Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Calendarioo
Litúrgico 2012
o
calendario 2010
Donativoso

Donar
Descargaso


Los Magos en Jerusalén

J. A. González Lobato
4 julio 2012
Sección: Caminando con Jesús

Hacen su arribo a la ciudad y reciben el impacto tremendo de la indiferencia de Jerusalén, pues nadie sabe dónde ha nacido el rey de los judíos…

…el rey Herodes se turbó, y con él toda Jerusalén.

Mt 2, 3)

 

I

Por las calles de Jerusalén ha entrado una caravana real. Vienen de Oriente. Los judíos se quedan atónitos ante la belleza del cortejo. Más aún cuando les preguntan: ¿Dónde está el que ha nacido rey de los judíos? Porque hemos visto en Oriente su estrella y hemos venido con el fin de adorarle 1.

Esto lo dicen una y otra vez a cuantos se congregan a su alrededor, mientras se mecen al dulce ritmo del paso de sus camellos. Nadie sabe nada. No se han enterado. Es el gran escándalo del camino de los Magos.

Se han quedado sin la estrella que los guiaba y ahora reciben el impacto tremendo de la indiferencia de Jerusalén, que no sabe nada de Cristo, ni lo busca. ¡Y ellos que vienen desde tan lejos, dejando tantas cosas a sus espaldas!

Los judíos viven dormidos en sus cosas, sin buscar al Mesías prometido: ¡ellos que son el pueblo del Rey! ¡Entre ellos ha nacido el Mesías!

Jerusalén supone para los Magos una crisis en su camino hacia Cristo: una invitación a volver sobre sus pasos, hacia las cosas dejadas atrás. Oscuridad y escándalo. Cansancio e intriga. Sin estrella. Y la ciudad del Rey como si no se hubiese enterado, ocupada sólo en las cosas intrascendentes de la vida.

La ciudad del Rey materializada. Así suele pasar en el camino de las almas: las tentaciones se concentran, casi nunca vienen solas. Las dificultades se juntan para atacar a la vez.

II

Es la hora de la crisis, de la prueba. La hora de las personas queridas, abandonadas lejos, que siempre llaman. La hora del recuerdo de la vida muelle y tranquila, de la satisfacción de los caprichos diarios, de las ilusiones de la tierra siempre vivas. De la vida dulce, que hace eternidad de las cosas temporales.

Es la crisis de los Magos. En las crisis, los hombres pueden decidirse por volver atrás. Y se engañan a sí mismos cuando, para negarse a seguir, se dicen que ya se han determinado. ¿Por qué no emplean esa lealtad a su decisión, en favor de la que más puede llevarles a Cristo, que es la misma que tuvieron al iniciar el camino? Otras veces se justifican diciendo que no ven. Antes, vieron; ya es suficiente. Ahora a amar, a amar con obras, con sacrificio si es necesario.

En el camino de un hombre de Dios, no es extraño que el demonio haga de las suyas: ataca la inteligencia (hay que seguir sin ver, agarrado a la mano del director) o a la voluntad (y hay que hacerse fuerza aunque salten chispas).

 

III

Los Magos no se contentaron con estudiar la estrella, como muchos de hoy harían simplemente, sin seguirla; porque seguirla exige plena conversión a Dios y a sus cosas; mientras que admirarla, bien se puede hacer sin desprenderse de una posición cómoda, ya conseguida.

Para no seguir la estrella se justificarán diciendo: pero, ¿cómo puede uno convencerse de que es la estrella de Dios? Si supiera que es de Dios, no dudaría en ponerme en marcha.

Estimo que una persona generosa se lanza al camino al primer síntoma. Una persona egoísta, aun cuando el mismo Dios directamente la llame, siempre encontrara excusas para quedarse como antes de su llamada. Las preguntas que se hacen los hombres se hacen con la cabeza, calculando. Y sólo se contestan con el corazón.

Recientemente he tenido la ocasión de consolar a una madre que lloraba anticipadamente la muerte santa de su hijo de veinte años, moribundo.

-Aún está vivo -le dije-, Dios puede hacer un milagro.

-No, que se lo lleve -me contestó rápidamente-, se lo ofrecí a la Virgen antes de que naciera; es de Ella, no me pertenece.

Pero lloraba el desgarrón de la despedida. Una prueba heroica para una madre.

Los Magos no vuelven atrás. Preguntan, investigan. Quieren llegar a Cristo. Los sacerdotes y escribas les enseñan el camino. Éstos lo saben con certeza, no titubean, pero no van. Con sus espaldas apoyadas en las últimas tapias de los corrales de Jerusalén, les indican apuntando a Belén. Antes les habían dicho dónde había de nacer el Cristo: En Belén de Judá; que así está escrito… 2.

IV

Se ponen a andar de nuevo. Y he aquí que la estrella que habían visto en Oriente, iba delante de ellos… A la vista de la estrella se regocijaron en extremo 3.

Ahora caminan los Magos anegados en un gozo muy grande. Ahora no sólo dejan lo que antes dejaban. Desde Jerusalén a Belén dejan algo más tras de sí: ¡Una crisis superada!


1 Mt 2, 2.

2 Mt 2, 5.

3 Mt 2, 10.

 

Reproducido con permiso del Autor.

“Caminando con Jesús”, J.A. González Lobato, Ediciones RIALP, S.A.

Este libro puede comprarlo en www.beityala.com

Comentarios
9 Comentarios en “Los Magos en Jerusalén”
  1. ruben Dijo:

    explique por favor , quienes eran en realidad los reyes magos.

  2. ruben Dijo:

    explique por favor , quienes eran en realidad los reyes magos.

  3. ruben Dijo:

    explique por favor , quienes eran en realidad los reyes magos.

  4. Hilda de Posadas Dijo:

    Querido hermano Ruben, permítame contestarle a la luz de esa "Estrella" (mi fe). No tengo una respuesta teológica, pero sí he caido en cuenta, que esos personajes de los Reyes Magos, son el ejemplo a seguir, por todos aquellos que buscamos a Cristo y que lo vemos reflejado en todo lo bueno que nos sucede. Bien dice la reflexión anterior, sigamos la Estrella (Cristo) no nos atracemos analizando quienes lo siguen. El mensaje no está en quiénes eran los reyes magos, de dónde salieron, como vivían. Lo importante es la docilidad y humildad que experimentaron al ver la Estrella. Sabían que los llevaría al Rey de reyes y que después de esa experiencia divina, todo cambiaría, pues recuérdese: que volvieron por otro camino. Que Dios le bendiga hermano querido.

  5. Hilda de Posadas Dijo:

    Querido hermano Ruben, permítame contestarle a la luz de esa "Estrella" (mi fe). No tengo una respuesta teológica, pero sí he caido en cuenta, que esos personajes de los Reyes Magos, son el ejemplo a seguir, por todos aquellos que buscamos a Cristo y que lo vemos reflejado en todo lo bueno que nos sucede. Bien dice la reflexión anterior, sigamos la Estrella (Cristo) no nos atracemos analizando quienes lo siguen. El mensaje no está en quiénes eran los reyes magos, de dónde salieron, como vivían. Lo importante es la docilidad y humildad que experimentaron al ver la Estrella. Sabían que los llevaría al Rey de reyes y que después de esa experiencia divina, todo cambiaría, pues recuérdese: que volvieron por otro camino. Que Dios le bendiga hermano querido.

  6. Hilda de Posadas Dijo:

    Querido hermano Ruben, permítame contestarle a la luz de esa "Estrella" (mi fe). No tengo una respuesta teológica, pero sí he caido en cuenta, que esos personajes de los Reyes Magos, son el ejemplo a seguir, por todos aquellos que buscamos a Cristo y que lo vemos reflejado en todo lo bueno que nos sucede. Bien dice la reflexión anterior, sigamos la Estrella (Cristo) no nos atracemos analizando quienes lo siguen. El mensaje no está en quiénes eran los reyes magos, de dónde salieron, como vivían. Lo importante es la docilidad y humildad que experimentaron al ver la Estrella. Sabían que los llevaría al Rey de reyes y que después de esa experiencia divina, todo cambiaría, pues recuérdese: que volvieron por otro camino. Que Dios le bendiga hermano querido.

  7. Norma Dijo:

    No importa quienes en realidad eran los tres reyes magos lo importante es que fueron a conocer al NIÑO DIOS(JESUS)Hijo de DIOS llevandole regalos al niñito DIOS(JESUS)y se fueron cada quien por su camino a tierras muy lejanas los tres reyes magos.FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2010.

  8. Norma Dijo:

    No importa quienes en realidad eran los tres reyes magos lo importante es que fueron a conocer al NIÑO DIOS(JESUS)Hijo de DIOS llevandole regalos al niñito DIOS(JESUS)y se fueron cada quien por su camino a tierras muy lejanas los tres reyes magos.FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2010.

  9. Norma Dijo:

    No importa quienes en realidad eran los tres reyes magos lo importante es que fueron a conocer al NIÑO DIOS(JESUS)Hijo de DIOS llevandole regalos al niñito DIOS(JESUS)y se fueron cada quien por su camino a tierras muy lejanas los tres reyes magos.FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2010.