Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Homilías del Ciclo C

Padre Jorge Loring
18 julio 2008
Sección: Homilías

El Evangelio de hoy nos habla del fin del mundo. Esto me da pie para hablar de que la Ciencia confirma la fe. Sabemos por el Evangelio que este mundo va a tener un final. Pero es bonito saber que la Ciencia dice lo mismo.

 

1.- El Evangelio de hoy nos habla del fin del mundo. Esto me da pie para hablar de que la Ciencia confirma la fe. Sabemos por el Evangelio que este mundo va a tener un final. Pero es bonito saber que la Ciencia dice lo mismo.

 

2.- Es frecuente que los medios de comunicación nos repitan que la Ciencia se opone a la Fe. Esto no es verdad. Jamás ha habido contradicción entre la Ciencia y la Fe.

 

3.- Pero para que esta afirmación general sea cierta hay que matizarla. Cuando hablo de Ciencia hablo de Ciencia indiscutible, no de la hipótesis de trabajo de un científico que mañana puede ser desbancada por la hipótesis de otro científico.

 

4.- Y cuando hablo de Fe hablo de DOGMAS DE FE, no de normas disciplinarias de la Iglesia.

 

5.- Pero entre la Ciencia indiscutible y los Dogmas de Fe jamás ha habido contradicción, ni la habrá en el futuro, pues las dos vienen de Dios.

 

6.- Ciencia es el estudio de las leyes de la Naturaleza para aplicarlas a la técnica y al progreso.

 

7.- Fe es el estudio de la verdades que Dios ha revelado.

 

8.- Y Dios no va a contradecirse entre lo que me comunica por la Naturaleza y lo que me comunica por la Revelación.

 

9.- Y la Ciencia no sólo no contradice a la Fe, sino que la va confirmando en su progreso. Por eso dijo Pío XII en un discurso a la Academia Pontificia de Ciencias: «La Ciencia moderna descubre a Dios detrás de cada nueva puerta que abre».

 

10.- El Evangelio de hoy nos habla del fin del mundo y la LEY DE LA ENTROPÍA también, pues la energía del universo se va degradando y llegaremos, como dijo Eddington, «a la muerte térmica del cosmos». Es como un reloj de arena en el que se va vaciando el cono de arriba.

 

Segundo Domingo de Adviento – Año C

Decía el Bautista: «Soy una voz que clama en el desierto». Esto tiene hoy gran aplicación, pues hay mucho desinterés por lo religioso.

 

 

1.- Decía el Bautista: «Soy una voz que clama en el desierto».

 

2.- Esto tiene hoy gran aplicación, pues hay mucho desinterés por lo religioso.

 

3.- La gente se preocupa mucho por vivir bien : confort, diversiones, nivel económico, etc.

 

4.- Pero poco interés por practicar la religión.

 

5.- Leí una frase en un libro de Santo Tomás Moro, aquél gran santo inglés que murió martirizado por Enrique VIII de Inglaterra por ser fiel al Papa, y no aprobar la mala conducta del rey que se separó de la Iglesia Católica para poder casarse con Ana Bolena dejando a su esposa Catalina de Aragón. El pensamiento es éste: Si vas a ir a vivir lejos de tu actual domicilio para el resto de tu vida, no gastas dinero y tiempo en acomodar tu actual vivienda. Todo tu esfuerzo es acomodar la vivienda a donde irás a vivir para el resto de tu vida.

 

6.- Pues pronto vamos a dejar esta vida para pasar a la gloria eterna. ¿Por qué no nos preocupamos de acomodar nuestra vivienda eterna?

 

7.- La única ornamentación de nuestra vivienda eterna son la buenas obras.

 

8.- Hacemos buenas obras, no por narcisismo (vernos bonitos); ni por pelagianismo (creernos que vamos a merecernos el cielo sólo por nuestra buenas obras). Sabemos que el cielo nos lo ha ganado Jesucristo, pero Él quiere que colaboremos con nuestras buenas obras.

 

9.- Hagamos hoy lo que nos alegraremos de haber hecho en la hora de la muerte, y no lo que entonces nos pesará.

Tercer Domingo de Adviento – Año C

Este Evangelio me sugiere hablar del deber de la limosna.

 

Lc. 3:10-18

 

1.- Este Evangelio me sugiere hablar del deber de la limosna.

 

2.- Los españoles damos muy pocas limosnas.

 

3.- En mi libro PARA SALVARTE pongo las cantidades que los españoles gastamos en limosnas y en gastos supefluos.

 

4.- Los datos son oficiales, sacados de la CONTABILIDAD OFICIAL DEL ESTADO.

 

5.- Uniendo lo que damos en todas las campañas del HAMBRE, CRUZ ROJA, CARITAS, DOMUND, etc., son veinte mil millones de pesetas. Y sólo en bebidas alcohólicas gastamos al año trescientos mil millones de pesetas, en tabaco quinientos mil millones, y en loterías y juegos de azar cuatro billones de pesetas.

 

6.- Aproximadamente cada español gasta al año 15.000 pesetas en juegos de azar, y da de limosna setenta pesetas al año. ¡VERGONZOSO!

 

7.- Los americanos nos dan ejemplo. En América es frecuente dar el 10% de lo que se gana: el diezmo. No es obligatorio, pero es una buena costumbre.

 

8.- En mi libro PARA SALVARTE pongo una orientación:

Separar gastos fijos. De lo que sobre, la mitad en vestir y diversiones, etc.; y de la otra mitad el 50% para ahorrar y el otro 50% para limosnas.

 

9.- San Juan recomienda dar el 50%. Si tienes dos capas, dale una al que no tiene. Depende de la generosidad de cada uno.

Cuarto Domingo de Adviento – Año C

El Evangelio de hoy me sugiere hablar de la servicialidad, pues María fue a ayudar a su prima Isabel en su avanzado embarazo.

 

Lc. 1:39-45

 

1.-El Evangelio de hoy me sugiere hablar de la servicialidad, pues María fue a ayudar a su prima Isabel en su avanzado embarazo.

 

2.- María tenía excusas para no haber hecho el viaje, pero su espíritu de servicio pudo más, y fue a ayudar a su prima.

 

3.- Es muy importante que sepamos poner las necesidades del prójimo por encima de las nuestras.

 

4.- Hay un cuento en el que un ángel vio que los hombres tenían sólo un ala, y así no podían volar. Entonces le pregunta a Dios por qué ha hecho a los hombres así, y Dios le contesta que para que los hombres se necesiten unos a otros para volar, y así practiquen la caridad. Por eso Dios ha repartido los dones. Los hombres somos diferentes para que nos ayudemos unos a otros. En una ocasión leí la historia de dos soldados heridos en la guerra, uno ciego y el otro cojo: el ciego cargó con el cojo y el cojo guiaba al ciego. Se ayudaron los dos mutuamente y salieron andando.

 

5.- Otra lección del Evangelio de hoy es que Isabel reconoce que María es la Madre de Dios, pues le dice: «¿de dónde a mí que venga a visitarme la Madre del Señor»? El Señor es Dios.

 

6.- Las palabras de Isabel han pasado al Avemaría: «Bendita tú eres entre todas las mujeres».

 

7.- Éste es un bonito piropo para la Virgen. Por eso le gusta que recemos el Santo Rosario, porque se lo repetimos cincuenta veces, y Ella lo oye con agrado.

 

8.- En casi todas las apariciones de la Virgen Ella pide que recemos el Rosario. Deberíamos organizar nuestro tiempo para rezarlo a diario. Rezado en común o ante un sagrario tiene indulgencia plenaria.

 

 

NAVIDAD – Ciclo C

Jesús quiere que le amemos porque Él nos amó primero. Para eso vino al mundo. Para salvarnos y para que vivamos con esperanza y paz. La verdadera paz es la que viene de Dios.

 

 

1.- Nos están paganizando la Navidad lo mismo que la fiesta de los difuntos con HALLOWEN.

 

2.- Estas fiesta se han convertido en días de adornos, luces, grandes cenas, de regalos, etc., con olvido de lo religioso.

 

3.- Me llegó por INTERNET, un narración ficticia escrita por Jesús invitado a la fiesta de su cumpleaños. Se quejaba de que él estaba sólo, sentado en un rincón. Nadie le hacía caso. Todos se divertían con gorros colorados, pero nadie se acordaba de su cumpleaños. Todo el centro de la atención era un viejo con barba blanca vestido de colorado (Papá Noel). Había regalos para todos, pero ningún regalo para él que celebraba su cumpleaños, y debía ser el protagonista de la fiesta. Además, los regalos que se daban unos a otros eran muy caros, y los regalos que Él quería no costaban dinero: una sonrisa para una persona que no la recibe de nadie, ser amable con quien nos resulta antipático, ayudar a quien lo necesita, etc.

 

4.- Pero sobre todo Él espera es el regalo de nuestro amor. Que le hagamos un sitio en nuestro corazón. Que quitemos de nuestro corazón todo eso que es incompatible con Él. Si lo hacemos así Él estará en nuestro corazón más a gusto que en el pesebre, pues las pajas no le amaban, y nosotros sí podemos amarle.

 

5.- Jesús quiere que le amemos porque Él nos amó primero. Para eso vino al mundo. Para salvarnos y para que vivamos con esperanza y paz. La verdadera paz es la que viene de Dios.

 

6.- Si embargo Dios está cada vez más ausente de la sociedad. Cada vez hay menos gente en las misas de gallo, pero grandes multitudes en la movida juvenil. Y muchas cenas copiosas que se prolongan hasta la madrugada.

 

7.- Dos pensamientos podían presidir nuestra Navidad: alegría y solidaridad.

 

8.- Alegría porque Dios se ha hecho hombre para redimirnos. Dice San Pablo: «Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios, sino que despojándose de su rango, tomó la condición de hombre, pasando por uno de tantos» (Filipenses, 2:6s).

 

9.- Dios ha asumido la condición humana en todo menos en el pecado. No sólo en lo noble y grande del hombre, sino también en lo débil, pobre y doloroso. Nace como hombre, vive como hombre y muere como hombre. Corre nuestra suerte. Se solidariza con nuestra condición humana. Por eso el hombre no vive solo, no sufre solo, no muere solo. Dios está con él. Y es el alivio de nuestras penas y sufrimientos. Esto es motivo de alegría.

 

10.- Y también de solidaridad. Si Dios se hace solidario con el hombre, también nosotros con nuestros hermanos. Así lo desea Él. «Lo que hicisteis con estos…». El desentenderse es un pecado de omisión. Debíamos hacer algo en ayuda de los demás. Seamos solidarios y vivamos alegres.

SEGUNDO DOMINGO DE NAVIDAD – C

A Dios no lo ha visto nadie. Esto de da pie para hablar de los que no creen en Dios porque no se han encontrado con Él por la calle.

 

 

1.- En el Evangelio que acabo de leer dice San Juan que a Dios no lo ha visto nadie.

 

2.- Esto de da pie para hablar de los que no creen en Dios porque no se han encontrado con Él por la calle.

 

3.- Recuerdo lo que dijo el astronauto soviético Leonov, en tiempos de Stalin, que para hacer propaganda del ateísmo dijo en una rueda de prensa, comentando su salida de la cápsula: «Me he paseado entre las estrellas y allí no me he encontrado a Dios».

 

4.- Esto es una necedad. Dios estaba entre las estrellas, pero a Dios no se le ve con los ojos de la cara, sino con el entendimiento.

 

5.- A Leonov le faltó el sentido para conocerlo. Como un sordo en un concierto, que no se entera de nada.

 

6.- Para conocer a Dios no es necesario verlo. Lo puedo conocer viendo su obra: el cosmos.

 

7.- Para conocer el talento de un artista no es necesario verlo en persona: basta contemplar su obra.

 

8.- Al ver la belleza de la Virgen de LA PIEDAD de Miguel Ángel pienso en el talento del artista que de un bloque de piedra ha sacado esa belleza de rostro. Nadie dice que esa obra de arte ha salido por casualidad: por erosión.

 

9.-Viendo la naturaleza pienso en el talento del que la ha hecho:

la belleza de una flor y de una pluma de pavo real; la técnica del ojo humano y de la agilidad de una mosca; la grandeza de Andrómeda y la maravilla del ADN, etc.

 

10.- Por eso dice la Biblia que «el que viendo la NATURALEZA ignora a Dios, es un necio».

 

EPIFANÍA- Ciclo C

Celebramos hoy la fiesta de Epifanía: la adoración de los Reyes Magos al Niño Jesús.

 

Mateo 2, 1-12

 

1.- Celebramos hoy la fiesta de Epifanía: la adoración de los Reyes Magos al Niño Jesús.

 

2.- Epifanía significa en griego MANIFESTACIÓN, pues hoy celebramos la MANIFESTACIÓN del Salvador a los gentiles.

 

3.- Los llamados Reyes Magos eran personas importantes y cultas venidas de oriente en busca del Niño que acababa de nacer.

 

4.- Los orientales llamaban magos a sus doctores sabios. En lengua persa, mago significa "sacerdote". La tradición, más tarde, ha dado a estos personajes el título de reyes, como buscando destacar más aún la solemnidad del episodio. Esta atribución de realeza a los visitantes ha sido apoyada ocasionalmente en numerosos pasajes de la Escritura que describen el homenaje que el Mesías de Israel recibe por parte de los reyes extranjeros.

 

5.- Habían visto su estrella. Ellos sabían que aquella estrella no era normal. Tenía un significado extraordinario.

 

6.- Es indiferente si se trató de un milagro o de un fenómeno astronómico. Algunos dicen que fue el cometa Halley, pero eso no es posible pues este cometa pasó junto a la Tierra el año 12 antes de Cristo. El astrónomo Kepler opina que pudo ser la conjunción de Júpiter y Saturno que sucedió el año que nació Jesús, y debió brillar descomunalmente.

 

7.- Lo importante es el mensaje: Dios se manifiesta a los gentiles, pues viene a ser el Salvador de toda la humanidad, no sólo del pueblo judío.

 

8.-Ésta es la razón del rechazo de los judíos, que no quieren un Mesías universal, y están esperando su Mesías particular que les dé el dominio del mundo entero. Así opina el historiador Ricardo García Villoslada.

 

Primer Domingo de Cuaresma – Año C

El Evangelio de hoy nos habla de las tentaciones de Cristo. Esto me da pie para hablar del demonio: de su existencia y de su actuación en el mundo.

 

1.- El Evangelio de hoy nos habla de las tentaciones de Cristo. Esto me da pie para hablar del demonio: de su existencia y de su actuación en el mundo. Que el demonio existe es dogma de fe. Dice la Biblia que hubo ángeles que pecaron y fueron condenados al infierno. Ésos son los demonios. También dice la Biblia que el demonio anda rondándonos, esperando la ocasión de darnos un zarpazo.

 

2.- Sobre la existencia del demonio le oí decir por Televisión Española al P. Salvador Muñoz Iglesias, Catedrático de Sagrada Escritura en Madrid, en el programa EL PULSO DE LA FE: «El que no crea en el demonio sólo tiene dos opciones. Decir que Cristo nos engañó o que se equivocó. Si no podemos aceptar ninguna de estas dos opciones tenemos que aceptar la existencia del demonio, por el modo de hablar de Cristo.

 

3.- Hace algún tiempo fui invitado a la televisión vasca a un debate sobre la existencia del demonio. Uno de mis contrincantes dijo que el demonio era un invento de los curas para asustar al pueblo. Yo le contesté que la misión de la Iglesia no es asustar, sino informar. Por eso avisa que hay demonio y hay infierno. Porque son dos verdades reveladas por Dios. Y le puse este ejemplo: Si VD. va por la carretera y se encuentra un letrero que dice CARRETERA CORTADA – PUENTE HUNDIDO, Vd. no piensa que ese cartel es para asustarle, sino para avisarle de un peligro. Y si no hace caso y sigue a 120, al llegar al río se va al agua de cabeza.

 

4.- El demonio también actúa, tentándonos y hasta con posesiones diabólicas, como el caso histórico de la película EL EXORCISTA. Fue una posesión diabólica por jugar a la «OUIJA».

Pero el demonio, dijo San Agustín, es un perro atado, sólo muerde al que se le acerca. Las mejores armas para defendernos del demonio son: la oración (en el Padrenuestro pedimos protección contra él), la Eucaristía, la Confesión, la devoción a la Virgen y llevar siempre encima un crucifijo. El demonio huye del crucifijo. Es mejor llevar colgado al cuello un crucifijo o una medalla que un colgajo que no sirve de nada.

 

Dios quiere que todos los hombre se salven, pero espera nuestra colaboración. Él mereció nuestra redención, pero ésta será inútil si no ponemos de nuestra parte.

 

Lc. 13:1-9

 

1.- La parábola de la higuera estéril es para pensar.

 

2.- Dios quiere que todos los hombre se salven, pero espera nuestra colaboración. Él mereció nuestra redención, pero ésta será inútil si no ponemos de nuestra parte.

 

3.- Dios no suple lo que no hacemos por pereza o desinterés.

 

4.- Es distinta la responsabilidad de los que no conocen a Dios inculpablemente. Es el caso de los infieles que no han oído hablar de Jesucristo.

 

5.- Pero en nuestra sociedad creo que nadie es inculpable de no conocer a Dios, pues tenemos a mano montones de facilidades para conocer la existencia de Dios y el mensaje de Cristo.

 

6.- Dios, que es justo, sabrá calibrar el grado de responsabilidad que tenemos en nuestro obrar.

 

7.- Pero la parábola de hoy es clara: Dios espera de nosotros buenas obras.

 

8.- Y si por nuestra culpa no danos buenos frutos, nos hace leña y al fuego eterno.

 

9.- Estamos a tiempo de rectificar y convertirnos. Todos podemos ser mejores de lo que somos.

 

10.- Después de la muerte ya no se puede rectificar. Eternamente permaneceremos en el estado que nos coja la muerte.

Cuarto Domingo de Cuaresma – Año C

Este Evangelio nos narra la parábola del Hijo Pródigo. Es una de las joyas literarias del Evangelio. Nos expresa la misericordia de Dios.

 

1.- En Evangelio que acabo de leer nos narra la parábola del Hijo Pródigo.

 

2.- Es una de las joyas literarias del Evangelio. Nos expresa la misericordia de Dios.

 

3.- El PADRE sale al encuentro de su hijo, le da un abrazo y no le deja pronunciar el discurso que el hijo traía preparado, pues la alegría de haberlo recuperado era lo más importante.

 

4.- La conducta del PADRE contrasta con la actitud del otro hijo que censura a su padre por la fiesta que ha organizado.

 

5.- Esto me trae a la memoria esa frase del Evangelio que a veces no se entiende bien: «Hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse».

 

6.- Esta alegría es un aumento de alegría por la alegría distinta que le da el pecador que vuelve arrepentido.

 

7.- Es el aumento de alegría que siente un padre cuando el hijo enfermo se cura, o la madre cuando vuelve el hijo que se había ido al extranjero a trabajar.

 

8.- No es que el padre prefiera que el hijo se ponga enfermo, o la madre que su hijo se vaya al extranjero a trabajar. Pero cuando esta situación se acaba, éstos dan a sus padres una alegría distinta de la que le dan los hijos sanos, o que han permanecido en casa.

 

9.- Por eso el hijo debería haber comprendido la alegría de su padre y no tener celos de su hermano.

 

10.- Si somos pecadores volvamos arrepentidos a los brazos del PADRE. Y si no nos hemos marchado de su casa, pidamos que vuelvan los que se fueron para que el PADRE tenga esa alegría.

 

 

Quinto Domingo de Cuaresma – Año C

Cuando nadie la condena y se han ido todos le dice a la mujer: «yo tampoco te condeno. Vete en paz pero no vuelvas a pecar». Cristo perdona pero exige arrepentimiento y propósito de la enmienda.

 

La mujer adúltera

 

1.- El pasaje de la adúltera del Evangelio de hoy me sugiere hacer dos comentarios.

 

2.- Primero, la inteligencia de Cristo, como hombre. Los fariseos le ponen una trampa muy bien pensada: si dice «soltadla» va contra la ley; si dice «apedreadla», ¿dónde está su misericordia? Pero Él se sale por la tangente: «el que esté sin pecado que tire la primera piedra». Y se pone a escribir con el dedo en la arena del suelo.

 

3.- No dice el Evangelio lo que escribió, pero dice que fueron marchándose uno a uno; por eso podemos suponer que escribió palabras clave que cada uno veía que se refería a él, y antes de ser descubierto, se marchaba.

 

4.- Por ejemplo, escribió «Raquel» y uno de los presentes piensa: «eso va por mí, porque Raquel es mi querida que tengo en el pueblo vecino». Escribe: «Samuel» y otro piensa: «eso va por mí, porque Samuel es un vecino a quien debo dinero pero no le pago porque él ha perdido el papel justificante». Etc., etc.

 

5.- Y cuando se han ido todos le dice a la mujer: «yo tampoco te condeno. Vete en paz pero no vuelvas a pecar». Cristo perdona pero exige arrepentimiento y propósito de la enmienda.

 

7.-La palabra de Cristo supone que el adulterio es pecado. Es importante tener esto en cuenta porque el adulterio se ha convertido en el deporte nacional. Los Medios de Comunicación Social nos airean continuamente los adulterios de las personas famosas, y nos lo quieren presentar como una cosa normal. Incluso hay personas famosas que van a la televisión a contar sus adulterios como si fueran hazañas. Que quede claro que el adulterio es un pecado muy grave, Lo que vale es lo que dice Cristo, no la conducta de la gente, aunque sean famosos.

 

 

Segundo Domingo de Pascua – Año C –

Cristo les da poder de perdonar los pecados: «A quienes perdonéis sus pecados, Yo les perdono; y a quienes no les perdonéis, Yo tampoco». Cristo delega el perdón de los pecados a los Apóstoles y a sus legítimos sucesores que son los sacerdotes.

 

 

1.- El Evangelio que acabo de leer me sugiere hacer tres consideraciones.

 

2.- Primero, Cristo entra en el Cenáculo estando las puertas cerradas. El cuerpo resucitado no está sometido a las leyes físicas. El cuerpo glorioso no está sometido a la impenetrabilidad de la materia. Yo sólo puedo entrar en una habitación si la puerta está abierta. El cuerpo glorioso atraviesa las paredes.

 

3.- Los Apóstoles se asustan y creen que es un fantasma. Cristo les tranquiliza de que no es un fantasma, y les pide algo de comer, y come con ellos para demostrar que no es un fantasma. Esta aparición confirma la resurrección de Cristo.

 

4.- Y Cristo les da poder de perdonar los pecados: «A quienes perdonéis sus pecados, Yo les perdono; y a quienes no les perdonéis, Yo tampoco». Cristo delega el perdón de los pecados a los Apóstoles y a sus legítimos sucesores que son los sacerdotes.

 

5.- Muchos se saltan a la torera el sacramento del perdón y piden a Dios perdón directamente, sin confesarse. No vale. El modo de alcanzar el perdón de Dios es el que Él ha dispuesto, no lo que a mí me parezca, me guste o me convenga.

 

6.- La tercera consideración es sobre el acto de fe de Santo Tomás: «Señor mío y Dios mío».

 

7.- Es muy bonita costumbre decirlo en la ELEVACIÓN DE LA SAGRADA HOSTIA Y DEL SAGRADO CÁLIZ. Y yo suelo añadir: «Que tu SANTA REDENCIÓN que estamos celebrando en esta SANTA MISA consiga mi salvación eterna y la de todos los que van a morir hoy. Amén».

 

8.- Hoy pido por los moribundos de hoy, y mañana por los de mañana. El momento de la muerte es el más importante de la vida, pues de él depende la vida eterna.

 

 

Tercer Domingo de Pascua – Año C –

En este Evangelio Jesús le pregunta tres veces a Pedro si le ama. Es la reparación de la tres negaciones de Pedro, que después lloró amargamente durante toda su vida.

 

Jn. 21:1-19

 

1.- En el Evangelio que acabo de leer Jesús le pregunta tres veces a Pedro si le ama. Es la reparación de la tres negaciones de Pedro, que después lloró amargamente durante toda su vida.

 

2.- Después de las tres afirmaciones de Pedro, Jesús le da autoridad para dirigir su rebaño, que es la Iglesia.

 

3.- Esto me da pie para hablar de la autoridad del Papa, a quien debemos obedecer.

 

4.- No sólo cuando habla «ex cathedra», que al ser infalible una desobediencia en ese punto sería una herejía.

 

5.- También debemos obedecerle en sus otros mandatos, aunque no sean infalibles. Por ejemplo cuando habla de la liturgia.

 

6.- A veces se dicen y se escriben cosas contrarias a lo que dice el Papa. Fue famoso el chiste que corrió sobre Hans Küng. Éste se permitía oponerse a lo que decía el Papa, y alguien se le ocurrió decir: «El Papa no es infalible, dice el infalible Hans Küng». Es ridículo que algunos pretendan que sus ideas sean más acertadas que las del Papa. Es lógico que Dios inspire al Papa lo que quiere de su Iglesia, pues lo ha puesto en el timón de la nave; y no a un marinero que su misión es baldear la cubierta.

 

7.- Jesús pide a Pedro amor. Entre nosotros no es frecuente el culto de adoración. Pedimos y damos gracias a Dios, pero le adoramos poco. A veces se censura el esplendor del culto, o la riqueza de los templos. ¿Por qué no se vende esa riqueza y se da el dinero a los pobres? Porque no se puede hacer. Porque esa riqueza no es de nuestra generación. Es de la Iglesia de todas las generaciones. Lo mismo que el Presidente del Gobierno de España no puede vender el museo del Prado para remediar a los necesitados de hoy. El museo no es suyo ni nuestro, es de todos los españoles de las futuras generaciones.

 

 

Quinto Domingo de Pascua – Año C –

Cristo nos da hoy el gran mandamiento de la convivencia humana: «Amaos unos a otros». Si esto se cumpliera la vida en la tierra sería un pedazo de cielo.

 

Jn. 13:31-35

 

1.- Cristo nos da hoy el gran mandamiento de la convivencia humana: «Amaos unos a otros».

 

2.- Si esto se cumpliera la vida en la tierra sería un pedazo de cielo.

 

3.- La mayoría de las desgracias que nos hacen sufrir es por el egoísmo y el odio de los hombres.

 

4.- Con este mandamiento de Cristo no habría injusticias ni opresiones.

 

5.- Ni habría terrorismo, que es la plaga que tiene amedrentado al mundo entero.

 

6.- Ls expresión de este mandamiento la da Cristo en otro sitio:

«Pórtate con los demás como te gusta que se porten contigo». «No hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti».

 

7.- Es la regla de oro de la caridad cristiana y de la convivencia entre los hombres.

 

8.- Por eso dijo Pío XII: «Si queremos un mundo mejor hagamos mejores a los hombres».

 

9.- Y lo que hace mejores a los hombres es la RELIGIÓN CATÓLICA. Es un disparate quitar la enseñanza de la religión de las escuelas. Esto será volver a la barbarie. Más terriorismo, más violencia doméstica, más violaciones, más robos, más atracos, más corrupción, etc., etc.

 

10.- Sin religión no hay motivación suficiente para ser persona honrada. Sobre todo en las tentaciones fuertes.

 

Sexto Domingo de Pascua – Año C –

Jesús nos dice en este Evangelio que mandará al ESPÍRITU SANTO. El Espíritu Santo nos fortalece en nuestra fe.

 

1.- Jesús nos dice en este Evangelio que mandará al ESPÍRITU SANTO.

 

2.- El Espíritu Santo nos fortalece en nuestra fe. Esto es muy importante.

 

3.- La fe es un don de Dios que nos ayuda a creer en él.

 

4.- No basta la información sobre la fe. Puedo saber mucho sobre la religión, pero inútilmente.

 

5.- Lo mismo que un fumador puede estar muy enterado de los peligros del tabaco. Sabe que el tabaco produce cáncer. Sabe lo que dicen los médicos. Conoce personas que han muerto de cáncer por fumar. Etc., etc. Pero si esta información no está unida a la voluntad de dejar de fumar, ese conocimiento es inútil.

 

6.- La fe exige un compromiso para vivir lo que conocemos. Y esto cuesta trabajo. Hay gente que sabe mucho de la religión católica, pero viven de espaldas a ella. Se me vienen a la cabeza los sacerdotes renegados que saben mucho de religión, pero su vida es contraria a todo lo que saben. Su conocimiento de la religión es inútil. O mejor dicho, peor, porque aumenta su responsabilidad; pues saben lo que tienen que hacer y no lo hacen.

 

7.- En cambio hay gente que saben poco de la religión católica, pero viven plenamente lo que conocen. Esto es lo que vale.

 

8.- Es verdad que debemos preocuparnos de conocer bien la religión católica, como nos recomienda San Pedro. Pero es mucho más importante ser consecuentes con lo que conocemos.

 

9.- A esto nos ayuda el Espíritu Santo. Acudamos e Él con fervor. Él nos ayuda a vivir con verdad la fe que profesamos.

 

Séptimo Domingo de Pascua – Año C –

Me voy a fijar en esta frase: «No lo recibieron». Esto me da pie para hablar de los que también hoy rechazan a Dios.

 

1.- El Evangelio de hoy, como todos, se presta a diversos comentarios.

 

2.- Me voy a fijar en esta frase: «No lo recibieron».

 

3.- Esto me da pie para hablar de los que también hoy rechazan a Dios.

 

4.- Es el pecado contra el ESPÍRITU SANTO.

 

5.- No tiene perdón, porque sin yo rechazo a Dios, Dios no puede perdonarme.

 

6.- Dios nunca me rechaza a mí, pero si yo le rechazoa Él, me respeta mi libertad.

 

7.- Dios no me fuerza a aceptarlo. Me afrece su amor y su perdón. Pero la decisión es cosa mía.

 

8.- Él ve con pena que lo rechazo, pero no me quita mi libertad.

 

9.- Dice el Concilio de Trento: «Dios no abandona a nadie, si no es Él abandonado primero».

 

10.- Muy acertado el pie de una foto de Jesús: <{EL AMIGO QUE NUNCA FALLA».

 

Segundo Domingo del Año – Año C –

«Todavía no ha llegado mi hora». La intercesión de María adelanta la hora de los milagros. María no pide. Se limita a exponer la necesidad con la seguridad de ser escuchada.

 

Jn. 2:1-12

 

1.- Caná estaba a uno hora de camino de Nazaret, de modo que es muy posible que se tratara de unos parientes a amigos muy íntimos, pues María no es una simple invitada porque se ocupa de lo que hace falta: el vino era algo esencial en una boda.

 

2.- No se habla de José. Es probable que ya había muerto.

 

3.- La llama MUJER, no la llama MADRE. La expresión MUJER se empleaba en los momentos solemnes, equivalía a SEÑORA. Se usaba antes de decir algo importante. Por eso la usó también en la cruz antes de nombrarla MADRE DE LA HUMANIDAD.

 

4.- La capacitad de cada tinaja sería de unos cien litros. Se usaban para almacenar agua. En total serían seiscientos litros de vino. ¡Gran abundancia! Generosidad de Dios al ayudarnos.

 

5.- «Todavía no ha llegado mi hora». La intercesión de María adelanta la hora de los milagros.

 

6.- -María no pide. Se limita a exponer la necesidad con la seguridad de ser escuchada.

 

7.- María es nuestra INTERCESORA, nuestra MEDIANERA. San Pablo dice que nuestro principal MEDIADOR es Jesús. María es la medianera secundaria, porque en sus brazos estamos más cerca del corazón de Dios, como un bebé en brazos de su madre.

 

8.- Podemos ir a Dios directamente, pero nuestras peticiones en manos de María son mejor acogidas por Dios que en nuestras manos sucias y pecadoras.

9.-Uno de los sitios en qué más se manifiesta la mediación de María es en Lourdes. La OFICINA MÉDICA confirma 3.000 curaciones que no tienen explicación natural.

 

La familia donde reina el amor verdadero, es un pedazo de cielo.

 

 

1.- Para esta homilía me voy a centrar en la Epístola. Es muy interesante el HIMNO DEL AMOR que hace San Pablo en el capítulo 13 de su Primera Carta a los Corintios.

 

2.- Hoy hay muchos matrimonios que fallan porque desconocen lo que es el auténtico amor.

 

3.- Muchos van al matrimonio pensando en su propia felicidad. Les interesa el matrimonio por lo que ellos van a disfrutar. Les mueve sólo el egoísmo.

 

4.- Y el amor es todo lo contrario al egoísmo. Aristóteles definió el amor como la felicidad de buscar el bien de la persona amada.

 

5.- Pero eso de «estaré contigo mientras me vaya bien» es puro egoísmo, no tiene nada de amor. Va al fracaso seguro.

 

6.- El verdadero amor disfruta sacrificándose en bien de la persona amada. Dijo Cristo: «amaos como yo os amé». Y Él dio la vida para nuestro bien.

 

7.- Dice San Pablo que el amor es:

a) Paciente: la convivencia humana requiere mucho aguante.

b) Benigno: hace el bien sin esperar recompensa.

c) Todo lo perdona: hay que saber perdonar los roces inevitables de la vida. En la vida nos damos pisotones. A veces sin querer, pero otras con mala idea. Hay que perdonar, aunque el pisotón nos duela. Pero esto no excluye exigir la reparación del daño recibido. Que se haga justicia. Pero sin deseo de venganza.

 

8.- La familia donde reina el amor verdadero, es un pedazo de cielo.

 

Domingo quinto. del Tiempo Ordinario-C

Cristo le dice a Pedro que va a ser pescador de hombres. Dios ha querido que unos hombres se salven por otros. La Iglesia necesita apóstoles.

 

 

1.- Cristo le dice a Pedro que va a ser pescador de hombres. Dios ha querido que unos hombres se salven por otros. La Iglesia necesita apóstoles.

 

2.- Hoy hay crisis de vocaciones. La peor desgracia de un pueblo es no tener sacerdotes. Muchas autopistas, y está muy bien. Muchos trenes AVE, y está muy bien. Muchas fábricas, y está muy bien. Sanidad gratis para todos, y está muy bien. Pero todo eso es para esta vida. Si nadie se preocupa de la vida eterna del pueblo, es su peor desgracia. Por eso todos deberíamos pedir a Dios habitualmente que hayan muchas y buenas vocaciones sacerdotales y religiosas.

 

3.- Hay crisis de sacerdotes por ignorancia y por materialismo.

 

4.- Por ignorancia: la felicidad del hombre está en vivir un ideal. Y el mayor ideal de un hombre es la salvación de las almas.

 

5.- Pero esto exige sacrificios: dejar la familia, dejar una carrera, dejar, a veces, la patria, y guardar castidad hasta la muerte.

 

6.- Algunos piensan que el celibato es la causa de la escasez de vocaciones. Por eso desean un celibato opcional. Pero la Iglesia no va por ahí. Aunque sea una ley eclesiástica, que se puede cambiar, la Iglesia quiere sacerdotes dedicados totalmente a las almas, sin preocupaciones familiares.

 

7.- Y el celibato se puede llevar con garbo, con la ayuda de Dios. Dios no nos pide lo que no podamos cumplir.

 

8.- Pero hoy hay mucho materialismo. Se quiere disfrutar de la vida. Como los invitados al banquete que preferían sus negocios al llamamiento de Cristo.

 

9.-Todos podemos ser apóstoles desde nuestro sitio en la vida.

El apostolado seglar es hoy muy necesario.

 

Sexto Domingo del Año – Año C

Bienaventurados los que sufren persecución por ser justos, no de la justicia por ser malhechores.

 

Lc. 6:17 & 20-26

 

1.- Voy a comentar dos de estas Bienaventuranzas.

 

2.-Bienaventurados los que sufren persecución por ser justos, no de la justicia por ser malhechores.

 

3.- Evidentemente que Jesús no bendice a los malhechores.

 

4.- Son muchos los perseguidos por ser justos, pues el mundo no los traga. Los ridiculiza, los calumnia y los persigue.

 

5.- La otra que quiero comentar es: Bienaventurados los pobres.

 

6.- No es que Jesús alabe la miseria. Dios no quiere que haya gente que se muere de hambre. Si hay hambre en el mundo es porque los hombres distribuimos mal la riqueza.

 

7.- El ABC de Madrid dijo que según un informe de la Asociación de Productores Agro-Químicos de Alemania si se explotara, con la tecnología actual, toda la superficie cultivable de la Tierra, se podrían alimentar, a nivel europeo, 50.000 millones de seres humanos. Es decir, una humanidad diez veces superior a la actual.

 

8.- Lo que Jesús quiere es la pobreza espiritual, el desprendimiento de las riquezas. Condena la avaricia. El dinero es un don de Dios que si se emplea bien ayuda a la santidad.

 

9.- El Marqués de Comillas va a los altares por haber sido millonario. Si no hubiera sido millonario no hubiera podido hacer las grandes obras de caridad que llevó a cabo.

 

10.- De ahí la obligación cristiana de la limosna. Con prudencia, pero con generosidad.

 

Séptimo Domingo del Año – Año C

Todos soñamos con un mundo mejor. No son las estructuras las que mejoran el mundo. Son los hombres que están en la estructuras.

 

 

1.-Todos soñamos con un mundo mejor. Pero como dijo Pío XII, si queremos un mundo mejor hagamos mejores a los hombres. No son las estructuras las que mejoran el mundo. Son los hombres que están en la estructuras.

 

2.- Una de las cosas que traen más desgracias a la humanidad son los odios.

 

3.- El perdonarnos unos a otros es la señal del cristiano. Como dijo Cristo: «si sólo amáis a los que os aman, eso no tiene mérito. Eso lo hace cualquiera». El mérito es devolver bien por mal. Vencer el mal haciendo el bien.

 

4.- Esta virtud heroica la hemos visto en algunas personas. Viudas que se han ganado al asesino de su marido y han logrado que se arrepienta y muera en gracia de Dios.

 

5.- No siempre se puede llegar a este heroísmo. Pero lo que es indispensable es no guardar rencor al que nos ha hecho daño.

 

5.- Esto no obstaculiza a que se busque el cumplimiento de la justicia y la reparación del daño recibido. Pero sin rencor.

 

6.- Y desde luego rechazando el espíritu de venganza. Eso no es cristiano. Dijo Jesucristo: «si quieres que Dios te perdone, perdona tú primero a tus hermanos».

 

7.- En el Padrenuestro está nuestra sentencia.

 

Undécimo Domingo del Tiempo Ordinario- C

En las lecturas de hoy se nos narra el perdón a David y a la Magdalena. Dios perdona, pero exige arrepentimiento.

 

1.- En las lecturas de hoy se nos narra el perdón a David y a la Magdalena. Dios perdona, pero exige arrepentimiento.

 

2.- Esto es de sentido común. ¿Qué diríamos de este caso? Un administrador le dice al propietario: «Este año le he robado un millón de pesetas, pero le ruego me lo perdone porque no puedo pagarle. Lo he gastado todo jugando a la ruleta». El propietario se lo perdona. Pero antes de salir del despacho, el administrador se vuelve y dice: «Pero sepa Vd que le voy a seguir robando». ¡Esto es una burla! Lo mínimo que se le puede pedir es que tenga propósito de no repetir.

 

3.- Lo mismo Dios. Para que Dios nos perdone tenemos que estar arrepentidos y tener propósito de enmienda.

 

4.- El prpósitio de enmienda supone la voluntad de evitar las ocasiones de pecado.

 

5.- Las ocasiones de pecar son de dos clases. Ocasión próxima y ocasión remota. La ocasión próxima es la que normalmente hace pecar. Esta ocasión hay que evitarla necesariamente. La ocasión remota es la que rara vez nos lleva al pecado. Esta es difícil evitarla, pero debemos procurar hacerlo y pedir a Dios superarla.

 

6.- Quien no evita la ocasión próxima es que no tiene arrepentimiento.

 

7.- Evitar las ocasiones es a veces duro. Pero dice el Evangelio que si mi ojo o mi mano son causa de pecado, me prive de ellos, pues más vale salvarse tuerto y manco que con los dos ojos y las dos manos condenarse al infierno eterno.

 

8.- En la vida hay que vencerse. El dominio propio es característico de la persona humana que debe regirse por la razón. El dejarse llevar de los instintos es propio de los animales.

 

9.- Pidamos a Dios que nos ayude, y podremos dominarnos.

 

Duodécimo Domingo del Año – Año C

El camino del cielo es estrecho y cuesta arriba: hay que esforzarse. El camino facilón es el del infierno: basta dejarse llevar cuesta abajo.

 

Lc. 9:18-24

 

«TOMA TU CRUZ»

 

1.- El camino del cielo es estrecho y cuesta arriba: hay que esforzarse.

 

2.- El camino facilón es el del infierno: basta dejarse llevar cuesta abajo.

 

3.-Dios quiere que el cielo lo sudemos. Lo que nos cuesta trabajo conseguir lo estimamos más. Un amigo mío consiguió el Primer Premio Internacional de Chapistería en Bruselas. Era una estatuilla de metal que él enseñaba con orgullo a sus amigos. Tuvo que superar los torneos local, provincial, nacional e internacional. Si su padre, porque le ha tocado la lotería le regala una réplica en oro macizo para consolarle de que ha quedado el último en el torneo local, no lo disfrutaría tanto.

 

4.-Dios quiere nuestra colaboración con Él en todo.

 

5.- Incluso en cosas que exceden nuestras posibilidades, como es la concesión de la gracia, quiere nuestra colaboración: así es en el sacramento del bautismo y en la confesión.

 

6.-Lo mismo en todas las cosas en que nos ayuda. En una ocasión oí esta frase: «Dios pone casi todo, nosotros ponemos casi nada; pero Dios no pone su “casi todo” si nosotros no ponemos nuestro “casi nada”.

 

7.- Es inútil que el estudiante pida a Dios aprobar, si no estudia; ni que una señora pida que le toque la lotería, si no juega.

 

8.- Si no pongo lo que está de mi parte, lo más probable es que Dios no escuche mi oración. Dios no suele suplir lo que nosotros podemos hacer.

 

Decimotercero Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy nos habla del seguimiento de Jesús. Cristo nos pide una entrega total. Un seguimiento comprometido y consecuente.

 

Lc. 9:51-62

 

1.- El Evangelio de hoy nos habla del seguimiento de Jesús.

 

2.- Cristo nos pide una entrega total. Un seguimiento comprometido y consecuente. Hoy en España está de moda un catolicismo descafeinado.

 

3.- No conozco ningún español que quiera ser mahometano o budista. Todos se consideran católicos, pero a su modo.

 

4.- Algunos dicen: «Soy católico, pero no practico». Esto es tan absurdo como decir: «Soy futbolista; pero jamás le he dado una patada a un balón». O soy escritor; pero jamás he escrito ni una línea». Cristo exige un seguimiento consecuente.

 

5.- Otros quieren un seguimiento de Cristo condicionado. Queremos un cristianismo a nuestro gusto.

 

6.- Queremos eliminar del cristianismo lo que no nos gusta o nos cuesta trabajo hacer, o que suponga ir contracorriente de las modas actuales.

 

7.- Muchos jóvenes cristianos no quieren renunciar a la libertad sexual. Muchos casados aceptan el divorcio o el adulterio. Y muchos sacerdotes, para parecer modernos no hablan de lo que a la gente no les gusta oír; o aceptan ideas que están de moda aunque no estén de acuerdo con la doctrina cristiana. Hoy está de moda ser abierto y tolerante. Se puede ser tolerante con las personas, no con el error. Ser tolerante con el error es traicionar a la verdad.

 

8.-Y Cristo es la única VERDAD, el único CAMINO y la única VIDA. Todo lo que se oponga a Él, es mentira. Todo lo que se aparte de él es perderse. Y todo lo que no sea vivir con Él es la muerte eterna.

 

Décimo cuarto Domingo del Año – Año C

En el Evangelio de hoy Jesucristo nos dice que es necesario enviar obreros a la mies, porque la mies es mucha y los operarios pocos.

 

1.- En el Evangelio de hoy Jesucristo nos dice que es necesario enviar obreros a la mies, porque la mies es mucha y los operarios pocos.

 

2.- Evidentemente se refiere a las vocaciones sacerdotales.

 

3..- Hay que pedir mucho a Dios que haya muchas y buenas vocaciones sacerdotales.

 

4.- La peor tragedia para una nación es la falta de sacerdotes.

 

5.- Muy lamentable es que falten médicos e instalaciones sanitarias, pero peor es que falten sacerdotes.

 

6.- Los médicos, esos grandes bienhechores de la humanidad, lo más que pueden hacer es retrasar la hora de la muerte. Pero ningún médico puede garantizarnos una vida eterna.

 

7.- El sacerdote es el mayor bienhechor de la humanidad porque es el único que puede garantizarnos una vida eterna.

 

8.- Es una pena que muchos jóvenes no son capaces de descubrir los valores del sacerdocio.

 

9.- El materialismo de nuestra época hace que sólo piensan en el dinero y en los placeres de la vida.

 

10.- Pero se les escapa lo más importante: la felicidad del servicio.

 

11.- Dijo Tagore: «Soñé que la vida era la felicidad.

Me desperté y vi que la vida era servicio.

Me puse a servir y encontré que en el servicio estaba la felicidad».

 

12.- Pidamos a Dios que muchos jóvenes valoren la felicidad del servicio a Dios y las almas.

 

Decimoquinto Domingo del Año – Año C

La parábola del buen samaritano me sugiere hablar de dos ideas: de los malos ejemplos de los sacerdotes y de los buenos ejemplos de los ateos.

 

 

Parábola del buen samaritano.

 

 1.- La parábola del buen samaritano me sugiere hablar de dos ideas: de los malos ejemplos de los sacerdotes y de los buenos ejemplos de los ateos.

 

2.- En la parábola se nos narra que un sacerdote al ver al herido dio un rodeo para no verse forzado a atender al herido. Esto está mal.

 

3.- Hoy también hay sacerdotes que dan mal ejemplo.

 

4.-Pero es una injusticia generalizar. Es lamentable que haya sacerdotes que dan mal ejemplo, pero esto no tiene solución dada la fragilidad humana.

 

5.- Pero es injusto que los medios de comunicación propalen estos casos excepcionales e ignoren la cantidad de sacerdotes ejemplares que son bienhechores de la humanidad.

 

6.- A veces parecemos escarabajos peloteros que sólo nos interesa acumular estiércol. ¿Por qué no imitamos los ejemplos de tantos sacerdotes que han consagrado su vida a hacer el bien?

 

7.- Otra idea de esta parábola es que a veces nos dan buen ejemplo los que no son de los nuestros. Cristo puso la conducta ejemplar de un samaritano; y los samaritanos eran unos herejes para los judíos. Pero Jesús alaba su conducta: «Haz tú lo mismo».

 

8.- Qué duda cabe que a veces vemos personas ejemplares que no son católicas. Debemos imitar esos buenos ejemplos, pero no equivocarnos. La filantropía es una cosa buena, pero si el bien se hace por amor a Dios es mucho mejor.

 

Decimosexto Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy me habla de dos actitudes ante el Señor: la activista y la contemplativa.

 

Lc. 10:38-42

 

1.- El Evangelio de hoy me habla de dos actitudes ante el Señor: la activista y la contemplativa.

 

2.- Jesús alaba a María que está a su lado en contemplación.

 

3.- No es que esté mal la actividad de Marta. El trabajo es indispensable. Pero esto todo el mundo lo sabe. En cambio la necesidad de la oración se olvida más.

 

4.- Cristo nos advierte que la oración es indispensable para que nuestra acción sea provechosa.

 

5.- Porque con nuestra oración hacemos eficaz nuestra acción.

 

6.- Hace falta la intervención del cirujano y la predicación del sacerdote; pero con la oración ayudamos al cirujano para que acierte, y al sacerdote para que mueva las almas.

 

7.- Por eso debemos ser contemplativos en la acción. Es la unión de Marta y María. Hay que actuar: no podemos quedarnos sentados. Pero unidos a Dios, porque «sin Mí nada podéis hacer» dijo el Señor. Trabajar para Dios, y trabajar con Dios. Esto dará eficacia a nuestro trabajo.

 

8.- La Virgen es un ejemplo de esto: Ella unía el trajín de la casa con su unión espiritual al Señor.

 

9.- También cuando acompañaba al Señor en sus correrías. Acordémonos de Caná.

 

10.- Y esto se aplica también al hogar. El marido se desvive en su trabajo para mantener el hogar, y la mujer siempre atareada con la casa. Esto está bien; pero no se pueden olvidar de las muestras de afecto que mantienen el amor.

 

Decimoséptimo Domingo del Año – Año C

Hay que orar con perseverancia. Dios tiene sus planes. Pensar que lo que queremos es mejor que lo que Dios quiere es no creer en el amor de Dios.

 

Lc. 11:1-13

 

1.- Hay que orar con perseverancia.

 

2.- Queremos que Dios nos escuche siempre a «botepronto».

 

3.- Dios tiene sus planes. Pensar que lo que queremos es mejor que lo que Dios quiere es no creer en el amor de Dios.

 

4.- La oración nunca vuelve vacía. Si Dios no concede lo que se le pide, concederá otra cosa. Como la madre que cuando el niño le pide el cuchillo de cocina, ella le da un sonajero, pues con el cuchillo se puede cortar.

 

5.- Cuántas veces pedimos a Dios lo que no nos conviene. Queremos una cosa y Dios no nos la da porque no nos conviene.

 

6.- Cuantas veces pedimos a Dios dinero, y quizás ese dinero que queremos va a ser nuestra desgracia. Una noticia de periódico. Del DIARIO DE CÁDIZ. A una familia de pescadores de EL PUERTO DE SANTA MARÍA les tocó el PREMIO GORDO de la Lotería. Con el dinero se compraron un yate. El día que estrenaban el yate naufragaron y se ahogaron el padre de familia y tres hijos. Sin ese dinero hubieran seguido siendo una normal familia de pescadores. El PREMIO GORDO fue su ruina.

 

7.-Otras veces el dinero ha sido la ruina moral de los hijos, etc., etc.

 

8.- Por eso la oración debe llevar siempre esta condición: «si me conviene». Dios, que sabe más, decidirá sobre la conveniencia de lo que pido.

 

Décimo octavo Domingo del Año – Año C

La única manera de vivir tranquilos es la de estar siempre preparados. Vivir siempre en gracia de Dios.

 

1.- La parábola de hoy hace pensar.

 

2.- Aquel rico se prometía una buena vida por las riquezas que había acumulado, y aquella misma noche se murió.

 

3.- La muerte repentina es algo que nadie se espera. Todos pensamos que vamos a seguir viviendo, y cuando menos lo esperamos nos sorprende la muerte.

 

4.- Tenemos casos recientes de personas que han muerto repentinamente, bien por un ataque de corazón bien por un accidente.

 

5.- La única manera de vivir tranquilos es la de estar siempre preparados. Vivir siempre en gracia de Dios.

 

6.- Vivir en pecado es jugar a la ruleta rusa: puede ser que no haya bala, pero si la hay, se acabó.

 

7.- La otra lección de este Evangelio es que no debemos estar apegados al dinero. Hoy se vive un ambiente muy materialista. Todo el mundo quiere tener mucho dinero para vivir mejor.

 

8.- Pero el bienestar material no da la felicidad. La felicidad es algo que está dentro de la persona. Con dinero no se puede comprar. Lo mismo que con el dinero no se puede comprar la paz o el amor. Y mucho menos la virtud, que es lo que nos da la felicidad.

 

9.- Valemos por lo que somos, no por lo que tenemos. Por eso en lugar de preocuparnos tanto de acumular dinero deberíamos preocuparnos más de acumular virtudes.

 

10.- Al más allá no podemos llevarlos nada, pero podemos mandar anticipadamente buenas obras.

 

Décimo noveno Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy insiste en la idea del domingo pasado: podemos morir de repente. Y si esto es así, lo razonable es vivir siempre en gracia de Dios para estar seguros de la salvación.

 

Lc. 12:32-48

 

1.- El Evangelio de hoy insiste en la idea del domingo pasado: podemos morir de repente.

 

2.- Y si esto es así, lo razonable es vivir siempre en gracia de Dios para estar seguros de la salvación.

 

3.- Todos queremos salvarnos. No conozco a nadie que quiera irse al infierno.

 

4.-Pero en este punto es frecuente una enorme falta de coherencia.

 

5.- Nadie que quiere ir a un sitio coge un camino que le lleva a otro distinto.

 

6.- Hablaba yo de esto en Zaragoza a universitarios y les decía: «Si quieres ir a Madrid coges la carretera de Madrid, no la autopista de Barcelona» En aquel tiempo había autopista para Barcelona, pero no estaba terminada la de Madrid.

 

7. Es ridículo decir: «Yo quiero ir a Madrid, pero cojo la autopista de Barcelona porque es más cómoda. ¡¡¡RIDÍCULO!!!. Si vas hacia el Este llegarás a Barcelona, y a Italia, y a Grecia, y a la India y a Filipinas; pero no llegarás a Madrid, a no ser que des la vuelta al mundo, pues Madrid está al oeste de Zaragoza.

 

8.- Pues esto que no lo hace nadie con sentido común, se hace con frecuencia tratándose de la salvación eterna.

 

9.- Queremos ir al cielo y cogemos el camino del pecado, porque nos apetece más, aunque sea el camino del infierno.

 

VIGÉSIMO DOMINGO DEL CICLO C

Cristo habla de que trae espada para dividir. Esto resulta chocante, pero es que la fe es lo que más une y lo que más separa.

 

LC 12:49-57

1.- Cristo habla de que trae espada para dividir. Esto resulta chocante, pero es que la fe es lo que más une y lo que más separa.

 

2.- Esto se ve en las familias. Por eso son desaconsejables los matrimonios en que los cónyuges son de distinta religión.

 

3.- Y también pasa en la sociedad. Ataques furiosos a la Iglesia en los Medios de Comunicación. Muchas veces con auténticas calumnias. Otras manipulando las noticias. Dos ejemplos actuales.

 

4.- Hoy se habla mucho de la clonación humana, y se presenta como un avance técnico que quizás pueda remediar algunas enfermedades. Y se dice que la Iglesia se opone a este progreso. Así se presenta a la Iglesia como retrógrada y enemiga de que se empleen nuevas técnicas para remediar enfermedades. Pero lo que no se dice es que la Iglesia se opone a esto porque no se puede matar a una persona para curar a otra.

 

5.- Otro punto de actualidad es que los gobiernos consideren las uniones de homosexuales como verdadero matrimonio. Esto se considera como un derecho de los homosexuales, y presentan a la Iglesia que se opone a ello como una marginadora de los homosexuales. Esto no es verdad. La Iglesia respeta a los homosexuales como personas, pues un homosexual, si se domina puede llegar a santo que es lo más grande que se puede ser en la vida. Pero no aprueba el ejercicio de la homosexualidad. Y menos que esas uniones sean matrimonio.

 

6.-Desde Adán y Eva hasta nuestros días el matrimonio sólo es entre un hombre y una mujer. Si hoy, por complacer a los que chillan, se permite el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, mañana puede surgir alguien que quiera casarse con su gato o con una gallina. No es lo mismo. Pero SI TODO VALE, TODO ES POSIBLE. Podemos llegar a las aberraciones más inconcebibles.

 

 

DOMINGO VIGÉSIMO PRIMERO DEL TIEMPO ORDINARIO – C

La primero que hay que decir es que Dios quiere que se salven todos, pues ha venido a redimir a toda la humanidad.

 

Lc 13:22-30

 

1.- La pregunta del Evangelio de hoy nos la hemos hecho todos: «¿Son muchos los que se salvan»?

 

2.- La primero que hay que decir es que Dios quiere que se salven todos, pues ha venido a redimir a toda la humanidad.

 

3.- Pero aunque Dios ofrece su redención a todos, no la impone a nadie. Nosotros hemos de aceptarla o rechazarla.

 

4.- Por eso es una utopía eso de creer que todos se salvan.

 

5.- Por desgracia hay quienes rechazan a Dios, y Dios respeta nuestra libertad.

 

6.- Pero no sólo basta aceptar la redención, también hay que colaborar: «si quieres entrar en la vida eterna, guarda los mandamientos».

 

7.- Muchos dice que quieren salvarse, pero si no guardan los mandamientos, eso que dicen no es verdad.

 

8.- Hay que distinguir entra los que conociendo a Dios no le hacen caso, y los que desconocen a Dios inculpablemente. Si cumplen con su conciencia no pueden condenarse. Nadie se condena si no peca voluntariamente.

 

9.,- Pero en nuestra sociedad es difícil que alguien ignore a Dios sin culpa suya. Tiene infinidad de medios para conocer la verdad de Dios.

 

10.- Aunque la puerta de entrada al cielo es estrecha, Dios nos ayuda a subir la cuesta y a entrar por ella. Dice San Pablo: «Todo lo puedo en aquel que me conforta». Es como ir en una bicicleta de dos plazas, y Dios pedaleando fuerte detrás.

 

VIGÉSIMO SEGUNDO DEL TIEMPO ORDINARIO- C

En el Evangelio de hoy Cristo nos dice que seamos humildes. Que nos pongamos los últimos.

 

Lc 14:1 – 7:14

 

1.- En el Evangelio de hoy Cristo nos dice que seamos humildes. Que nos pongamos los últimos.

 

2.- Las personas que siempre quieren ocupar los primeros puestos resultan repelentes. Van por la vida dando codazos y pisotones.

 

3.- La soberbia es el peor de los pecados. Es el pecado que convirtió a los ángeles en demonios.

 

3.- Por otra parte la humildad hace agradrables a las personas. La persona humilde es apreciada por todo el mundo.

 

4.- Pero quiero advertir que la humildad es la verdad.

 

5.- No es humilde el que piensa que no sirve para nada. Sino el que reconoce con verdad sus cualidades y sus defectos.

 

6.- Hay que agradecer a Dios las cualidades que nos ha dado. El no reconocerlo es una ingratitud a Dios.

 

7.- Pero sin envanecernos. Dice San Pablo: «¿Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿de qué te engríes»? Por eso la persona humilde procura poner sus cualidades a disposición de los demás.

 

8.- Y también reconocer nuestras limitaciones y defectos. Tampoco creernos más de lo que somos.

 

9.- Es curioso que con frecuencia reconocemos que tenemos tal o cual limitación; pero si alguien nos lo dice, nos sentimos dolidos. El humilde acepta con gusto los defectos que otra persona le señala, si se trata de una persona bien informada y que quiere ayudarnos.

 

10.- El humilde también valora a los demás. Se alegra de las cualidades que tienen. No siente envidia de los que son superiores.

 

Vigésimo tercer Domingo del Año – Año C

Para todo hijo bien nacido sus padres deben ser lo primero del mundo. Pero no por encima de Dios. El primero Dios. Esto es evidente.

 

Lc. 14:25-33

 

1.- El Evangelio que acabo de leer me sugiere dos comentarios.

 

2.- El texto que he leído es correcto, pero algunas Biblias traducen incorrectamente. Quizás a Vds. les suene esta traducción en boca de Jesús: «El que no odia a su padre y a su madre no puede ser discípulo mío».

 

3.- Evidentemente que Jesús no pudo decir eso. Es una mala traducción. Traducen el verbo latino ODIRE por ODIAR y la traducción correcta es ANTEPONER. Así, sí se entiende. Hay palabras que tienen distintos significados y hay que saber traducir de manera adecuada. CÁMARA puede ser cámara fotográfica, cámara de neumático y cámara-habitación.

 

4.- Para todo hijo bien nacido sus padres deben ser lo primero del mundo. Pero no por encima de Dios. El primero Dios. Esto es evidente.

 

5.- Por eso lo que Cristo nos dice es que no debemos poner a los padres por encima de Dios. Esto se aplica, cuando Dios llama a su servicio.

 

6.- El otro comentario es: «El que no toma su cruz y me sigue, no puede ser discípulo mío».

 

7.- Ante el sufrimiento hay dos posturas: el que patalea y el que sufre con amor a Dios.

 

8.- El primero se desespera, pero el segundo sublima el sufrimiento ofreciéndoselo a Dios; con lo cual sufre menos al seguir la huellas de Cristo.

 

9.- Se dice de San Wenceslao que un día caminando por la nieve le dijo a su acompañante: «Pisa donde yo he pisado y así los pies no los tendrás tan fríos.

 

10.- Si pisamos donde Cristo pisó encontraremos el sufrimiento menos doloroso.

 

Vigésimo cuarto Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy nos cuenta la alegría del pastor que recupera la oveja perdida, y de la mujer que encuentra la moneda perdida.

 

Lc. 15:1-10

 

1.- El Evangelio de hoy nos cuenta la alegría del pastor que recupera la oveja perdida, y de la mujer que encuentra la moneda perdida.

 

2.-Son dos parábolas que aclaran la frase:

«Hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierte que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse».

 

3.- Se trata de una alegría distinta. Como la de la madre que recibe a su hijo que emigró para encontrar trabajo; o la alegría del padre cuando su hijo recupera la salud.

 

4.- La madre hubiera preferido que su hijo no hubiera tenido que emigrar; y el padre hubiera preferido que su hijo no hubiera enfermado. Pero los dos reciben una alegría nueva que aumenta su alegría.

 

5.- Este aumento de alegría no se lo dan los hijos que no emigraron, ni los que estaban sanos. Pero la madre hubiera preferido que el hijo no emigrara ; y el padre que su hijo no enfermara.

 

6.- Evidentemente entienden mal el mensaje los que dicen: «Si hay más alegría por el pecador que se convierte, que por los noventa y nueve justos que no necesitan convertirse, vamos a ser pecadores y después nos convertimos

 

Vigésimo quinto Domingo del Año- Año C

Cristo alaba al administrador infiel, pero como es lógico Cristo no alaba el fraude, lo que alaba es la sagacidad en asegurarse el futuro. Hay que ser previsor del futuro.

 

Lc. 16:1-13

 

1.- La parábola de hoy se presta a mala interpretación.

 

2.- Cristo alaba al administrador infiel, pero como es lógico Cristo no alaba el fraude, lo que alaba es la sagacidad en asegurarse el futuro. Hay que ser previsor del futuro.

 

3.- Cristo nos recomienda que nos preparemos para la vida eterna. Muchos viven en este mundo como si aquí se acabara todo, y va a llegar el día en que nos van a pedir cuentas de lo que hicimos aquí. Y de nuestra conducta en la vida de la tierra va a depender nuestra vida eterna.

 

4.- Cristo advierte de los que adoran el dinero: «No podéis servir a dos señores». Los que adoran el dinero no AMAN A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS, como está mandado.

 

5.- Lo de adorar el dinero es algo sutil. El dinero es necesario para vivir. Preocuparnos por él es lógico y necesario. Lo desordenado es la preocupación excesiva, ponerlo por encima de todo, subordinarle a él valores superiores.

 

6.- Otra idea del Evangelio de hoy es que «los hijos de las tinieblas son más diligentes que los hijos de la luz». Esto me recuerda la diligencia de los enemigos de la Iglesia en atacarla continuamente en los Medios de Comunicación Social, en la política, en la manifestaciones públicas, etc.

 

7.- Me da pena ver lo que luchan por una causa perdida, pues la Iglesia durará hasta el fin del mundo porque así se lo ha prometido Cristo-Dios, y contra Dios no puede nadie.

 

7.- Pero me da más pena la inactividad de muchos católicos, que lamentan estos ataques en privado, pero actúan poco públicamente para defender la VERDAD. ¿Hacemos lo que podemos para defender a Cristo y a su Iglesia?

 

 

Vigésimo sexto Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy nos habla del infierno con la parábola del rico Epulón.

 

Lc. 16:19-31

 

1.- El Evangelio de hoy nos habla del infierno con la parábola del rico Epulón.

 

2.- La existencia del infierno es dogma de fe.

 

3.- El infierno existe porque Dios lo dice, no porque yo lo entienda. Es lógico que yo no lo entienda por la limitación de mi entendimiento. Hay cosas que son verdad aunque yo no las entienda. Yo acepto montones de cosas que no entiendo: la TV.

 

4.- Aceptamos sin problema misterios que no afectan a nuestra vida. Nadie hace problema del misterio de la Trinidad. Le da lo mismo si en Dios hay tres personas o cinco. Pero el infierno hace pupa. Si existe muchos lo van a pasar muy mal.

 

5.- Muchos dicen que no creen porque nadie ha venido de allí.

 

6.-Va de cuento: Iban un día de paseo dos peces por el mar. Y uno le dice al otro: «¿Ves aquella lombriz? Pues está colgada de un hilo prendido en la punta de una caña que está en manos de un hombre esperando que uno de nosotros se tire por la lombriz. Y al que lo hace, lo enganchan y a la sartén». Y el otro pez que se las daba de muy listo le contesta: «¿Y tú te crees el cuento de la sartén? ¡Si es un cuento de viejas! Ya lo contaba mi abuela. ¿Conoces a alguien que haya vuelto de la sartén? Si no quieres la lombriz, tú te la pierdes. Mía es». Se tiró por la lombriz, lo engancharon y terminó en la sartén como un pescado frito. ¡¡Y no volvió a decir al otro cómo le fue!! De la sartén no se vuelve.

 

7.- De la sartén y del infierno no se sale. Nadie vuelve a decir cómo le fue. Por eso dijo Cristo «No hace falta que vaya nadie; ya tienen a los profetas. Si no hacen caso de ellos, no harán caso aunque se les aparezca un muerto». Y es que muchos no hacen caso de lo que dice la Iglesia.

 

Vigésimo séptimo Domingo del Año – Año C

Del Evangelio que acabo de leer voy a comentar la frase de los apóstoles: «Auméntanos la fe».

1.- Del Evangelio que acabo de leer voy a comentar la frase de los apóstoles: «Auméntanos la fe».

 

2.- La fe tiene dos elementos: uno natural y otro sobrenatural.

 

3.- El natural es la razón. Como dice la Biblia, para creer en Dios basta tener sentido común. Dice la Biblia «el que viendo la naturaleza ignora a Dios es un necio».

 

4. Efectivamente, viendo las maravillas de la naturaleza tenemos que admirar el talento del autor de la naturaleza. Nadie con sentido común puede pensar que las leyes de la naturaleza sean obra de la casualidad: leyes matemáticas en el movimiento de las estrellas, leyes fisico-químicas en la función clorofílica de las plantas, y leyes biológicas en la evolución de la vida.

 

5.- Donde hay leyes, organización y técnica, hay detrás una inteligencia. Un libro no sale tirando al suelo un millón de letras contenidas en un cubo. Un reloj y un teléfono encontrados en una isla desierta es porque alguien los dejó allí, no salieron por generación espontánea.

 

6.- Para conocer al autor de una obra de arte no necesito verle a él, me basta ver su obra. Contemplando la PIEDAD de Miguel Ángel veo el talento del artista que de un bloque de piedra ha sacado esa belleza de mujer. No necesito ver a Miguel Ángel, me basta ver su obra para admirar su talento.

 

7.- Viendo las maravillas de la naturaleza caigo en la cuenta del talento y el poder del autor de la naturaleza.

 

8.- El otro elemento de la fe es sobrenatural. Es la fuerza para vivirla. La fe tiene sus compromisos y para vivirlos hace falta fuerza. No basta una información intelectual. Los fumadores saben que el tabaco mata y siguen fumando. Hace falta fuerza para ser consecuente con la fe.

 

Vigésimo octavo Domingo del Año – Año C

En el Evangelio que acabo de leer Jesús se queja del desagradecimiento de los leprosos curados.

 

Lc. 17:11-19

 

1.- En el Evangelio que acabo de leer Jesús se queja del desagradecimiento de los leprosos curados.

 

2.- Es frecuente que nos olvidemos de dar gracias a Dios por los beneficios recibidos. Somos prontos para pedir y tardos para agradecer.

 

3.- San Ignacio pone en los EJERCICIOS ESPIRITUALES una meditación que titula CONTEMPLACIÓN PARA ALCANZAR AMOR.

Se trata de ir pensando en todos los beneficios recibidos de Dios para darle gracias por ellos.

 

4.- A veces las cosas nos parecen tan naturales que no se nos ocurre ageradecerlas a Dios:

 

5.- Darle gracias por las maravillas de la naturaleza: del aire que es gratis para todo el mundo. Del agua: ese tesoro de la naturaleza.

 

6.- Dar gracias a Dios por las maravillas del cuerpo humano. De tener ojos: esas maravillosas máquinas fotográficas. De tener oídos: esa maravilla de la técnica. Supongamos que fuéramos ciegos o mudos.

 

7.- Dar gracias Dios por la familia en la que hemos nacido.

Quizás tengamos problemas, pero si miramos para atrás veremos tragedias espantosas.

 

8.- Dar gracias Dios por nuestra Patria. Las hay mejores, pero también las hay mucho peores. Supongamos que hubiéramos nacido en Etiopía o en Somalia: donde tantos mueren de hambre.

 

9.- Pero sobre todo darle gracias por la fe. Es el mayor tesoro que podemos tener en la Tierra.

 

10.- Y la principal petición es en ella morir. Tener la suerte inmensa de una santa muerte.

 

Vigésimo noveno Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy nos habla de la perseverancia en la oración.

 

Lc. 18:1-8

1.- El Evangelio de hoy nos habla de la perseverancia en la oración.

 

2.- Pero no hay que confundir la perseverancia con largas oraciones.

 

3: Es preferible rezar poco y bien que mucho y mal. Conocí un señor que iba todos los días a rezarle a un Cristo TREINTA Y TRES CREDOS. Es imposible hacer esto bien. Yo le dije: rece uno despacio y bien, que eso vale más.

 

4.- Y pedir con confianza de que si conviene, Dios lo otorgará.

 

5.- Pero no empeñarnos en querer conseguir lo que queremos, pues quizás no convenga. Como la madre que no da a su niño el cuchillo de cocina que él quiere porque se puede cortar.

 

6.- Dios sabe más que nosotros, y como es nuestro Padre buscará nuestro bien. Saber esto da mucha paz y confianza.

 

7.- A veces no entendemos a Dios, como el niño no entiende a su madre que le va a poner una inyección, y le dice: «Mami, no me quieres porque me vas a pinchar con esa aguja». «Si te quiero, hijo, pero te pincho para curarte.

 

8.- Pero sobre todo pedir nuestra salvación eterna. Eso es seguro que nos conviene, por lo tanto pedir esto es infalible.

 

9.- Dice San Alfonso Mª de Ligorio que quien pide con constancia su salvación, se salvará si además pone de su parte.

 

10.- Deberíamos pedirlo todos los días. Por ejemplo en la santa Misa en la elevación de la Sagrada Forma y del cáliz: DIOS MÍO, QUE TU SANTA REDENCIÓN consiga mi salvación eterna y la de todos los que van a morir hoy. Amén.

 

Vigésimo noveno Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy nos habla de la perseverancia en la oración.

 

Lc. 18:1-8

1.- El Evangelio de hoy nos habla de la perseverancia en la oración.

 

2.- Pero no hay que confundir la perseverancia con largas oraciones.

 

3: Es preferible rezar poco y bien que mucho y mal. Conocí un señor que iba todos los días a rezarle a un Cristo TREINTA Y TRES CREDOS. Es imposible hacer esto bien. Yo le dije: rece uno despacio y bien, que eso vale más.

 

4.- Y pedir con confianza de que si conviene, Dios lo otorgará.

 

5.- Pero no empeñarnos en querer conseguir lo que queremos, pues quizás no convenga. Como la madre que no da a su niño el cuchillo de cocina que él quiere porque se puede cortar.

 

6.- Dios sabe más que nosotros, y como es nuestro Padre buscará nuestro bien. Saber esto da mucha paz y confianza.

 

7.- A veces no entendemos a Dios, como el niño no entiende a su madre que le va a poner una inyección, y le dice: «Mami, no me quieres porque me vas a pinchar con esa aguja». «Si te quiero, hijo, pero te pincho para curarte.

 

8.- Pero sobre todo pedir nuestra salvación eterna. Eso es seguro que nos conviene, por lo tanto pedir esto es infalible.

 

9.- Dice San Alfonso Mª de Ligorio que quien pide con constancia su salvación, se salvará si además pone de su parte.

 

10.- Deberíamos pedirlo todos los días. Por ejemplo en la santa Misa en la elevación de la Sagrada Forma y del cáliz: DIOS MÍO, QUE TU SANTA REDENCIÓN consiga mi salvación eterna y la de todos los que van a morir hoy. Amén.

 

Trigésimo Domingo del Año – Año C –

En la parábola que acabo de leer Jesucristo alaba la humildad del publicano y censura la soberbia del fariseo.

 

Lc. 18:9-14

1.- En la parábola que acabo de leer Jesucristo alaba la humildad del publicano y censura la soberbia del fariseo.

 

2.- Esto me trae a la memoria haber visto a veces por televisión personas famosas de vida públicamente desordenada que afirman que no se arrepienten de nada.

 

3.- Esto suena a hipocresía o soberbia. No sé qué es peor.

 

4.- Todos somos pecadores. Al menos con pecados de omisión, porque podíamos ser mejores de lo que somos.

 

5.- Pero la humildad es la verdad. Tampoco tenemos que sentirnos peores de lo que somos.

 

6.- No somos terroristas ni adúlteros. Pero deberíamos ser mejores de lo que somos.

 

7.- Cristo nos dice que deberíamos ser perfectos como nuestro Padre celestial. Debemos aspirar a la santidad.

 

8.- Debemos ser luz del mundo. Debemos de dar buen ejemplo. Nuestra vida cristiana debería ser iluminadora.

 

9.- Y esto sin vanagloria. No pensar que es mérito nuestro, sino dando gracias a Dios que nos ayuda, porque sin la ayuda de Dios seríamos, quizás, unos malhechores.

 

10.- Por eso dice San Pablo: ¿Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿de qué te engríes? Demos gracias a Dios de las ayudas recibidas y procuremos ser fieles a su gracia.

 

Trigésimo primer Domingo del Año – Año C

La salvación de Zaqueo fue su interés por Jesús. Para conocerlo superó dificultades. Como era bajito de estatura se subió a un árbol. Para un hombre de su categoría social, no debió ser agradable. Pero su interés por Jesús lo superó todo.

 

Lc. 19:1-10

 

1.- La salvación de Zaqueo fue su interés por Jesús. Para conocerlo superó dificultades. Como era bajito de estatura se subió a un árbol. Para un hombre de su categoría social, no debió ser agradable. Pero su interés por Jesús lo superó todo.

 

2.- Hoy muchos pasan de la religión. La religión no interesa.

 

3.- A muchos no les interesa la religión. Quieren ignorar el hecho religioso. Cuento una anécdota. Hace años grabé en TELEVISIÓN ESPAÑOLA trece espacios religiosos. Allí me enteré que el espacio más visto era la Santa Misa. Entonces pregunté que por qué esto no se se decía en los porcentajes de audiencia televisiva. Me contestaron que porque era un espacio religioso. Es decir para ellos tiene más importancia informativa los deportes, los cantantes, las comedias, o los adulterios de los famosos que la religión. ¡¡¡LAMENTABLE!!!

 

4.- Esta falta de interés por la religión lleva a una tremenda ignorancia religiosa. Una de las cosas que más me interesan en la televisión son los concursos culturales. Muchas veces me quedo sorprendido de la espantosa ignorancia religiosa. No comprendo que se sepa cuántos goles metió Fulanito en tal partido, y qué canción ganó en tal concurso, y no se sepa cuántos son los Evangelios, o cómo se llamaba el primer Papa.

 

5.- A veces nos lamentamos de la falta de fe de algunas personas. Yo diría que esa falta de fe es consecuencia de su ignorancia religiosa. A nadie le puede convencer lo que no conoce. Yo aseguraría que quien estudia la religión católica, sin prejuicios interesados, con la ayuda de Dios, puede tener una fe muy firme y consecuente.

 

Trigésimo segundo Domingo del Año – Año C

El Evangelio de hoy nos narra la escena de la discusión de Cristo con los saduceos, que eran materialistas y no creían en la resurrección de los muertos.

 

Lc. 20:27-38

 

1.- El Evangelio de hoy nos narra la escena de la discusión de Cristo con los saduceos, que eran materialistas y no creían en la resurrección de los muertos.

 

2.- En otros sitios del Evangelio se nos habla también de la resurrección de los muertos. San Mateo nos escenifica la escena del juicio final, después de la resurrección de los muertos, donde los de la izquierda son lanzados al infierno y los de la derecha recibidos en la gloria eterna.

 

3.- Por eso la resurrección final es dogma de fe. Además está definido en el Concilio Lateranense IV.

 

4.- También San Juan, hablando de la Eucaristía, nos trasmite la promesa de Jesucristo a los que comulgan: «Yo los resucitaré en el último día».

 

5.- En opinión de los teólogos, resucitaremos en la plenitud de la vida, y sin los defectos que hayamos tenido. Con cuerpo glorioso.

 

6.- En la resurrección tendremos identidad de persona, seremos nosotros mismos, pero no identidad de materia. Tampoco en esta vida tenemos ahora la misma materia que a los siete años, pues la materia del cuerpo se renueva continuamente. Somos LOS MISMOS, pero no LO MISMO.

 

7.-Hay que distinguir la resurrección con la reencarnación, propia del budismo y del hinduismo.

 

8.- Dice la Biblia que el hombre muere una sola vez, y después de la muerte, cielo o infierno.

 

9.- Cada uno es responsable de sus obras. Ni nosotros pagamos los pecados de otros, ni nadie pagará por los nuestros.

 

10.- La ciencia actual confirma la imposibilidad de la reencarnación, pues el ADN es irrepetible. Ninguna otra persona de la humanidad puede tener nuestro ADN.

 

Trigésimo tercer Domingo del Año – Año C –

En el Evangelio de hoy Jesús nos habla del fin del mundo.

 

Lc. 21:5-19

 

1.- En el Evangelio de hoy Jesús nos habla del fin del mundo.

 

2.- Hoy está de moda hablar de que el fin del mundo está cerca.

 

3.- A todos estos profetas yo les diría que Cristo nos avisó de que nadie sabía cuándo sería el fin del mundo.

 

4.- No sabemos cuándo será, pero sí sabemos que será, porque es dogma de fe.

 

5.- Además la ciencia nos confirma el fin del mundo. Eddington hablaba de la muerte térmica del cosmos.

 

6.- Efectivamente, por la ley de la entropía la energía se va degradando y llegará a anularse: para que pase agua de un depósito a otro tiene que haber diferencia de nivel; para que pase electricidad de un polo a otro hace falta diferencia de potencial; para que pase calor de un cuerpo a otro hace falta diferencia de temperatura. Cuando esto se haya nivelado ya no será posible la energía. Será la muerte térmica de la que hablaba Eddington.

 

7.- Y lo mismo que esta ley física nos sirve para hablar de la muerte del cosmos también nos sirve para hablar de su comienzo.

 

8.- Es cosa sabida que el hidrógeno se convierte en helio en un proceso continuo e irreversible, pues el helio es más estable. Esto supone que el proceso tuvo un principio, pues el hidrógeno del cosmos es limitado y todavía queda hidrógeno en el cosmos.

 

9.- Si ponemos el comienzo demasiado lejos, ya se habría convertido en helio todo el hidrógeno.

 

10.- Los astrónomos le dan al cosmos una edad de unos quince mil millones de años. Ésa fue la fecha de la creación.

 

 

Padre Jorge Loring

www.catholic.net

 

 

 

 

 

Comentarios
No hay comentarios en “Homilías del Ciclo C”


Our prices are compared canadian pharmacies price comparison from our prescription service.