Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Estudiar: Arquímedes en el jardín de su casa

Gabriel Marañon Baigorrí
10 julio 2017
Sección: Hijos y educación

Estudiar.Arquimedes.encuentra.com.intArquímedes nació en la ciudad de Siracusa, Sicilia, hacia el año 287 antes de Jesucristo. Toda su vida la consagró al estudio de las matemáticas y de la mecánica. Demostró ser un calculista eminente al hallar la superficie de la esfera, la de la elipse, etc. Estudió las líneas espirales, desarrollando los métodos de cálculo infinitesimal.

Estando un día en el baño empezó a reflexionar sobre los cuerpos en el agua e hizo el descubrimiento de la pérdida de peso que experimentan los cuerpos sumergidos en el agua. En su entusiasmo salió corriendo por las calles diciendo: “¡Eureka! ¡Lo encontré!” Las gentes le miraban extrañadas de verle correr gritando.

Durante la segunda guerra púnica Siracusa, aliada de Cartago, fue sitiada por los romanos. Arquímides presentó el inaudito espectáculo, único en la historia de un hombre solo, él, luchando contra todo un ejército durante tres años. Concentró los rayos solares con grandes espejos curvos y logró incendiar las naves de su enemigos. Fue un espectáculo impresionante ver las llamas que envolvían a las naves. Los romanos le tenían miedo y profunda admiración.

Después de tres años de guerra los romanos consiguieron penetrar en la ciudad. El general invasor ordenó respetar la vida de Arquímides.

Cuando entraba el ejército vencedor, Arquímides estaba en su jardín, sumido con tan profunda atención en sus estudios de matemáticas, que no advirtió el estrépito de la ciudad, ni el fragor de la batalla, ni los gritos de los que caían muertos o heridos.

Varios soldados romanos penetraron en el jardín de Arquímedes y lo encontraron inclinado hacia el suelo profundamente concentrado en las figuras geométricas que había trazado sobre la arena. Arquímides hizo un gesto con la mano a uno de los soldados romanos diciéndole: “No borren mis cálculos.” Como los soldados enemigos ignoraban quién era, uno de ellos le dio muerte, atravesándolo con una lanza.

Explicación Doctrinal:

La primera condición para estudiar bien es concentrar tu atención en la lección que estudias. Es decir, que todo tu entendimiento se aplique con suma atención a lo que estudias. En el estudio hay que pensar sólo en las materias que estudias y rechazar con toda energía todo pensamiento que te venga y sea ajeno al estudio: como un partido de fútbol, una película que recuerdas, una lectura agradable, etcétera. La segunda condición para estudiar bien es reflexionar y pensar una y otra vez sobre lo que estás estudiando hasta que entiendes la lección. El tercer elemento es ser constante en el estudio, es decir, tener firmeza y perseverancia en tu lección, repite una y otra vez la misma lección hasta tenerla bien sabida. Los grandes hombres de ciencia se distinguieron no por su talento, sino por la constancia en sus estudios hasta tenerlos bien asimilados. Con tus estudios de hoy, el día de mañana podrás hacer un gran bien a la humanidad y un gran bien a ti mismo.

Que no digan de ti eres un vago, un indolente. Sino que digan: es un muchacho aplicado (es una muchacha aplicada).

Norma de Conducta:

Estudiaré con mucha atención y aplicación.

Comentarios
No hay comentarios en “Estudiar: Arquímedes en el jardín de su casa”


Untitled Document
 

css.php