Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Comunión de los divorciados vueltos a casar

BlancaMijares
6 abril 2011
Sección: Divorcio

Toda la Iglesia debe, con gran caridad, hacer todo lo posible para fortalecer el amor a Cristo y a la Iglesia de los fieles que se encuentran en situación matrimonial irregular, para que puedan acogen el mensaje cristiano sobre el matrimonio y soportar con fe los sufrimientos de su situación. Hay que hacerles comprender que no se trata de discriminarlos sino de ser fieles a la voluntad de Jesucristo que restableció la indisolubilidad del matrimonio y la confió a su Iglesia como don. Por eso, es necesario que toda la comunidad eclesial los ame y acompañe para ayudarlos a comprender la verdad y puedan vivirla.

Para la Iglesia el matrimonio cristiano constituye el fundamento de la familia y es una alianza por la que un hombre y una mujer constituyen una íntima comunidad de vida y de amor, que por su naturaleza está ordenada al bien de los cónyuges y a la generación y educación de los hijos; y que entre bautizados es, además, un sacramento.

Además, para la Iglesia, el origen del matrimonio no es sólo cultural, sino que procede de la misma naturaleza humana en cuanto que, como dice el libro del Génesis 1-27, al principio "Dios los creó hombre y mujer". El matrimonio es una institución divina y no un producto cultural cuyas principales características -unidad, indisolubilidad y apertura a la vida- vienen definidas por la propia naturaleza del amor entre un hombre y una mujer, imagen del Divino, que exige a los esposos o cónyuges amarse el uno al otro para siempre y alcanzar su mayor expresión en la procreación. Es por ello, que la Iglesia se ha opuesto tradicionalmente al matrimonio polígamo, al matrimonio poliándrico y al matrimonio homosexual.

El fundamento del matrimonio se encuentra en las siguientes palabras del Génesis:

"Creó Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, y los creó varón y hembra. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer; y vendrán a ser los dos una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne".

El fiel que está conviviendo habitualmente “more uxorio” con una persona que no es su legítima esposa o su legítimo marido, no puede acceder a la Comunión eucarística. En el caso de que él lo juzgara posible, los pastores y los confesores, dada la gravedad de la materia y las exigencias del bien espiritual de la persona y del bien común de la Iglesia, tienen el grave deber de advertirle que dicho juicio de conciencia riñe abiertamente con la doctrina de la Iglesia. También tienen que recordar esta doctrina cuando enseñan a todos los fieles que les han sido encomendados.

El c. 915 dice que: “No deben ser admitidos a la sagrada comunión los excomulgados y los que están en entredicho después de la imposición o de la declaración de la pena, y los que obstinadamente persistan en un manifiesto pecado grave”.

La prohibición de dar la comunión a los divorciados vueltos a casar deriva de la ley divina y trasciende el ámbito de las leyes eclesiásticas positivas. San Pablo decía: “Así, pues, quien come el pan y bebe el cáliz del Señor indignamente, será reo del cuerpo y de la sangre del Señor. Examínese, pues, el hombre a sí mismo, y entonces coma el pan y beba del cáliz: pues el que come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propia condenación” 1 Cor. 11, 27-29.

Gran responsabilidad tienen los pastores sobre la salvación de éstos fieles, ya que por un lado, en consideración de sus dificultades y sufrimientos generados por encontrarse en situaciones matrimoniales irregulares, deben hacerles sentir la caridad de Cristo y la materna cercanía de la Iglesia; acogiéndolos con amor, exhortándolos a confiar en la misericordia de Dios y, con prudencia y respeto, sugerirles caminos concretos de conversión y de participación en la vida de la comunidad eclesial.

La auténtica comprensión y la genuina misericordia no se encuentran separadas de la verdad, los pastores tienen el deber de recordar a estos fieles la doctrina de la Iglesia acerca de la celebración de los sacramentos y especialmente de la recepción de la Eucaristía.

Fiel a la palabra de Jesucristo, la Iglesia afirma que no puede reconocer como válida esta nueva unión, si era válido el anterior matrimonio.

Si los divorciados se han vuelto a casar civilmente, se encuentran en una situación que contradice objetivamente a la ley de Dios y por consiguiente no pueden acceder a la Comunión eucarística mientras persista esa situación.

Esta norma no tiene un carácter punitivo o discriminatorio, sino que expresa una situación objetiva que de por sí hace imposible el acceso a la Comunión eucarística: “Son ellos los que no pueden ser admitidos, dado que su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía.

Hay además otro motivo pastoral: si se admitieran estas personas a la Eucaristía los fieles serían inducidos a error y confusión acerca de la doctrina de la Iglesia sobre la indisolubilidad del matrimonio.

Para los fieles que permanecen en esa situación matrimonial, el acceso a la Comunión eucarística sólo se abre por medio de la absolución sacramental, que puede ser concedida “únicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo, la educación de los hijos- no pueden cumplir la obligación de la separación, "asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos". En este caso ellos pueden acceder a la Comunión eucarística, permaneciendo firme sin embargo la obligación de evitar el escándalo.

La Exhortación Apostólica “Familiaris Consortio” recuerda a los pastores que, por amor a la verdad, están obligados a discernir bien las diversas situaciones y los exhorta a animar a los divorciados que se han casado otra vez para que participen en diversos momentos de la vida de la Iglesia. Al mismo tiempo, reafirma la praxis constante y universal, “fundada en la Sagrada Escritura, de no admitir a la Comunión eucarística a los divorciados vueltos a casar”, indicando los motivos de la misma. La estructura de la Exhortación y el tenor de sus palabras dejan entender claramente que tal praxis, presentada como vinculante, no puede ser modificada basándose en las diferentes situaciones.

Esto no significa que la Iglesia no sienta una especial preocupación por la situación de estos fieles que de ningún modo se encuentran excluidos de la comunión eclesial. Se preocupa por acompañarlos pastoralmente y por invitarlos a participar en la vida eclesial en la medida en que sea compatible con las disposiciones del derecho divino, sobre las cuales la Iglesia no posee poder alguno para dispensar.

Es necesario iluminar a los fieles interesados a fin de que no crean que su participación en la vida de la Iglesia se reduce exclusivamente a la cuestión de la recepción de la Eucaristía. Se debe ayudar a los fieles a profundizar su comprensión del valor de la participación al sacrificio de Cristo en la Misa, de la comunión espiritual, de la oración, de la meditación de la palabra de Dios, de las obras de caridad y de justicia.

El matrimonio, en cuanto imagen de la unión esponsal entre Cristo y su Iglesia así como núcleo basilar y factor importante en la vida de la sociedad civil, es esencialmente una realidad pública. El consentimiento, sobre el cual se funda el matrimonio, no es una simple decisión privada, ya que crea para cada uno de los cónyuges y para la pareja una situación específicamente eclesial y social. Por lo tanto, el juicio de la conciencia sobre la propia situación matrimonial no se refiere únicamente a una relación inmediata entre el hombre y Dios, como si se pudiera dejar de lado la mediación eclesial, que incluye también las leyes canónicas que obligan en conciencia. No reconocer este aspecto esencial significaría negar de hecho que el matrimonio exista como realidad de la Iglesia, es decir, como sacramento.

La Exhortación “Familiaris Consortio”, cuando invita a los pastores a saber distinguir las diversas situaciones de los divorciados vueltos a casar, recuerda también el caso de aquellos que están subjetivamente convencidos en conciencia de que el anterior matrimonio, irreparablemente destruido, jamás había sido válido. Ciertamente es necesario discernir a través de la vía del fuero externo establecida por la Iglesia si existe objetivamente esa nulidad matrimonial. La disciplina de la Iglesia, al mismo tiempo que confirma la competencia exclusiva de los tribunales eclesiásticos para el examen de la validez del matrimonio de los católicos, ofrece actualmente nuevos caminos para demostrar la nulidad de la anterior unión, con el fin de excluir en cuanto sea posible cualquier diferencia entre la verdad verificable en el proceso y la verdad objetiva conocida por la recta conciencia.

Atenerse al juicio de la Iglesia y observar la disciplina vigente sobre la obligatoriedad de la forma canónica en cuanto necesaria para la validez de los matrimonios de los católicos es lo que verdaderamente ayuda al bien espiritual de los fieles interesados.

La Iglesia es el Cuerpo de Cristo y vivir en la comunión eclesial es vivir en el Cuerpo de Cristo y nutrirse del Cuerpo de Cristo. Al recibir el sacramento de la Eucaristía, la comunión con Cristo Cabeza jamás puede estar separada de la comunión con sus miembros, es decir con la Iglesia. Por esto el sacramento de nuestra unión con Cristo es también el sacramento de la unidad de la Iglesia. Recibir la Comunión eucarística riñendo con la comunión eclesial es por lo tanto algo en sí mismo contradictorio. La comunión sacramental con Cristo incluye y presupone el respeto, muchas veces difícil, de las disposiciones de la comunión eclesial y no puede ser recta y fructífera si el fiel, aunque quiera acercarse directamente a Cristo, no respeta esas disposiciones.

Comentarios
31 Comentarios en “Comunión de los divorciados vueltos a casar”
  1. Dr. Antonio Bayardo Prieto Dijo:

    Hay que llamar las cosas por su nombre. Un casado que hace vida conyugal con una persona que no es su legítimo cónyuge comete adulterio. El adulterio no es una "situación irregular", es pecado grave, y así no se puede comulgar.

  2. Claudio Dijo:

    no me quedó claro este pàrrafo:"Para los fieles que permanecen en esa situación matrimonial, el acceso a la Comunión eucarística sólo se abre por medio de la absolución sacramental, que puede ser concedida ?únicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio. Esto lleva consigo concretamente que cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo, la educación de los hijos- no pueden cumplir la obligación de la separación, "asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos". En este caso ellos pueden acceder a la Comunión eucarística, permaneciendo firme sin embargo la obligación de evitar el escándalo."

  3. Carlos Tosado Dijo:

    Se puede resumir que si me divorcie por el motivo que fuese y vuelvo a casarme independientemente de lo arrepentido que este de haber fallado a mi promesa a Dios la Iglesia ya hizo juicio sobre mi y estoy condenado independientemente de todas las buenas obras que pueda hacer en mi vida y en la Iglesia a la cual asisto actualmente.Entonces como vivir una vida tan desdichada por decirlo asi si lo que me espera en la otra vida es la perdicion eterna.En donde queda entonces la palabra cuando dice que el Sr todo y que todo el que viene a el con un corazon conticto y humillado.

  4. CONCEPCION Dijo:

    LOS QUE ESTAMOS EN ESTA SITUACION DEBEMOS ENTENDER QUE DIOS NO NOS DEJA SOLOS HAY QUE PEDIRLE QUE NOS DE MUCHA FUERZA PARA CONTINUAR Y PEDIR EN EN NUESTRA SITUACION EL SEA NUESTRA GUIA, Y NOSOTROS TAMPOCO DEBEMOS SEPARARNOS DE EL PORQUE TENGO ENTENDIDO QUE PODEMOS EN LA MEDIDA HACER OBRAS BUENAS Y AYUDAR A OTRAS PAREJAS QUE ESTEN EN ESA MISMA SITUACION PARA ASERCARSE A DIOS

  5. CONCEPCION Dijo:

    ME GUSTARIA SABER MAS ACERCA DE ESTE TEMA, MIL GRACIAS…DIOS LOS BENDICE

  6. LUPE Dijo:

    Dios los creó hombre y mujer …PARA QUE SE AMASEN ,no para que la mujer sea humillada y tratada como un “pañuelo·” o como un saco donde volcar ira ,violencia y los malos tratos de un sicópata HAY MÁS NUMERO DE MUERTES POR EL TRATO DE UN MARIDO QUE POR EL TERRORISMO ¿POR QUÉ LAS INFIDELIDADES Y EL MALTRATO NO SE CONSIDERA MOTIVO DE RUPTURA DE SACRAMENTO ?

    DIOS ESTÁ PRESENTE EN LOS SACRAMENTOS…PERO NUNCA ….EN LAS “BAJEZAS” NI EN LA VIOLENCIA…A VER CUANDO SE DAN CUENTA DE UNA VEZ QUE LA DIGNIDAD DE LA PERSONA VIENE DE SER “HIJO DE DIOS” POR TANTO ESA DIGNIDAD ES MÁS IMPORTANTE QUE LA INDISOLUBILIDAD DEL VÍNCULO…PARECE QUE NO TERMINAMOS DE CRERNOS QUE EL SACRAMENTO ” ESTÁ EN EL AMOR”

  7. Carolina Olivares Ortega Dijo:

    Lupe:
    Existen también las comuniones espirituales. En el momento de la comunión tu puedes hacer una espiritual, el deseo ardiente de querer recibir al Señor en tu corazón, a pesar de nuestra condición. El sabe más y el ve los corazones de los hombres, las intenciones y las disposiciones. Eso vale mucho. El Señor aplica. Tu si eres una mujer que Ama al Señor, a pesar de tu condición de pecado (si es el caso) , pídele que te ayude a vivir según su querer y has comuniones espirituales. Ten Paz en tu corazón y Fe, dejale a él ordenar tu vida. Nadie es juez, solo Dios y él la aplica perfectamente.

  8. marcela Dijo:

    Es verdad que lo que une es el amor, Dios es amor, y el sacramento está en la vivencia del amor. Como Iglesia debemos evolucionar pastoralmente en este aspecto.

  9. Norma Dijo:

    Pues yo tengo una amiga que esta casada por el civil con un divorciado y aun asi comulgan ambos aunque esta muy mal porque todavia esta casado con su primera esposa por la iglesia catolica y se divorciaron por el civil legalmente divorciados con su primera esposa y pues esta mal pero pues ni modo asi es y yo no juzgo pero Dios sabe hasta que se muera la primera esposa del divorciado y ya pueda casarse con mi amiga por la iglesia catolica.

  10. MARIA CANDELARIA NAH CANTUN Dijo:

    BUENOS DIAS:

    NO ESTOY DE ACUERDO EN LO QUE SE ENCUENTRA ESCRITO EN EL CONTEXTO, YA QUE EL MISMO SE CONTRADICE CON LA LEY DIVINA.
    EN QUE PARTE DIJO NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO QUE SE “NEGARA” LA COMUNION A LOS DIVORCIADOS VUELTOS A CASAR???
    PIENSO QUE ES A CRITERIO DE CADA QUIEN, Y NUESTRA SITUACION ES ENTRE DIOS Y UNO.
    COMO DICE CARLOS T. DE QUE SIRVE TODO LO BUENO QUE HAGAS EN ESTA VIDA, EL AMOR A NUESTROS SEMEJANTES, SI AL ENCONTRARNOS EN UNA SITUACION “IRREGULAR” SEGUN LA IGLESIA Y LOS HOMBRES QUE NOS JUZGAN,
    SI EL DIA QUE UNO MUERA SE VA AL INFIERNO??? EN REALIDAD, ES MUY CONTRADICTORIO…..
    DEJENME DECIRLES QUE ASI COMO HAY SACERDOTES QUE “PROHIBEN TAMBIEN DAR LA ABSOLUCION AL MOMENTO DE LA CONFESION, TAMBIEN LOS HAY QUE SI LA DAN Y TE PERMITEN COMULGAR. TAMBIEN LES COMENTO QUE HACE MAS DE 10 AÑOS ESTOY CON MI TRAMITE EN EL TRIBUNAL Y HASTA AHORA NO HAN DECIDIDO. POR ESTO O POR LO OTRO. LES PREGUNTO A UDS. ¿COMO ES POSIBLE QUE ARTISTAS FAMOSOS Y POLITICOS, LES DEN LA ANULACION DE SU MATRIMONIO EN POCO TIEMPO. ¿NO QUE TODOS SOMOS HIJOS DE DIOS POR MEDIO DEL BAUTISMO? PUES A JUZGAR PARECE QUE NO, EN SERIO, HAY MUCHAS COSAS QUE NO COMPRENDO, NI YO NI LOS QUE ESTAMOS EN UNA SITUACION PARECIDA. DIOS LOS BENDIGA.

  11. Maria J Mota. Dijo:

    Me da gusto la informacion sobre este sacramento del matrimonio, ojala se entienda que es para toda la vida hasta que la muerte los separe, por eso las personas que creen tener vocacion para el matrimonio, la deben pensar muy bien, tomarse su tiempo para discernir si la novia on el novio puede ser su pareja para toda la vida, en toda vocacion hay compromiso y los compromisos con Dios, y delante de El se cumplen o …….afronta las consecuencias….pensarlo muy bien antes. bendiciones.

  12. Patricia Dijo:

    Yo le digo a Norma con todo respeto, que debes hablar con tu amiga que al estar en esa situacion irregular, no deben comulgar, porque entonces estan cometiendo doble pecado y es un sacrilegio, y no es que uno juzgue a las personas, porque solo Dios nos juzga, pero nosotros estamos llamados como hijos de Dios a dar consejo, porque si nosotros sabemos que algo no anda bien, tenemos la obligacion de decir y si las otras personas no nos hacen caso, pues haya ellos pero al menos cumplimos en darles la informacion, y pedir por ellos. Los divorciados vueltos a casar tienen la comunion espiritual y si ellos la hacen con devocion y fe es como si realmente recibieran el cuerpo de Cristo.

    En la Parraquia de Ntra. Sra. de la Luz en Cerrito Colorado, Querétaro, tenemos la catequesis de Divorciados Vueltos a Casar todos los sábados de 5:00 a 7:00 en los salones de la parroquia, ahi se acogen a estas parejas que viven en esta situacion irregular, y se les invita a que vivan un encuentro Espiritual, con nuestro Sr. Jesucristo.

  13. Ricardo heras Dijo:

    Estoy total mente de acuerdo con este mensaje hojala todos pudieramos entender por que todo loque biene de Dios es sagrado y el matrimonio es una bedicion desde lo alto gracias por su ebangelisacion

  14. george Dijo:

    es cierto q dice HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE, y el amor se puede morir? si se casaron por la iglesia solo por un compromiso social. es esto realmente un sacramento? y el matrimonio nunca fue a la iglesia ni siguiera a misa dominical? como es que el matrimonio religioso se vuelve para algunas personas en un compromiso social. entonces cómo ayudar?

  15. Lalen Dijo:

    YO TAMBIÉN VIVO EN ESA SITUACIÓN. Y ES MUY TRISTE PORQUE AUNQUE ACUDO A LA SANTA MISA DIARIA NO PUEDO COMULGAR SINO ESPIRITUALMENTE, TODOS LOS DIAS VEO COMO TODAS LAS BANCAS SE QUEDAN VACIAS CUANDO TODOS VAN A RECIBIR EL CUERPO DE NUESTRO SEÑOR, MIENTRAS YO ME QUEDO EN MI LUGAR, SIENTO MI CARA LLENA DE VERGÜENZA CUANDO ME ACERCO AL SANTUARIO POR NO PODER RECIBIRLO, PERO TAMBIÉN SIENTO LA NECESIDAD COMO TODAS LAS DEMAS PERSONAS, MI ESPOSO ES DIVORCIADO Y SU MATRIMONIO SOLO DURÓ SÓLO DOS MESES HACE MAS DE VEINTE AÑOS.

  16. Ramon Sanchez Dijo:

    Gracias por sus consejos a todos y cada uno de ustedes, ahora bien, Es posible tener un divorcio dentro de la iglesia?/// Cual es el procedimiento adecuado para realizarlo. Gracias.

  17. norma beatriz arrese Dijo:

    Para realizar una nulidad de matrimonio tenes que acercarte aun obispado allí te dirán que hacer, mi primer matrimonio fue nulo por la iglesia católica, y hoy actualmente estoy casada en segunda nupcias por la iglesia católica.

  18. Rosa Dijo:

    Sabes yo estuve casada únicamente por lo civil y me divorcie; después de tiempo e encontrado a una persona con la que me gustaría rehacer mi vida, pero resulta que está persona se caso por la iglesia, actualmente esta separado, pero dado a que él si es muy católico, se niega la oportunidad de amar a alguien mas, porque esto le costaría entrar en pecado mortal ante dios.Que puedo hacer por que negarnos la oportunidad de vivir con dignidad….

  19. Enrique Hermosillo Dijo:

    En este aspecto la santa madre iglesia tiene sus leyes y un tribunal eclesiástico con personas que abogan la causa a través del libelo ( el historial del porque buscas la dispensa de la disolución de tu pareja ) y esperar que tu abogado que es una persona consagrada de agilidad a tu causa.

  20. Cesar Cienfuegos Dijo:

    Ciertamente que esta situación se presta para muchas confuciones y muy malas interpretaciones. Así por ejemplo, si la Iglesia Católica no admite el divorcio, entonces no tiene sentido el hecho que una pareja se divorcie, porque siendo el matrimonio eclesiastico indivisible, un divorcio civil no debería anularlo, por lo menos, en lo que se refiere a su vida cristiana, pues todavía permanece casado por la Iglesia.
    .
    De la misma manera, si un miembro de la pareja se une a otra religión diferente a la Católica, por simple lógica debería quedar consumada la separación religiosa, ya que un miembro abdicó a seguir siendo católico.. Por lo tanto, el miembro que sigue fiel al Catolicismo no debería ser impedido de la comunión, inclusive en el supuesto caso, de contraer matrimonio civilmente, porque fué la otra persona quien optó por otro credo..

    Llama a la reflexión, ¿cómo la pareja de Principes de Asturia, le fué admitido casarse por la Iglesia, siendo que la Princesa Leticia era una divorciada?

  21. rosy Dijo:

    yo estoy en una situacion iregular me divorcie a los 2 años murio mi ex , me junte con mi nuva pareja estavan solo separados vivio mucha violencia falta de respeto fue tratado como un animnca i
    al quedo traumado tuvo tratamiento ami lado sano un 70% si se nos casamos por la ley civil DIOS nos ah bendecido no teniamos nada ., reconocemos que es DIOS el que no avandona a nadie el y yo amamos al señor buscaremos la anulacion de su matrimonio por que me esta matando esto cuando voy a misa y no poder recivir a cristo y aunque no lo recibo el entra en mi siento goso a la hra de laconsagracion salgo de misa relajada con mas fuerza amo a mi señor en mi casa le compuse un canto de alabanza que bello es llevar a dios como centro de nestra vida ., mi divacio fue por que se equivoco amaba a otra mujer y tomado me lo repetia eso a mi me case de luchar por que llegara a ser yo a quien amara pero eso nunca iva a ser un dia me dijo ya teniendo 30 años de matrimonio que el estaba convencido de que nu

  22. rosy Dijo:

    de que nunca iva a dejar de amar a esa mujer hasta que el dejara de respirar eso ami me mato mis fuersas me enferme de crisis de panico y ansiedad por mas de 10 años hasta hoy se repiten de vez en cuando ., ahora se que mi matrimonio fue nulo nunca fue y ahi se fue mi juventud ni modo un divorcio es por una causa que no va con la ley de DIOS el bendice el amor de dos personas

  23. Veronica Guzman Sanchez Dijo:

    Me gustaria me ayudaran a saber que debo hacer por favor: Yo estuve casada 25 años, y mi esposo yo nos divorciamos hace un año. Fuimos a un retiro matrimonial y nos volvimos a casar por la iglesia, Volvimos a vivir juntos pero El quiere tener relaciones sexuales y ya no se quiere casar conmigo por el civil. Eso me causa mucha angustia porque siento que El no quiere tener responsabilidad conmigo en cuanto a la ley me protega. Que me aconsejan por favor?

  24. maria teresa Dijo:

    Buenos días me gustaría que me colaboraran, es que estoy separada por el civil hace 4 años y estoy conviviendo con una nueva pareja el quiere que nos casemos por la iglesia católica, en mi separación anterior no se liquido bienes y el padre de mis hijos no quiere firmar eso ahora, esto me impide para casarme por la iglesia como requisito? Gracias, agradezco me colaboren.

  25. Nelly Dijo:

    EN REALIDAD NO CREO QUE DIOS NIEGE A NINGUN HIJO SUYO NINGUNA BENDICION Y MENOS QUE DESCRIMINE A LOS QUE LAMENTABLEMENTE NO CONTAMOS CON LA SUERTE DE TENER ESPOSOS AMOROSOS, RESPONSABLES, RESPETUOSOS, SINO QUE FUIMOS MALTRATADAS, QUE SOSTUVIMOS NUESTROS HOGARES ECONOMICAMENTE HASTA QUE FINALMENTE DEBIMOS TOMAR LA DECISION DE UN DIVORCIO PARA NO SEGUIR SIENDO MALTRATADAS FISICA NI EMOCIONALMENTE. NO CREO EN UN DIOS TAN CASTIGADOR. YO CREO EN UN DIOS AMOROSO QUE NOS AMA INCONDICIONALMENTE INDEPENDIENTEMENTE DE LA CONDICION QUE TENGAMOS.

  26. Bequi pineda Dijo:

    ME QUIERO CASAR POR LA IGLESIA CON UN HOMBRE QUE ESTA DIVORCIADO, ALGUIEN ME PUEDE AYUDAR INDICANDOME EN DONDE ESTA EL JUZGADO ECLESIASTICO EN QUERETARO Y CUANTO DURA TODO ESTE TRAMITE? YA QUE UNA DE LAS RAZONES DE SU DIVORCIO ES QUE EX ESPOSA CAMBIO DE RELIGION Y TIENE VICIOS COMO EL JUEGO ETC. GRACIAS POR SU AYUDA

  27. maria garcia Dijo:

    Me divorcie de mi esposo despues de 30 anos. Llevamos 4 de divorciados. Si nos casamos por el civil otra vez, podemos casarnos por la iglesia y recibir comunion otra vez?

  28. maria garcia Dijo:

    El comentario que puse de volvernos a casar mi esposo y yo despues de 4 anos de divorciados, quiero aclarar que es entre los dos otra vez, no con alguien diferente. Nos llevamos mucho mejor ahora y deseamos casarnos otra vez por el civil. Que pasa con nosotros y la iglesia? Es esto aceptado? Podremos comulgar otra vez, ya que nos unimeros otra vez por el civil? Alguien me puede contestar?

  29. Juan Dijo:

    Necesito ayuda, yo soy soltero sin compromisos, desde hace poco tiempo enpece una relacion con una mujer casada x la iglesia, actualmente en tramites de divorcio yo estoy enamorado. Puedo alguna vez casarme x la iglesia? Yo quiero hacerla feliz ya q en su matrimonio anterior no lo fue.
    Como puedo hacer?

  30. DIANA Dijo:

    USTEDES QUE NO SON DIVORCIADOS , Y QUE NUNCA HAN ESTADO DIVORCIADOS HABLAN COMO QUE FUERA TAN FACIL…. DIOS ES AMOR , YO SOY UNA MUJER SOLTERA , MUY ENAMORADA DE MI PAREJA QUE ES DIVORCIADA , EL ME AMA TAMBIEN , NOS VAMOS A CASAR , LO QUE IMPORTA ES EL AMOR . DIOS ES AMOR , Y EL NO ESTA EN UNA IGLESIA ESTA EN TU CORAZON

  31. Karina Dijo:

    Cuando me casé, el Padre dijo: “Esposa te doy, más no sierva” y esas palabras se me quedaron muy grabadas. Desafortunadamente, él no lo entendió así y después de vivir 10 años de golpes, maltratos, humillaciones, etc., decidí dejarlo pero mis votos me tenían en un gran conflicto espiritual.
    Me fui a confesar y un cura, católico, me hizo ver que Dios no quiere más mártires y que yo no falté a mis votos sino todo lo contrario y que debía estar tranquila. Me dijo también que Dios siempre va a alabar y bendecir el amor sincero que nace del corazón.
    7 años después sigo soltera pero por voluntad propia; sin embargo, si llega a mi vida una persona que me ame y respete, seguramente volveré a tener una relación. Me daría mucha pena no volver a comulgar, y que me perdonen todos los fieles católicos, pero Dios está en mi corazón y ahí se quedará con o sin hostia. Procuro portarme bien, aunque como humana cometo fallas, reconozco mis faltas, ayudo al prójimo, amo a mi Dios Padre por sobre todas las cosas y sé que él me ama. Tal vez no me la vivo en la Iglesia, pero mi Creador siempre está dentro de mi y la paz me la da el simple hecho de solamente hablar con él todas las noches agradeciéndole sus bendiciones y todas las mañanas agradeciéndole la ventura de un nuevo día. Sé que está más contento en que honre su Camino del Amor con mis acciones que siguiendo las tradiciones de una institución que desafortunadamente nos ha demostrado durante siglos que puede ser más política que espiritual. Que Dios los cuide y esté siempre en sus pensamientos.