Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La oración, profundización en la penitencia

GabrielGonzález Nares
11 febrero 2013
Sección: cuaresma

La Cuaresma es tiempo de oración, reflexión y sacrificio, pero no por ello es un tiempo triste, sino de feliz espera en la Redención en Cristo. Uno de los medios que mejor nos acerca a celebrar el Misterio Pascual es la oración.

Orar durante la Cuaresma nos ayuda a profundizar en la penitencia, pues nos hace consientes de nuestros pecados, así como de la vida de gracia que podemos tener en Dios.

La oración es principalmente la elevación del espíritu humano que busca a Dios y pide por los bienes convenientes. No se puede hacer oración correctamente si no se entra en una actitud de humildad, tomando en cuenta que Dios nos puede dar óptimamente lo que nosotros no podemos obtener por nuestras propias fuerzas.

En la oración pedimos a Dios los bienes que nos hacen falta y también nos ofrecemos a Él como instrumentos de la optimación del mundo en la gracia divina. Es por esto que, si pedimos y ofrecemos a la vez en la oración, podemos obtener frutos de la penitencia en el reconocimiento de nuestros pecados.

La Cuaresma y la oración

Durante el tiempo cuaresmal disponemos de un ambiente de silencio, humildad y sencillez para buscar más fácilmente al Señor. Este entorno de desierto espiritual nos predispone a meditar sobre nuestras faltas y sobre nuestra relación personal con Dios. Y como la oración es un diálogo de petición y de ofrecimiento amoroso a Dios, en ella encontramos un medio conveniente para nuestra conversión personal.

En la oración meditamos sobre Dios y sobre su presencia en nuestras vidas. Si en los últimos días hemos estado alejados de Dios, el ambiente de la Cuaresma se presta para buscarlo. Debemos poner atención en no sólo recordar nuestros pecados, sino en proponernos soluciones para ellas y llevarlas a cabo, a fin de que nuestra vida mejore a los ojos de Dios y de los hermanos.

La oración nos eleva a Dios, pero por nosotros mismo no podemos alcanzarlo. Él es quien nos levanta a su presencia por medio de su gracia y nos guía con sus mandamientos en una vida de caridad. Pidamos en la oración la gracia de Dios para que podamos llegar a la celebración de la Pascua revestidos de Cristo.

Comentarios
1 comentario en “La oración, profundización en la penitencia”
  1. maria de lourdes rojas Dijo:

    Buenas noches, me gustaría me indicaran que tipo de oraciones son para este tiempo de cuaresma, hay alguna que mas agrade a nuestro Señor?….o simplemente rezar las que acostumbro yo hacer….Gracias y QDLB




Untitled Document
 

css.php