Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Vocación Sacerdotal


12 junio 2008
Sección: Pastoral Juvenil

 “No me habéis elegido vosotros a mí, sino que Yo os he elegido a vosotros” ( Jn 15,15).

El Sacerdote es un hombre tomado de entre los hombres para servir a los hombres en las cosas de Dios; para ofrecer sacrificios y oraciones por su pueblo, y por los pecados propios y ajenos. (Hb 5,1).

 

Es un hombre que tiene limitaciones como todo ser humano, pero al mismo tiempo es distinto de los demás porque Dios lo ha llamado a una tarea muy especial.

 

Es un mediador como Cristo entre Dios y los hombres.

 

Es el hombre de la oración que reza por sí mismo y por sus hermanos.

 

La vocación sacerdotal es una opción de libertad. Dios llama y deja libre al hombre para que acepte o rechace este llamado.

 

Es un don de Dios según las palabras de Jesús: “No me habéis elegido vosotros a mí, sino que Yo os he elegido a vosotros” ( Jn 15,15).

 

La misión del sacerdote consiste en:

 

- Anunciar a todos la Buena Nueva del Evangelio.

 

- Presidir en la comunidad las celebraciones de la Misa, ofrecer sacramentalmente el Sacrificio de Cristo.

 

- Bautizar, que significa introducir a los hombres con Dios y con la Iglesia.

 

- Administrar la unción de los enfermos, aliviar espiritualmente a los quebrantados de salud.

 

- Bendecir y asistir a la unión de los esposos.

 

Hay tres funciones que realiza el sacerdote:

 

a) Pastor: El sacerdote ha de entregar su vida siempre al servicio de los demás, como Cristo el Buen Pastor, en una entrega que tiene grandes satisfacciones como trabajos y sacrificios. Además, ha de poner mucho empeño en la liberación integral de los pobres y los oprimidos, debe obrar siempre con criterios evangélicos. Debe creer en la fuerza del Espíritu para no caer en la tentación de hacerse líder político o funcionario de un poder temporal.

 

b) Esposo de la iglesia: Es aquel que debe defender los intereses de la comunidad cristiana, vigilar que no se viole la dignidad de la persona. Se puede decir que el Sacerdote anuncia el Reino de Dios que se inicia en este mundo y que tendrá su plenitud cuando Cristo venga al final de los tiempos. Por el servicio de este Reino, el Sacerdote abandona todo para seguir a su Señor. Signo de esta entrega radical es el celibato ministerial, don de Cristo mismo y garantía de una dedicación generosa y libre al servicio de los hombres.

 

c) Cabeza de la Iglesia: Mediante la consagración sacramental, el sacerdote se configura con Cristo y recibe como don una potestad "espiritual" que es participación de la autoridad con la cual Jesucristo, mediante su Espíritu Santo, guía a la Iglesia. Es “Cabeza” en el sentido nuevo y original de ser “Siervo” (Mc. 10,45). La autoridad de Jesucristo Cabeza coincide con su servicio, con su don, con su entrega total, humilde y amorosa a la Iglesia.

 

 

 

Jornada Vocacional.

Equipo Diocesano de Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Acapulco.

 

 

————–

Fuente:

Pastoral Juvenil Coyuca

http://pjcweb.org
Comentarios
No hay comentarios en “Vocación Sacerdotal”
  1. Alberto Guadalupe Dijo:

    bueno ingrese a esta pagina porque en mi ha despertado el deseo de ser seminarista, para luegos ser sacerdote quisiera pedirles que si por favor me mandarian toda la informacion necesaria acerca de cualquier seminario de saltillo, en fin informacion de como me debo preparar para ingrear en uno y pues cuanto he de tardar para ser sacerdote, bueno espero su informacion.gracias

  2. Angel Dijo:

    Saludos, de verdad ser seminaritsa implica un gran compromiso, solo quiero decirles que poco a poco, se va descubriendo mas el llamado de Dios….

  3. Alexander Dijo:

    No por casualidad he leido este artículo, realmente estoy buscando lecturas, oraciones, reflexiones que me ayuden en un proceso de discernimiento vocacional, desde hace unos años le he sido esquivo al señor para ingresar a un seminario y quizas ordenarme como sacerdote, ojala al finalizar este año 2010 le tenga uina respuesta al Señor. Si cuentan con material con gusto lo leere.