Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Difamación y calumnia

RicardoSada Fernández
29 mayo 2008
Sección: De la Ley de Dios

Grave falta se comete al mentir para dañar el buen nombre del prójimo o manifestar sin causa justa sus pecados y defectos, aunque sean verdad.

Cuando se agrava la mentira

Mayor gravedad reviste el pecado de calumnia, ya que combina tres pecados: uno contra la veracidad (mentir), otro contra la justicia (herir el buen nombre ajeno), y el tercero contra la caridad (fallar en el amor debido al prójimo). La calumnia hiere al prójimo en lo más delicado: su reputación.

Si a un hombre le robamos su reloj, puede enojarse o entristecerse, pero normalmente al cabo del tiempo quizá compre otro. Pero si lo perdido es su buen nombre, lo privamos de algo que no podrá comprar con dinero. Es fácil entender, pues, que el pecado de calumnia es mortal si con él dañamos gravemente el honor del prójimo, aunque sea en la estimación de unas pocas gentes. Y esto es así incluso aunque ese mismo prójimo no se entere del daño que le hemos causado.

Lo anterior se aplica también cuando deliberada e injustamente dañamos la reputación del prójimo sólo en nuestra propia mente. Esto es el juicio temerario, un pecado que nos afecta a todos y al que muy posiblemente demos poca importancia. Si alguien inesperadamente realiza una buena acción, y yo me sorprendo pensando: “eso lo hizo sólo por presumir”, he cometido un pecado de juicio temerario. Si alguien hace un acto de generosidad, y yo me digo: “¿a quién tratará de impresionar?”, pecó contra el octavo mandamiento.

Contra este mandamiento se peca también a través de la difamación. Consiste en dañar la fama ajena manifestando sin causa justa pecados y defectos que son verdad. Por ejemplo, cuando comunico a los amigos los pleitos que tiene el matrimonio vecino cuando el marido llega borracho a casa.

Puede que haya ocasiones en que, con el fin de prevenir males mayores, deba revelar los pecados ajenos. Será una obligación hacer ver a mi hijo que su nuevo amigo es drogadicto, o que convenga informar a la autoridad pública las actividades sospechosas en la oficina contigua. Puede ser necesario advertir a los profesores del colegio la deshonesta actitud mostrada por un compañero de mi hijo. Pero lo más usual es que cuando hablamos mal de alguien lo hagamos llevados por una intención poco recta. Por eso, si no tenemos una causa justa, aunque lo que digamos sea verdad, es ilícito difundir sin necesidad los defectos ajenos.

Ahora bien, si el hecho peyorativo que menciono es algo público, algo que resulta del conocimiento de todos, no es pecado, como el caso de crímenes pasionales que publican todos los periódicos. Pero, aun en estos casos, la caridad nos llevará a condolernos y a rezar por el pecador, más que cebarnos en su desgracia.

No sólo se falta al octavo mandamiento con la palabra y la mente, sino que también hay pecados de oído. Escuchar con gusto la calumnia y difamación, aunque no digamos una palabra, fomenta la difusión de murmuraciones maliciosas. Nuestro deber cuando se ataque la fama de alguien en nuestra presencia, es cambiar la conversación, e incluso intentar sacar a relucir las virtudes del difamado.

Afrentar la dignidad de una persona, es decir, lesionar su honor, es el pecado de contumelia. En los pecados anteriores el prójimo está ausente, en éste el prójimo está presente. Este pecado de contumelia adopta distintas modalidades. Una de ellas sería, por ejemplo, negarnos a dar al prójimo las muestras de respeto y amistad que le son debidas, como no contestar su saludo o ignorar su presencia, como hablarle de modo altanero o ponerle apodos humillantes. Un pecado parecido de grado menor es esa crítica despreciativa, ese encontrar faltas en todo, que para algunas personas -por ejemplo, para la esposa con su marido; para el marido con su suegra- parece constituir una arraigada costumbre.

Otro posible modo de ir contra el octavo mandamiento es revelar secretos que nos han sido confiados. La obligación de guardar un secreto puede surgir de una promesa hecha, de la misma profesión (políticos, médicos, investigadores, etcétera), o, simplemente, porque la caridad me lleva a no divulgar lo que pueda dañar o herir al prójimo. Se incluyen en este tipo de pecados leer la correspondencia ajena sin permiso, o escuchar conversaciones privadas atrás de la puerta o por la extensión telefónica. La gravedad del pecado dependerá en estos casos del daño o perjuicios ocasionados por nuestra actitud.

Conviene recordar por último que este mandamiento, igual que el séptimo, nos obliga a reparar los males causados. Si perjudicamos a un tercero con alguna mentira, lo difamamos, lo humillamos o revelamos sus secretos, nuestra falta no estará saldada hasta que compensemos los perjuicios lo mejor posible. Y debemos hacerlo aunque hacer esa reparación nos exija humillarnos o sufrir un perjuicio nosotros mismos.

Si he calumniado, debo decir que me había equivocado radicalmente; si he murmurado, tengo que compensar mi difamación hablando cosas buenas del afectado; si he insultado, debo pedir disculpas, públicamente, si el insulto fue público; si he revelado un secreto, debo reparar lo mejor que pueda las consecuencias que se sigan de mi imprudencia.

Ojalá que la comprensión de la Verdad como atributo divino nos ayude a aborrecer todo lo que sepa a doblez, simulación, charlatanería y murmuración. “Que sea tu sí, sí; y tu no, no” (Mt. 5, 37); abrir la boca sólo para decir lo que estamos seguros de que es cierto y que es oportuno para el bien de nuestro interlocutor. Que nunca hablemos del prójimo si no es para alabarlo, y, si tenemos que decir de él algo negativo, lo hagamos obligados por una razón grave y suavizando nuestras palabras con el aceite de la caridad.

Comentarios
14 Comentarios en “Difamación y calumnia”
  1. FANNYE Dijo:

    De manera sencilla quiero comentar que el artículo me ha parecido interesante y además pertinente porque lamentablemente esa conducta de estar calumniando y difamando está muy arraigada en méxico. Casi toda mi vida, mas de 25 años, he tenido que sobreponerme a muchas situaciones de este tipo y ha sido múy difícil,he sufrido mucho y sólo con la oración es como lo he superado. Mi vida tanto personal como profesional, dentro de mi naturaleza humana, con defectos y virtudes, la he tratado de llevar apegada a mis preceptos como católica que soy, sin embargo envidias, mala fé, mala voluntad de las personas, me han lastimado en mi alma y espíritu. En estos tiempos es difícil encontrar personas de buen corazón, verdaderos seres humanos y con sensibilidad, estoy consciente que como ser humano todas esas diferencias y semejanzas entre nosotros ocasionan que con frecuencia haya desacuerdos pero debe existir un respeto y valores universales. El ser humano se adjudica un valor superior al de Dios y piensa que difamando y calumniando va a hacer ver menores sus defectos, fracasos, frustraciones de los demás. La verdad que si hace falta que artículos como el presente, sean difundidos no solo dentro del ambito de religioso sino tambien como norma de conducta a seguir como seres humanos. Esre artículo me hace sentir más tranquila porque precisamente en estos días recibí una llamada por teléfono, en la cual, una persona me hizo comentarios de los cuales solo yo y alguien cercano teníamos conocimiento y de verdad que me sentí mal porque lastimaron mi dignidad, ahora desconfío de mis amigos cercanos porque no sé quien de ellos pudo hacer un comentario de mi persona a otra persona que si bien conozco pero no es mi amigo y no lo considero alguien cercano a mi. Estoy preocupada y estuve orando, ahora me gustaría saber alguna oración que me ayude a recuperar mi dignidad y sentir esa paz espiritual. No entiendo, sé que tengo defectos deficiencias, cometo faltas, pero tambien tengo una parte de mi que respeta la vida de los demás y por respeto entiendo tambien no difamar, no calumniar, no ofender, no agredir en pensamiento, palabra e incluso con la mirada, no burlarse, etc. Muchas gracias.

  2. yessenia Dijo:

    todo esto es muy bueno……

  3. yessenia Dijo:

    todo esto es muy bueno……

  4. yessenia Dijo:

    todo esto es muy bueno……

  5. Jaime Salas Dijo:

    Buenos dias.Necesito orientacion legal para poder enfrentar un problema que me viene ocasionando una vecina en contra de mi persona y de mi esposala cual ha venido difamando desde hace algun tiempo esta señora ha venido dañando mi honorabilidad de hombre sin ninguna razon licita justa, mi paciencia se ha venido cansando y no quiero que este hecho llegue a moyores concecuencias,espero su respuesta . GRACIAS

  6. Jaime Salas Dijo:

    Buenos dias.Necesito orientacion legal para poder enfrentar un problema que me viene ocasionando una vecina en contra de mi persona y de mi esposala cual ha venido difamando desde hace algun tiempo esta señora ha venido dañando mi honorabilidad de hombre sin ninguna razon licita justa, mi paciencia se ha venido cansando y no quiero que este hecho llegue a moyores concecuencias,espero su respuesta . GRACIAS

  7. Jaime Salas Dijo:

    Buenos dias.Necesito orientacion legal para poder enfrentar un problema que me viene ocasionando una vecina en contra de mi persona y de mi esposala cual ha venido difamando desde hace algun tiempo esta señora ha venido dañando mi honorabilidad de hombre sin ninguna razon licita justa, mi paciencia se ha venido cansando y no quiero que este hecho llegue a moyores concecuencias,espero su respuesta . GRACIAS

  8. yessica Dijo:

    buenas noches necesito orientacion legal para una verdadero infierno mi ex suegra siempre para mancillando mi honor mi reputacion mi dignidad ha logrado que me separe del padre de mi pequeña hija yo quisiera que dejara de hablar esas cosas tan horribles de mi por que la gente me mira como si fuera cierto lo que esta mala persona dice de mi espero que me oriente sobre que hacer por favor yo estoy muy mal me insulta delante de todo el mundo ayudeme por favor muchas gracias yessica

  9. yessica Dijo:

    buenas noches necesito orientacion legal para una verdadero infierno mi ex suegra siempre para mancillando mi honor mi reputacion mi dignidad ha logrado que me separe del padre de mi pequeña hija yo quisiera que dejara de hablar esas cosas tan horribles de mi por que la gente me mira como si fuera cierto lo que esta mala persona dice de mi espero que me oriente sobre que hacer por favor yo estoy muy mal me insulta delante de todo el mundo ayudeme por favor muchas gracias yessica

  10. yessica Dijo:

    buenas noches necesito orientacion legal para una verdadero infierno mi ex suegra siempre para mancillando mi honor mi reputacion mi dignidad ha logrado que me separe del padre de mi pequeña hija yo quisiera que dejara de hablar esas cosas tan horribles de mi por que la gente me mira como si fuera cierto lo que esta mala persona dice de mi espero que me oriente sobre que hacer por favor yo estoy muy mal me insulta delante de todo el mundo ayudeme por favor muchas gracias yessica

  11. María Regina Dijo:

    que interesante, lo que he leído acerca de la difamación pecado que he estado cometiendo. y que Dios me ha iluminado y permitido buscar de las fuentes de la santa iglesia su significado el cual hoy me ha hecho ver que si lo he estado practicando con plena conciencia. conllevándome en este momento a un dolor, arrepentimiento y necesidad de confesarlo

  12. zuli Dijo:

    Dios les bendiga a todos me parece interesante este tema y kiero decirles a todos q solo cn CRisto todo lo podemos la palabra de Dios dice q no devemos hablar del projimo, x k no devemos criticar a nadie sino solo estamos para ayudar..

  13. manuel torres Dijo:

    Hola mi nombre es Manuel Torres de Costa Rica soy un Hombre Cristiano y quiero decirles es que donde quiera que yo voy la gente me confunde con un hombre homosexual o gay….a tal punto que siempre los comentarios lo hacen a espaldas pero en voz alta para que yo me sienta mal…..es cierto a uno lo hacen sentir mal pero la verdad es que no soy tal ni practico la homosexualidad….pero este tipo de rumores inclusive hace q uno pierda los trabajos por las calumnias de la gente….los jefes se sienten precionados y buscan cualquier excusa para hechar a una persona solo porque se difudio un rumor y porque alguien movio la lengua sin pensar en el daño que hace o causa…..pero hay algo bueno de todo esto….este tipo de situaciones sirve para ver quienes son tus amigos y quienes no. atte: Manuel Torres

  14. yeni torres Dijo:

    esto me ha gustado mucho