Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

10. ¿Por qué la Iglesia no permite ni los preservativos ni los anticonceptivos para los que no quieren tener muchos hijos?

RicardoSada Fernández
29 julio 2008
Sección: Curso para el matrimonio

La Iglesia enseña que va contra la ley de Dios el empleo de métodos artificiales de control de la natalidad, sean físicos (como los preservativos), o químicos (como cualquier píldora anticonceptiva, espermaticidas, etc.).

 

También enseña que es contrario a la ley de Dios el acto sexual interrumpido (llamado onanismo), que consiste en que el varón derrame fuera de la mujer precisamente porque no desean concebir.

 

La Iglesia enseña también que es un pecado muy grave cualquier método abortivo (por ejemplo, la llamada “píldora del día siguiente” o el dispositivo intrauterino o diu), porque en ellos no sólo se impide una nueva concepción sino que se mata a un ser humano recién concebido.

 

Enseña también que es pecado la esterilización voluntaria, es decir, la vasectomía en el varón y la ligadura de trompas en la mujer, métodos ambos que buscan evitar definitivamente la procreación.

 

¿Por qué todos esos métodos son contrarios a la ley de Dios?

 

Porque la unión sexual es el instrumento que Dios ha previsto para hacer lo más grande que realiza el hombre: traer nuevas criaturas al mundo, nuevos seres humanos, creados a su imagen y semejanza y destinados a vivir para siempre. Esto da al sexo una enorme dignidad y hace que sea, como ya dijimos, algo divino, sagrado. Cuando un hombre y una mujer se unen sexualmente, Dios está ahí, dispuesto a llevar a cabo su maravillosa obra creadora de nuevas personas humanas.

 

Al controlar artificialmente los efectos de la unión sexual, manipulamos a Dios, le desviamos su plan. Siendo el Señor y Dueño de todo, pretendemos excluirlo de un ámbito fundamental: el origen de la vida. Y Él, que como Dueño y Señor del mundo ha dictado leyes, resulta burlado por un procedimiento que va en contra de su proyecto. Ir en contra del proyecto de Dios siempre es un pecado.
Comentarios
No hay comentarios en “10. ¿Por qué la Iglesia no permite ni los preservativos ni los anticonceptivos para los que no quieren tener muchos hijos?”


css.php