Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

¿Pueden comulgar las personas divorciadas y vueltas a casar?

GabrielGonzález Nares
3 julio 2012
Sección: Comunión, Divorcio, Familia y actualidad, Matrimonio, Matrimonio católico, Preguntas Frecuentes, Preguntas-Matrimonio

Si uno de los esposos, habiendo divorciado a su pareja de un matrimonio rato y consumado, se vuelve a casar, comete adulterio. Por lo que  está moralmente imposibilitado para comulgar, pues sus acciones no están en armonía con las del compromiso redentor que Cristo ofrece en la Eucaristía.

 

Se ha hecho de la vida común la situación de algunos cristianos que, habiendo fracasado con un matrimonio válido, deciden casarse otra vez, comenzando este nuevo matrimonio con una ceremonia religiosa católica. Es entonces cuando se topan con la problemática de no poder comulgar eucarísticamente después de su divorcio. Muchos cristianos que, por desgracia están en esta situación, se preguntan la causa de esta imposibilidad.

Para resolver este problema, primero hay que hacer la distinción entre nulidad matrimonial y divorcio civil. La Iglesia considera que un matrimonio rato y consumado es indisoluble. O sea, no hay poder en la tierra, que no sea la muerte, que pueda disolver la unión conyugal. Por otra parte, la nulidad matrimonial significa que nunca hubo condiciones propicias para el desarrollo del matrimonio, por lo que este nunca existió.

El divorcio

Tratemos de la posición del catolicismo acerca del divorcio. Por sí mismo, el divorcio civil no es un impedimento para recibir la comunión, Queda claro que, en muchas ocasiones, funciona como un regulador jurídico y económico. Sin embargo, entendida como una acción moral, la separación consciente o abandono de uno de los cónyuges es un error grave. Esta situación de yerro grave se debe a que, por una parte, es una falta grave a la ley natural, ya que el hombre tiene la natural tendencia de ser monógamo y, por otra, en el Nuevo Testamento “El Señor Jesús insiste en la intención original del Creador que quería un matrimonio indisoluble, y deroga la tolerancia que se había introducido en la ley antigua.” (Catecismo de la Iglesia Católica 2382)

Es por esto que el divorcio es una falta grave contra la ley natural. Además, pretende romper un ligamento voluntario, así como una alianza de bien mutuo y común. No hay un poder que, formalmente, pueda romper este nexo voluntario y de comunidad, si ha sido hecho bajo todas las legalidades y condiciones necesarias. Por estas legalidades se entiende que el matrimonio sea rato y consumado, es decir, que sea válido ante la Iglesia a través de la unión voluntaria de dos bautizados ante un ministro idóneo y que haya sido consumado con la unión sexual.

La indisolubilidad del matrimonio

El canon 1141 del Código de Derecho Canónico establece que “El matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano, ni por ninguna causa fuera de la muerte.” Muchos se preguntan ¿de dónde viene esta indisolubilidad? Fácilmente podemos responder que viene de la naturaleza de la unión. Pues ésta se ha realizado según la naturaleza humana monógama y estableciendo a Dios como el fundamento de la caridad conyugal. Dado que Dios es Principio Óptimo y Perfecto de caridad, no se puede romper un lazo establecido bajo este Soberano Principio.

Si se establece que el matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto más que por la muerte, el compromiso voluntario y de bien común persisten, y por tanto la unión matrimonial. Por lo que el matrimonio rato y consumado continúa existiendo entre los esposos, incluso si hay divorcio civil. Es por esto que si alguno de los esposos se une nuevo en matrimonio con otra persona, comete adulterio, pues no respeta la unión que aún existe.

El Catecismo es claro sobre este punto: “El divorcio es una ofensa grave a la ley natural. Pretende romper el contrato, aceptado libremente por los esposos, de vivir juntos hasta la muerte. El divorcio atenta contra la Alianza de la salvación de la cual el matrimonio sacramental es un signo. El hecho de contraer una nueva unión, aunque reconocida por la ley civil, aumenta la gravedad de la ruptura: el cónyuge casado de nuevo se halla entonces en situación de adulterio público y permanente” (CEC 2384)

Podría pensarse que esto no es más que una cláusula implementada por la Iglesia, sin embargo, recordemos las palabras de Cristo en un pasaje del Evangelio de Mateo: “Mas yo os digo, que el que repudiare a su mujer, fuera de causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casare con la repudiada, comete adulterio.” (Cfr. Mt. 5, 32)

La imposibilidad de comulgar en la Eucaristía

Si uno de los esposos, habiendo divorciado a su pareja de un matrimonio rato y consumado, se vuelve a casar, comete adulterio. Esto vale para la parte que hay comenzado el divorcio o se ha vuelto a casar sin tomar en cuenta los compromisos de la unión previa. El cristiano que esté en esta situación, no está un unión común con Cristo, pues comete adulterio con su legítima pareja. Por tanto, el cristiano en esta situación está moralmente imposibilitado para comulgar, pues sus acciones no están en armonía con las del compromiso redentor que Cristo ofrece en la Eucaristía.

Magisterialmente, esta situación se publica  con la declaración de los miembros de la Congregación de la Doctrina para la Fe, en una carta a todos los obispos del mundo de fecha octubre 14, 1994 que dice : “La creencia errónea que tiene una persona divorciada y vuelta a casar, de poder recibir la Eucaristía normalmente, presupone que la conciencia personal es tomada en cuenta en el análisis final, de que, basado en sus propias convicciones existió o no existió un matrimonio anterior y el valor de una nueva unión. Esta posición es inaceptable. El matrimonio, de hecho, porque es la imagen de la relación entre Cristo y su Iglesia así como un factor importante en la vida de la sociedad civil, es básicamente una realidad pública.”

Con este documento la Santa Sede afirma la continua teología y disciplina de la Iglesia Católica, de que aquellos que se han divorciado y vuelto a casar sin un Decreto de Nulidad, para el primer matrimonio (indistintamente si fue realizado dentro o fuera de la Iglesia), se encuentran en una relación de adulterio, que no les permite arrepentirse honestamente, para recibir la absolución de sus pecados y recibir la Santa Comunión.

Para la parte inocente del divorcio

Es necesario aclarar que la parte del matrimonio que no ha comenzado el proceso de divorcio y ha pretendido conservar el compromiso tomado no se encuentra en imposibilidad moral de recibir la comunión eucarística.

La parte inocente de la ruptura matrimonial, tiene la misma posibilidad abierta de recibir la Comunión como cualquier otro católico, bajo las condiciones usuales (estar libre de pecado mortal en otras áreas de su vida, si no lo está, de acudir al Sacramento de la Penitencia, cumplir con el ayuno Eucarístico etc.)

El caso de la nulidad matrimonial

De acuerdo a lo que se menciona en el CIC 2382, un matrimonio ratificado y consumado es indisoluble. Este es un matrimonio donde los votos son intercambiados por dos bautizados, ante un ministro idóneo, con buena intención y consumado en el acto sexual.Ningún poder en la tierra puede declarar este matrimonio nulo y darle libertad a las parejas de casarse de nuevo. Sin embargo el Tribunal para los Procesos Matrimoniales de la Iglesia Católica tiene el poder para determinar, si el matrimonio había sido consumado y emitir un decreto de Nulidad (mal conocido popularmente como Anulación) cuando el tribunal sentencia que no hubo matrimonio.

La persona que recibe un decreto de Nulidad está libre para volverse a casar por la Iglesia ya que el primer matrimonio no fue válido desde el principio. La persona que se vuelve a casar en estas condiciones por la Iglesia puede recibir los Sacramentos usualmente. Es así que vemos que sólo la persona que tenga un documento de nulidad matrimonial está facultada para casarse de nuevo en el seno de la Iglesia, y de recibir con propiedad los sacramentos.

Cfr. http://www.ewtn.com/spanish/preguntas/comunion_de_divorciados_y_vueltos_a_casar.htm

Comentarios
9 Comentarios en “¿Pueden comulgar las personas divorciadas y vueltas a casar?”
  1. Rosa Dijo:

    Yo estoy divorciada civil , pero npo salgo con nadie ni lo pieso hacer, fui yo la que solicite el divorcio civil ya que mi pareja me abandono 6 años , hice bien en divorciarme o he cometido un pecado grave por haber iniciado el divorcio

  2. Percy Dijo:

    Acaso un asesino o una prostituta tiene mas derecho que uno, que siente amor verdadero, que ellos actuando de mala fe, y a sabiendas, que uno que a actuado de buena fe, y que sencillamente no funciono por que la otra persona fue una fuente de falsedad, mentiras

    Acaso que, cuando uno espera recibir a Dios en una nueva unión, este nos rechaza? Dios no es la Iglesia, Ni la iglesia es Dios, en que parte de la biblia lo dice, acaso esto literalmente, no es acaso solo una interpretación de concilios, acaso lo edictos de los papas, no han sido escritos por hombres, que como tales, en su naturaleza de hombres se ven influenciados por la sociedad através del tiempo, tal es así, que dentro de la iglesia católica, existió la inquisición, donde murieron miles de personas injustamente,.

    Perseguidos por sus ideas innovadoras como Cristóbal colon, Isaac newton, e inclusive galileo, por osar decir que la tierra no era el centro del universo?, acaso no en la biblia nos enseña a no adorar imágenes de barro, y en TODAS las iglesias se adoran imágenes de barro, arcilla, acaso esta es una doble moral de la Iglesia, una iglesia que habla de humildad, y en la que esta presente el oro y la plata en adornos y símbolos? De torturar y azotar en busca de la verdad en nombre de Dios…

    Acaso no tendría mas valor una cruz tallada en madera, que una cruz bañada en oro? Cuantas muertes y asesinatos han sido cometidos en nombre de Dios, por la misma iglesia católica, inclusive muchos ahora considerados santos, fueron condenados a muerte, por la misma iglesia, como lo es Juana de Arco? Bajo que concepto se convirtió de “hechizera” condenada por la Inquisición, en SANTA, además de prohibir y condenar tantos libros considerados como “herejes” cuando en realidad eran obras de libertad de conciencia, acaso no estos mismos actos que ahora los vemos repudiables, fueron en su momento “bendecidos” por el mismo Papa, como representante de la Iglesia. Debo recordarles que Juan Pablo II, reconoció los errores cometidos e inclusive pidió perdón por ellos.

    Ante todo esto, NO entiendo como la iglesia católica condenan a los divorciados. Si Dios es amor y las parejas vivían en un hogar donde lo menos que existía era amor y en cambio mucha violencia, Dios acaso quiere que sus hijos vivan en violencia e infelicidad, cuando el mismo sacrifico a su hijo, por la humanidad?, es acaso que también las familias de ambas partes, al ser cómplices de esta nueva unión, también son “cómplices” de un “pecado” de adulterio. Una iglesia que condena con UN PECADO CAPITAL, a una unión de amor y de felicidad… un pecado capital no es un juego, como un amor es condenado con sufrimiento eterno

    Que valores se van a transmitir a nuestros hijos, cuando que, debiendo ser una fuente de valores y respeto, una nueva relación empieza con “PENA Y VERGÜENZA”

    Acaso no es dable, que Dios, en su infinita sabiduría, después de vernos sufrir de distintas maneras nos dio la oportunidad de ser felices,

    Lo que tendrá efecto en mi, es que me aleje mas de la iglesia católica, que no reconoce un amor fuerte, puro y verdadero, que discrimina mis sentimientos, y si es que la iglesia católica no me acepta a mi, que es un historia ha tenido infinidad de sacerdotes pedófilos, con hijos, convivientes hasta inclusive conventos con fetos enterrados entra las paredes o en los desagües, como lo fue el convento de santa catalina, y sabe cuantos mas en el mundo , una iglesia católica que discrimina a la mujer, al no aceptarla como líder dentro de la sociedad, a no permitirle dirigir una iglesia, o inclusive llegar a un papado, si no relegándola a un plano de servidumbre , una iglesia católica que desde que uno nace y ni tener conciencia del mundo lo marca con un “pecado original”

    Entonces, yo acepto a Dios, pero no acepto a la iglesia católica, y ante todo esto una vez mas lo afirmo.

  3. raul Dijo:

    Si creo en Dios, soy bautizado pero nunc ame confirme, no se porque motivos…a lo mejor fue porque me case solo por civil siendo mi esposa de ese entonces casada por la iglesia, actualmente estoy separado de ella…creo mucho en Dios y participo d ela misa dominical…tengo intenciones de caarme con una mujer que esta en identica situacion mia, divorciada, nunca casada por la Iglesia y no confirmada….es permitido eso?..igual voy a seguir creyendo en Dios, Jesus Cristo, La Virgen Maria, El Espiritu Santo…y la Iglesia Catolica…..no puedo apartarme de mi creencia….

  4. Luis Reyes Vásquez Dijo:

    Me pregunto ¿Si el matrimonio es uno solo, indisoluble, hasta que la muerte los separe, Porque les llaman divorciados y vueltos a casar?. ¿Acaso con este Titulo, no estamos aceptando que si se puede romper el vinculo? tenemos que ser claros el Señor nos dice decir si, cuando si y no cuando no, lo demás viene del diablo. Entonces nadie puede estar vuelto a casar si ya se ha casado antes. Si La Iglesia Católica no admite divorcio, por que hablan de ese modo: “Se ha hecho de la vida común la situación de algunos cristianos que, habiendo fracasado con un matrimonio válido, deciden casarse otra vez, comenzando este nuevo matrimonio con una ceremonia religiosa católica”.

  5. Mundy Dijo:

    ¿TE SUMAS?
    Los días 1, 2 y 3 de Octubre serán las reuniones del Consejo de Cardenales con el papa Francisco, este grupo más que selecto de cardenales tendrá la función de asesorar al sumo Pontífice en la reforma de la curia de El Vaticano.
    Estos 8 súper asesores quizás traten algunas otras cosas en sus encuentros, ya que la velocidad que le está imprimiendo el Papa a su gestión es más que una invitación al impulso y entre esos temas latentes está la situación de los divorciados en nueva unión, quizás en estos tiempos más mencionada que en las últimas décadas.
    Desde La Barca (www.labarcaglobal.blogspot.com) blog hecho POR y PARA católicos divorciados en nueva unión de todo el mundo convocamos para el día 1º de Octubre, a las 12:00 hs., de cada país, a unirnos en una oración común por el éxito de las reuniones y fundamentalmente por el resultado de las mismas.
    Descontamos la unión fraterna a la propuesta, al menos en los 62 países (ver listado en La Barca) que visitan el blog y que han acompañado desde el 2009 la celebración del Día Internacional de los Católicos Divorciados en Nueva Unión.
    Sumarse y difundirlo es una forma, quizás, de poner en práctica las palabras del Papa en la JMJ – Río, es una forma de HACER LIO.

    PD: Si te sumas, aunque sea en silencio, genial, si lo aparte lo difundes mucho ,mejor y si cuelgas un comentario en el Blog sería mejor aún, así nadie se queda con dudas respecto a que esta problemática no tiene fronteras.

  6. Milagros Laboy Dijo:

    Tristemente tengo que decir que concurro con la opinion de Percy…despues de todo el dolor a que fui sometida y mis hijas dentro de una relacion abusiva y maltratante, tener que soportar el rechazo de la Iglesia en la cual me crie y que debe ser “Refugio de Los pecadores” me resulta indignante asistir a la Iglesia para sentirme rechazada, senalada y humillada. No, Realmente me Cuesta mucho creer que el Dios al que le sirvo sea este que usted describe. Eso son interpretaciones de hombres comunes y corrientes….que triste que en uNa sociedad que le falta Tanta espiritualidad, la Iglesia siga Alejando a sus feligreses. Creo que Los lideres tienen mucho que pensar, evaluar y tendran que reaponderle a Dios por MuchAs Almas. Dios Los ampare.

  7. Oscar Dijo:

    Me case en el 2000 estuve cinco años con mi esposa y procreamos dos hijos, luego me fue infiel y nos divorciamos, porque llegamos a la violencia, ahora ella tiene una hija de su segunda pareja. En el 2013 me volvi a casar por lo civil, pero recien me acabo de separar de mi pareja. ella es de la religion evangelica y nunca pudimos tener acuerdos en muchas cosas. ahora estoy saliendo con una mujer que tiene una hija, nunca fue casada y es devota catolica, me he enamorado de ella perdidamente y deseo honrarla con una boda catolica, pero me encuentro con que no puedo. Que hay del amor que sentimos? alguien me podria dar la respuesta.

  8. VERO Dijo:

    Desde el año pasado quise inscribirme para recibir mi catecismo para adultos y poderme confirmarme junto con mi hermana no se porque motivos ni ella ni yo fuimos confirmadas por nuestros padres….Oh decepcion pues yo vivo en union libre desde hace 20 años no pude casarme porque mi pareja se caso a los 17 años con una mujer mayor que el que jamas le dio el divorcio ni se lo dara porque para ella esa es su venganza yo decidi aceptarlo y amarlo de esa manera y por tal motivo no fui aceptada para este sacramento….mi hermana si esta casada desde hace 30 años pero solo por el civil y tampoco se lo permitieron….voy a hablar por mi…. siempre he sido una mujer fiel y he tratada de ser una buena cristiana ayudando al projimo y siendo humilde pero no es suficiente para ellos porque dicen que debo estar en gracia…..perfecto lo entiendo…..pero coincido con Percy en sus comentarios sobre que las prostitutas o asesinos tengan mas derecho que las personas que vivimos asi… uno se da cuenta cuando hay infidelidades entre los vecinos pero van se confiesan y comulgan por el simple hecho de que estan casados por la iglesia….que tristeza; por lo pronto yo seguire siendo la mujer de siempre fiel, humilde y con unas ganas inmensas de poder algun dia confirmar mi fe absoluta en Dios y seguire siendo fiel a mi amada Iglesia Catolica

  9. Juan Díaz Rodríguez Dijo:

    Hola, con mi esposa comenzamos una relación de solteros en unión libre, mi mujer desde que empezamos siempre me vió defectos peleábamos mucho desde inicio, algún día pensé que esas peleas eran porque ella y yo no estábamos casados y también ella quería casarse, pensé que al casarnos eso la haría sentir mejor y ya no pelearíamos tanto desgraciadamente no fue así nos casamos y aún así se fue haciendo más y más las peleas y discusiones para enero de este año las cosas ya estaban mal ella paso de verme con desdé a hacerme sentir que le estorbaba se quejaba de todo, los últimos 2 años ya no tenía relaciones sexuales aunque vivíamos en el mismo techo, yo sólo estaba con mi familia un día a la semana por cuestiones de trabajo, mis hijos los cuestionaba sobre ella y me daban la razón pero le tenían miedo a ella y por eso no se lo hacia ver, en febrero de este año se disgustó porque le reclamé sobre la limpieza de la casa y desbordada en odio se fue de la casa y se llevó a mis hijos, a los pocos fines de semana me dice que nos demos un tiempo, los pocos días que he podido ver a mis hijos han cambiado mucho ahora son muy ostíles conmigo, yo veo que esta relación ya no da más a pesar de que ella es catequista se comporta con mucho odio y rencor conmigo y usa a los niños como instrumento de ella ellos son monaguillos en la iglesia, yo quería regresar pero como mis hijos han cambiado ya no le veo caso anteriormente frecuentaba a una mujer que era buena conmigo y actualmente salimos cando tenía problemas con mi esposa el sacerdote que me confesió me dijo que comulgara y lo hacía ahora que estoy en otra relación ¿Es pecado comulgar? ¿Qué puedo hacer? Me gustaría comulgar…gracias por sus comentarios y ayuda




Untitled Document
 

css.php