Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Querida Sheila: ¿cuándo llegará el hombre de mi vida?

SheilaMorataya
2 febrero 2016
Sección: Blog, Sheila Morataya

ELHOMBREDEMIVIDAHOMELa última semana he recibido esta carta de una joven soltera que ha llegado a la década de los 30 y escribe:

“Durante las tres últimas semanas nuestra comunicación ha ido disminuyendo hace una semana peleamos y no me ha buscado, no sé nada de él. Su teléfono no contesta, le escribí un mensaje y no respondió.

Lo he puesto en oración pero me siento triste, yo llevaba dos años de estar sola y estaba relativamente bien pidiéndole a Dios que cuide mi corazón para la persona correcta. Finalmente llega él con mucha energía, y de un momento su enojo lo pone en una posición en la cual me lastima, no sé qué hacer”Esta semana también escuchaba a una chica de la misma edad, que lleva seis años de novia y que soporta seguir de novia ante la idea de quedarse soltera. Si termina con este novio que se resiste a pedirle matrimonio, ¿encontrará una pareja? ¿llegaran los hijos?

Recuerdo que algunos años atrás conocí a una chica con esas mismas características. Mientras me contaba la historia de su éxito profesional, suspiraba y me decía: “pero sigo soltera”. Y agregaba: “mi círculo de amistades se hace cada día más chico porque todas mis amigas ya se han casado y hoy día, los fines de semana no son tan esperados ya que me siento muy sola. A veces me siento desesperada ¿Qué puedo hacer para calmar la ansiedad por casarme?”

La carta de esta lectora (que ha pedido permanecer en el anonimato) así como las dudas y angustias de estas otras jóvenes solteras, me inspira a escribir algo para todas esas jóvenes solteras exitosas que han alcanzado la década de los treinta con realización profesional, independencia económica y madurez mental. Sin embargo, no están completas, lo único que falta es encontrar a la pareja con la que anhelan compartir su vida. ¿Qué hacer para no abrir la puerta a la tristeza?

Una de las cosas más difíciles de aprender es el control sobre nuestras emociones y sentimientos. Como coach suelo trabajarlo en mi sesiones, pero por supuesto, no es fácil. Lo importante es no entrar en pánico, no desesperarse, ya que cuando una persona cae en éste estado pierde el control sobre su vida. En éste caso es muy probable que caigas en los brazos del primer hombre que te haga un cumplido, o termines con tu pareja rotundamente sin antes haber hablado sobre tu preocupación acerca de su falta de compromiso (nunca mejor dicho).

Lo importante es tratar de desarrollar tranquilidad y encargar tu corazón a Dios, el enviará al hombre que merezca tu amor. Si depositas tu Fe en Él, eso también te traerá paz, Dios nos conoce mejor que nadie y es el mejor consejero. Parte de esa Fe en Dios, es valorarte como persona, como mujer. Nadie valora un harapo. Lamentablemente si no tienes una buena autoestima, es muy probable que los hombres que se acerquen a ti no sean los indicados. Parte de mejorar tu autoestima es conocerte: en descubrir que te gusta, es aprender a disfrutar del estar sola. Valorarse significa apreciarse como un ser creado por Dios, Él te ama y te trajo a éste mundo con una finalidad, ahora eso debes descubrirlo por ti misma. Mientras el amor llegará.

Para el caso de la mujer que escribió la carta: si tu pareja ha dicho algo que te ha ofendido o no quiere comprometerse, debes hablarlo. Con voz firme pero dulce debes comunicarle tu malestar o tus sentimientos, ser clara en aquello que te ofendió o te ofende. No lo ataques, porque no lograrás que te escuche, y ese es tu objetivo: que te escuche, así puede comprender tu angustia. Luego, escúchalo, él también tendrá algo para decir. Es muy probable que haya habido un mal entendido, la comunicación es muy complicada, muchas veces cosas que ofenden a algunas personas no ofenden a otras. También puede ser que te pida un tiempo para pensar, y debes darle su espacio, no lo apures, respeta su tiempo y encomienda tu relación a Dios: que si debe ser, será. Nadie dijo que el camino de amor, el camino de una pareja, es sencillo.

Hay una frase que dice “el amor llega cuando menos lo esperas” y esto es verdad, lo puedes conocer en la fiesta de cumpleaños de tu amiga, en el trabajo, en el gimnasio, en un local de ropa, en el supermercado. Tal vez el amor de tu vida está más cerca de lo que crees. Las posibilidades son infinitas, solo debes esperar y encomendar tu corazón a Dios.

FIRMASHEILA

Sheila Morataya
Austin, TX
sheilamorataya.co

Comentarios
1 comentario en “Querida Sheila: ¿cuándo llegará el hombre de mi vida?”
  1. Martha Silva Dijo:

    Buena tarde Doctora Sheila
    Gracias por sus reflexiones de vida, han sido una oportundad grande para formar los jovenes y los niños y acompañar el proceso de los padres de familia que en ocasiones no saben como orientar la vida de sus hijos.
    Gracias




Untitled Document
 

css.php