Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La contaminación del medio ambiente, pecado social

GabrielGonzález Nares
5 junio 2017
Sección: Ciencia y fe, Doctrina social de la Iglesia, Ecología y medio ambiente

-
La contaminación del medio ambiente es un pecado social porque contribuye a que los hombres no puedan vivir en un ambiente de concordia y de justicia, donde todos puedan tener bienestar y reconocer a Dios en sus obras de la naturaleza.

La contaminación del medio ambiente, pecado social

La múltiples actividades egoístas que surgen con los individuos pueden derivar en un caos ambiental. Por ejemplo, los múltiples usos individuales del automóvil o de la electricidad terminan destruyendo el medio en que vive la sociedad.

La contaminación puede considerarse como pecado si se toma en cuenta que con ella se degrada la creación de Dios, ya sea en el aire, el agua, los animales, las plantas etc. No es que las otras creaturas tengan una dignidad semejante a la humana, sino que su dignidad propia como creaturas se ve degradada por la acción humana.

Por otra parte, y más grave ésta que la anterior, la contaminación es pecado porque agrava la distancia entre los hombres y hace que todos tengan que vivir en condiciones que no propician la concordia de la sociedad.

El hombre debe ser jardinero de la tierra

El Génesis nos relata que Dios creó al hombre y lo puso en un jardín, el Edén, no en cualquier parte de la tierra. Dios quiso que el hombre fuera guardián y protector de su creación, pues lo puso en el jardín como jardinero. Así, en el relato vimos que Adán nombraba a los animales y comía de los frutos de casi todos los árboles del jardín del Edén.

A lo largo de la Historia, los protagonistas de la Biblia, y luego los santos, supieron dar un cuidado apropiado al mundo natural al mismo tiempo que lo aprovechaban para sobrevivir. En las creaturas naturales los hombres pudieron reconocer una manifestación de Dios. Sin embargo, la gravedad del pecado de la contaminación del medio ambiente no está basada principalmente en la violación de la dignidad de las creaturas, pues no tienen la misma dignidad que los seres humanos. La gravedad está dada por la violación de la dignidad humana que la contaminación genera.

Al haber contaminación se pierde el estado de calma que propicia la armonía entre humanos. Si los hombres tienen que pelear por sus alimentos debido a que los daños al ambiente no generan el alimento suficiente para todos, entonces hay tensión social.

Es decir, los problemas comienzan con el daño al medio ambiente, sin embargo las consecuencias más graves se viven en un ambiente social, pues toda la sociedad es dependiente de la naturaleza para subsistir, y si los hombres no toman en cuenta el bienestar común en sus actividades particulares no podrán forjar un bienestar común constante.

 

Comentarios
1 comentario en “La contaminación del medio ambiente, pecado social”
  1. Novena Entrada – Tipos de conocimientos | diegorrr9



Untitled Document
 

css.php