Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Métodos psicofísicos-corpóreos para la oración


19 junio 2008
Sección: Iglesia y oración

La postura más propicia para el recogimiento puede expresar simbólicamente la misma oración, variando según las culturas y la sensibilidad personal.

26. La experiencia humana demuestra que la posición y la actitud del cuerpo no dejan de tener influencia sobre el recogimiento y la disposición del espíritu. Esto constituye un dato al que han prestado atención algunos escritores espirituales del Oriente y del Occidente cristiano.

 

Sus reflexiones, aun presentando puntos en común con los métodos orientales no cristianos de meditación, evitan aquellas exageraciones o visiones unilaterales que, en cambio, con frecuencia se proponen hoy en día a personas insuficientemente preparadas.

 

Los autores espirituales han adoptados aquellos elementos que facilitan el recogimiento en la oración, reconociendo al mismo tiempo su valor relativo: son útiles si se conforman y se orientan a la finalidad de la oración cristiana (30). Por ejemplo, el ayuno cristiano posee ante todo el significado de un ejercicio de penitencia y de sacrificio, pero, ya para los Padres, estaba también orientado a hacer más disponible al hombre para el encuentro con Dios y al cristiano más capaz de dominio de sí mismo y, simultáneamente, más atento a los hermanos necesitados.

 

En la oración el hombre entero debe entrar en relación con Dios y, por consiguiente, también su cuerpo debe adoptar la postura más propicia al recogimiento (31). Tal posición puede expresar simbólicamente la misma oración, variando según las culturas y la sensibilidad personal. En algunos lugares, los cristianos están adquiriendo hoy una mayor conciencia de cómo puede favorecer la oración una determinada actitud del cuerpo.

 

27. La meditación cristiana del Oriente (32) ha valorizado el simbolismo psicofísico, que a menudo falta en la oración de Occidente. Este simbolismo puede ir desde una determinada actitud corpórea hasta las funciones vitales fundamentales, como la respiración o el latido cardíaco. El ejercicio de la «oración a Jesús» por ejemplo, que se adapta al ritmo respiratorio natural, puede —al menos por un cierto tiempo— servir de ayuda real para muchos (33). Por otra parte, los mismos maestros orientales han constatado también que no todos son igualmente idóneos para hacer uso de este simbolismo, porque no todas las personas están en condiciones de pasar del signo material a la realidad espiritual que se busca. El simbolismo, comprendido en modo inadecuado e incorrecto, puede incluso convertirse en un ídolo y, como consecuencia, en un impedimento para la elevación del espíritu a Dios. Vivir en el ámbito de la oración toda realidad del propio cuerpo como símbolo es todavía más difícil: puede degenerar en un culto al mismo y hacer que se identifiquen subrepticiamente todas sus sensaciones con experiencias espirituales.

 

28. Algunos ejercicios físicos producen automáticamente sensaciones de quietud o de distensión, sentimientos gratificantes y, quizá, hasta fenómenos de luz y calor similares a un bienestar espiritual. Confundirlos con auténticas consolaciones del Espíritu Santo sería un modo totalmente erróneo de concebir el camino espiritual. Atribuirles significados simbólicos típicos de la experiencia mística, cuando la actitud moral del interesado no se corresponde con ella, presentaría una especie de esquizofrenia mental que puede conducir incluso a disturbios psíquicos y, en ocasiones, a aberraciones morales.

 

Esto no impide que auténticas prácticas de meditación provenientes del Oriente cristiano y de las grandes religiones no cristianas que ejercen un atractivo sobre el hombre de hoy —dividido y desorientado—, puedan constituir un medio adecuado para ayudar, a la persona que hace oración, a estar interiormente distendida delante de Dios, incluso en medio de las solicitaciones exteriores.

 

Sin embargo, es preciso recordar que la unión habitual con Dios, esa actitud de vigilancia interior y de invocación de la ayuda divina que en el Nuevo Testamento viene llamada la «oración continua» (34), no se interrumpe necesariamente ni siquiera cuando hay que dedicarse, según la voluntad de Dios, al trabajo y al cuidado del prójimo. «Ya comáis, ya bebáis o hagáis cualquier otra cosa», nos dice Apóstol, «hacedlo todo para gloria de Dios» (1 Cor 10, 31). Efectivamente, la oración auténtica, como sostienen los grandes maestros espirituales, suscita en los que la practican una ardiente caridad que los empuja a colaborar en la misión de la Iglesia y al servicio de sus hermanos para mayor gloria de Dios (35).
Comentarios
7 Comentarios en “Métodos psicofísicos-corpóreos para la oración”
  1. Alejandrina Jiménez Acosta Dijo:

    Me parece que estos boletines me ayudan mucho a mi crecimiento espiritual y además me informan para saber cada dia más , gracias

  2. Alejandrina Jiménez Acosta Dijo:

    Me parece que estos boletines me ayudan mucho a mi crecimiento espiritual y además me informan para saber cada dia más , gracias

  3. Alejandrina Jiménez Acosta Dijo:

    Me parece que estos boletines me ayudan mucho a mi crecimiento espiritual y además me informan para saber cada dia más , gracias

  4. ligia herrera Dijo:

    Que bueno es saber que podemos orar haciendo cosas,,, yo cuando manejo hago mi rosario o los misterios que pueda y en la noche en la soledad de mi cuarto termino mis oraciones ya en calma…

  5. Enrique Dijo:

    Más que la postura psicofisica-corporal, es la actitud y pereisposición de humildad y mansedumpre que debemos adoptar, cuando tenemos la Gracia de poder dirigirnos a Dios, nuestro señor. El hecho de poder hora en un momento determinado del día o de nuestra vida ya es una Grtacia que la recibidos de Dios y el Espíritu Santo. Con ella, con la oración y nuestra Actitud, podemos dirigirnos al Dios que no se puede ver, al Dios invisible, gracoas a si imagen, el Primogénito de toda la Creación. Col,1,15.

    Por ello, debemos agradecer a nuestro Señor que nos permite dirigirnos a El, como a un gran amigo que siempre está atento a lo que nosotros hacemos o decimos durante nuestra existencia. porque EL ES NUESTR ROCA, NUESTRA FORTALEZA Y NUESTRO LIBERADOR. Salm.17,3
    Que Dios los bendiga

  6. Miguel Oscar AguadoDonayre Dijo:

    Para todo hay un momento y cuando se trata de dirigirnos a nuestro Creador lo hacemos mediante la Oraciòn lo que debe ser muy especial, por eso cuando estamos en la Iglesia todo queda afuera, es la casa de Dios, no nay tiempo para otra cosa que no sea para nuestro Altisimo Dios.

  7. Norma Torres Burciaga Dijo:

    Yo quiero darles un empujon un pequeño donativo pero diganme como lo hago a traves de envierles un cheque. gracias
    norma




css.php