advertir que se esta ofendiendo a Dios; basta darse cuenta aunque sea confusamente que se realiza un acto malo.

 

Perfecto consentimiento

Como el consentimiento sigue naturalmente a la advertencia, resulta claro que sólo es posible hablar de consentimiento pleno cuando ha habido plena advertencia del acto.

Si no hubo advertencia plena del acto o de su malicia, puede también decirse que falla el perfecto consentimiento para la realización de ese acto o para su imputabilidad moral.

Es importante distinguir entre `sentir” una tentación y `consentirla”. En el primer caso se trata de un fenómeno puramente sensitivo de la parte animal del hombre, mientras en el segundo es ya un acto plenamente humano, pues supone la intervención positiva de la voluntad.

No es siempre fácil saber si hubo consentimiento pleno. En el caso de duda sirve fijarse en lo que pasa ordinariamente: quien ordinariamente consiente debe juzgar que consintió, y al contrario. Igualmente es importante recordar que es ilícito proceder con duda: debe salirse de ella antes de actuar.

No debe confundirse el consentimiento semi-pleno o la falta de consentimiento con una acción voluntaria que alguien realiza bajo coacción física o moral superable.

Por ejemplo, aquel que, amenazado de muerte, inciensa un ídolo, hace un acto perfectamente consentido: ha aceptado positivamente en su voluntad el ser idólatra, aunque lo hiciera bajo coacción.

Comentarios
30 Comentarios en “Pecado Mortal”
  1. geraldine vera torres Dijo:

    esta muy vacano lo que dicen ahi y ademas todo eso es cierto

  2. javier ruiz Dijo:

    podria ejemplificar cuales son los pecados capitales y como se pueden limpiar

  3. RENAN Dijo:

    si se podria espesificar cuando y donde se comete pecado mortal

  4. juan Miguel Dijo:

    quisiera mas informe de ustedes.

  5. jeremy yazan Dijo:

    esta muy chevere

  6. jeremy yazan Dijo:

    esta muy chevere

  7. jeremy yazan Dijo:

    esta muy chevere

  8. Yudinna Dijo:

    quisiera mas informes de ustedes para crecer cada dia en mi fe. gracias y bendiciones

  9. Yudinna Dijo:

    quisiera mas informes de ustedes para crecer cada dia en mi fe. gracias y bendiciones

  10. Yudinna Dijo:

    quisiera mas informes de ustedes para crecer cada dia en mi fe. gracias y bendiciones

  11. RAFAEL Dijo:

    LES FELICITO POR ESTE PORTAL NOS AYUDA EN NUESTRAS DUDAS, ESPERO QUE SIGAN ADELANTE EN ESTA EVANGELIZACION BENDICIONES RAFAEL C.S ECUADOR

  12. Alba Dijo:

    me podrian dar un ejemplo de los pecados mortales Gracias

  13. yadira Dijo:

    Sanben porque el sacramento una reconciliacion ;no lo sabel por eso el sacramento enimportante porque nos perdona los pecados cometidos sespues del bautismo devuelve la amistad con Dios y nos reconcilia con Èl , con nosotros mismos ; con los demàs.

  14. josselin sevilla m Dijo:

    hola!
    Soy de una familia catolica, y trato de seguir las leyes de Dios apesar de las contradicciones de la vida y de la gente….tengo 2 hijos y los estoy eduacando en una verdadera fe cristiana y aun conservo mis valores…. hace unos dias un tio de mi esposo se suicido…algunas personas dicen que ya nada se puede hacer por su alma…que no tiene caso ni rosarios ni misas…ni nada… lo conocimos y no fue mala persona…callo en los vicios y en la desesperacion…que podemos hacer por su alma para que dios lo perdone…algunos de nosotros creemos que el que le roguemos a dios para que lo perdone por medio de misas y rosarios no estaria por demas, ayudenme por favor… es desolador saber que no merece una oracion!

  15. Liliana Dijo:

    Suicidio y Misericordia Divina

    http://encuentra.com/sin-categoria/suicidio_y_misericordia_divina13351/

  16. vivi Dijo:

    hola me parece muy interesante, creo que debemos estar siempre al lado de jesus para nunca cometer pecado,lsi alguien necesita de este servicio por favor comunicarse al siguienta numero:3118049742
    .chao!

  17. Daniel Dijo:

    MIRA JOSSELIN NADIE, NI LA IGLESIA AFIRMA QUIEN ESTÁ O NO EN EL INFIERNO, NO SABEBOS SI EL MISMO JUDAS ISCARIOTE ESTÁ AHI, SOLO SABEMOS CONFIRMADAMENTE QUIENES ESTAN GOZANDO DE LA GLORIA, (LOS SANTOS), SI TU PARIENTE SE SUICIDÓ, ES TRISTE EL DECIRLO PERO COMETIÓ UN PECADO MUY GRAVE, PERO TAMBIEN LO ES QUE SOLO DIOS MISMO SABE QUE FUE LO QUE LO ORILLÓ A ELLO, SI UNA ENFERMEDAD COMO LA DEPRESION, O TAL VEZ LA DESESPERACION POR ALGUNA CIRCUNSTANCIA, O EL ASEDIO O TENTACION DEL MISMO DEMONIO.

    POR LO ANTERIOR SOLO DIOS PODRA JUZGARLO, Y SI POR ALGUNA CAUSA SU PLENA ADVERTENCIA EJEMPLO CUANDO PENZÓ SUICIDARSE NO TUVO EN MENTE QUE ERA PECADO LA ADVERTENCIA QUIZA NO FUE PLENA POR LO TANTO DIOS LE TENGA MISERICORDIA.

    RECEN, OREN Y HAGAN MISAS POR EL, YA QUE EL PECADO COMETIDO ES MUY GRANDE PERO DE LO QUE ESTOY SEGURO ES QUE EL AMOR Y LA MISERICORDIA DE DIOS ES MAYOR.

  18. NELSY LA BEBE Dijo:

    me encanta esta pag

  19. Francisco Dijo:

    En contestación a Alba sobre ejemplos de pecados mortales, le escribo lo siguiente:
    En una buena cuestión, que yo mismo me he hecho a menudo. La mejor respuesta la encontré en el libro del sacerdote italiano D. Raimondo Marchioro en su traducción española “La confesión sacramental” (2ª Ed.) Editorial Rialp S.A., Madrid.
    En la página 32 dice literalmente:
    “Materia grave: transgredir gravemente una ley divina o humana, eclesial o civil: He aquí una lista de la principales y más comunes transgresiones de esas leyes:
    - Negar o dudar de la existencia de Dios, o de cualquier verdad de fe enseñada por la Iglesia.
    - Blasfemar contra Dios, la Virgen María o los santos, profiriendo -también mentalmente- palabras y expresiones injuriosas.
    - No asistir a Misa en domingo o en las fiestas de precepto sin ningún motivo grave, sino solo por pereza, negligencia o mala voluntad.
    - Tratar de modo gravemente ofensivo a los propios padres o superiores.
    - Matar a una persona o herirla gravemente.
    - Provocar directamente el aborto.
    - Cometer actos impuros: en solitario (masturbación) o en compañía (fornicación, adulterios, actos homosexuales o cualquier otra especie de impureza).
    - Impedir de cualquier modo la concepción , en el cumplimiento del acto conyugal.
    - Robar objetos o bienes de otros de valor estimable, o sustraerlos mediante engaños o enredos.
    - Defraudar el fisco en cantidad notable.
    - Infligir un grave daño físico o moral a otra persona mediante la calumnia o la mentira.
    - Consentir pensamientos o deseos impuros de todo lo que prohíbe el sexto mandamiento.
    - Cometer graves omisiones en el cumplimiento de los propios deberes.
    - Recibir en pecado mortal un sacramento de vivos: Confirmación, Eucaristía, Unción de enfermos, Orden y Matrimonio.
    - Embriagarse o drogarse hasta el punto de perder en gran parte las facultades mentales.
    - Callar en la confesión, por vergüenza, cualquier pecado grave.
    - Causar escándalo al prójimo con graves acciones o actitudes.”

  20. Janeth Dijo:

    Una gran pregunta que me perturba la mente y he buscado respuestas y no las encuentro, que opina la iglesia catolica sobre el sexo oral en el matrimonio es pecado o no???

  21. MARTIN Dijo:

    PARA JANETH
    JANETH SU PREGUNTA ME PARECE MAS APROPIADA PARA HACERLA A UN PARROCO NO SE PUEDE CONTESTAR AQUI.
    LO QUE ES SEGURO ES QUE EL SEMEN SE DEBE DEPOSITAR EN LA VAGINA.
    LES RECOMIENDO A TODOS LOS QUE QUIERAN CONOCER MEJOR SU FE EL LIBRO “PARA SALVARTE” DE JORGE LORING , SE PUEDE LEER GRATUITAMENTE EN LINEA!!!

    MARTIN carlos459459@hotmail.com

  22. jose Dijo:

    gracias me salvaron de una tarea

  23. gaby Dijo:

    gracias me encanto la pagina, me fue muy util pues tengo que dar una charla acerca de el pecado y los tipos de pecado

  24. nathalia Dijo:

    pues es deverdad interesante pero ojala que esto sea sierto por que quetal creer en lo que no es verdad de todos muy buen trabajo.

  25. Ricardo Dijo:

    buena pagina tienen bien explicadas las definiciones.

  26. Juan Dijo:

    Mis felicidades a los escritores; muy bien explicado, comentado y lo han hecho lo más posible comprensivo de entender. Además, no falta nada y es justo lo que buscaba. Repito, y de corazón os lo digo;
    ¡FELICIDADES!

  27. sara Dijo:

    muy bn los felicito

  28. alexandraJA Dijo:

    esto estuvo interesante Y SOY CATOLICA

  29. maria Dijo:

    Se agradece al conjunto de personas que nos ayudan con esta pagina, ya q fue sumamente importante para reflexionar mi conciencia.

  30. Alma salome Zetter Zermeño Dijo:

    Es bueno conocer los limites para evitar caer en faltas, y ayudar a personas que no tienen una idea clara. Leeré el Libro Para Salvarte.




Our prices are compared canadian pharmacies price comparison from our prescription service.