Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La Valentía: Un Marinero salva a una niña

Gabriel Marañon Baigorrí
26 agosto 2008
Sección: Hijos y educación

En la oscuridad de la noche avanzaban en el mar en dirección contraria dos trasatlánticos llenos de pasajeros. Eran el "Andrea Doria" y el "Stockolm". La proa de éste se metió como un cuchillo en uno de los costados del "Andrea Doria". El choque fue espantoso. En ese momento, los pasajeros unos estaban dormidos, otros bailaban o charlaban o estaban en el bar.

En el "Andrea Doria" cundió el pánico entre los pasajeros, pero no así en el buque "Stockolm", que siguiendo las indicaciones del capitán, los pasajeros, con mucho orden, se pusieron los chalecos salvavidas y esperaron órdenes.

En el buque "Stockolm" iba en calidad de marinero un español llamado Bernabé Polanco. Estaba éste descansando en su camarote de las duras faenas de su trabajo. Milagrosamente salvó la vida, pues su camarote quedó destrozado y dos compañeros suyos murieron y tres desaparecieron. A los pocos segundos del abordaje, el marinero español oyó los gritos de una niña que llamaba en lengua española a su madre. Era la niña Linda Morgan. En la oscuridad del buque y entre hierros y chapas retorcidos, pasó la niña desde su camarote del "Andrea Doria" hasta la destrozada quilla del "Stockolm". La pobre niña se veía casi prisionera entre tantas ruinas de acero. Y gritaba: "¡Mamá, ayúdame a salir de aquí". Dios quiso que aquel marinero español, Bernabé Polanco, estuviera cerca de la niña. Oyó los gritos desgarradores de ella y le gritó: "Niña, hija mía. No te apures. Yo estoy aquí. Sigue gritando, para que yo pueda saber dónde estás y sacarte". El marinero pensó en su hijita de cuatro años y le dio valor para salvar la vida de aquella criatura. Bregando entre la más completa oscuridad y guiado por la voz de la pequeña, consiguió llegar donde ella. La cogió en brazos y costándole mucho pudo salir de aquel bosque de ruinas de hierros y la entregó a un marinero, indicándole la llevara a la enfermería. La niña tenía rotos los brazos y las piernas.

Bernabé Polanco volvió al lugar de la catástrofe y exponiendo su vida buscó en medio de la oscuridad a la madre de la niña. Pero no la encontró: había sido salvada.

El buque "Stockolm" llegó a Nueva York con graves averías y la niña fue llevada al hospital. A los pocos días, el marinero fue a verla. La entrevista fue emocionante. La niña cogió la mano del marinero y se la apretó con fuerza; luego le dijo: "A todos horas me acuerdo de usted. No le olvidaré mientras viva. ¡Qué bueno fue conmigo¡"

El "Andrea Doria", buque de 30.000 toneladas, se hundió en aguas del Atlántico, pereciendo en él cincuenta y pasajeros.

Explicación Doctrinal:

La valentía es el esfuerzo que hacemos para llevar a cabo una empresa arriesgada y peligrosa. Algunos confunden la valentía con los puñetazos y la brutalidad. Eso no es valentía. El mérito de la valentía es arriesgar la vida en un acto heroico en bien de los demás. Un niño se cae al agua y tú, que sabes nadar, te lanzas a salvarlo, eso es valentía. Unos mozalbetes desvergonzados se burlan y molestan a una anciana. Tú vas y les llamas la atención, eso es valentía.

Para defender al débil también se necesita ser valiente y decidido. Hemos de ser, por tanto, valientes para hacer un bien a los demás y revelar nuestra hombría.

Norma de Conducta:

Seré valiente conmigo y con los demás.

Comentarios
No hay comentarios en “La Valentía: Un Marinero salva a una niña”


Untitled Document
 

css.php