Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Evitar la curiosidad de saber las vidas ajenas

Tomás de Kempis
9 julio 2008
Sección: Imitación de Cristo

Jesucristo:

1. Hijo, no quieras ser curioso, ni tener cuidados impertinentes. ¿Qué te va a ti de esto o de lo otro? Sígueme tú. ¿Qué te importa que aquel sea tal o cual; o que este viva o hable de este o del otro modo? No necesitas tú responder por otros, sino dar razón de ti mismo. ¿Pues por qué te ocupas en eso? Mira que yo conozco a todos; veo cuanto pasa debajo del sol, y sé de que manera está cada uno, qué piensa, que quiere, y a qué fin dirige su intención. Por eso se deben encomendar a Mí todas las cosas; pero tú consérvate en santa paz, y deja al bullicioso hacer cuanto quisiere. Sobre él vendrá lo que hiciere, porque no puede engañarme.

2. No tengas cuidado de la autoridad y gran nombre, ni de la familiaridad de muchos, ni del amor particular de los hombres. Porque esto causa distracciones y grandes tinieblas en el corazón. De buena gana te hablaría mi palabra, y te revelaría mis secretos, si tú esperases con diligencia mi venida, y me abrieses la puerta del corazón. Está apercibido, y vela en oración, y humíllate en todo.

Comentarios
1 comentario en “Evitar la curiosidad de saber las vidas ajenas”
  1. Luis Armando Dijo:

    Para que desear lo menos si podemos tener Lo Más? Lo podemos lograr con la ayuda de Dios, dejando entrar en nuestra alma a Cristo, su hijo bien Amado. Nos basta su presencia para abandonarnos en El y no desear nada más.

    No dejemos que los distractores externos nos quiten nuestros goces internos; esforcémonos por rechazar cualquier distracción como juzgar al prójimo, sin tener ninguna autoridad para hacerlo, y concentrémonos en tener limpia la casa para recibir a nuestro Dios y disfrutar en santa paz de Su Presencia; mientras más lo intentemos más pronto lo lograremos, claro, con Su ayuda.
    No nos dejemos encandilar con la luz de nuestro prójimo, pues sólo la Luz de Jesús es el verdadero camino a nuestro Padre, a través de Él…




css.php