Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Pensando en María

SheilaMorataya
4 mayo 2017
Sección: Blog, Sheila Morataya

PensandoenMariaintMayo es el mes de la Virgen María. Madre de Dios, Madre de Jesús, Madre la Iglesia. Madre de todas las madres. El gran modelo para la mujer que quiere tener un corazón y una forma de ser tal y cómo Dios lo desea.

¿Quién es María para ti? ¿Qué tan de cerca esta de tu corazón? ¿Cómo te has dejado ayudar por Ella para el desarrollo de tu personalidad? Y todavía más ¿cuánto te has dejado ayudar por Ella para ser la mujer santa y audaz que el mundo de hoy tanto necesita?

Ahora recuerdo muchas historias de mujeres, amigas, algunas otras participantes de oración cuya idea de la Virgen es la de ser la Madre de Dios y de Jesús y de no sentir una especial conexión con ella.

“No sé” me decía alguna amiga hace algunos años, “pero a mí no me nace rezar el rosario, no me nace el amor por la Virgen”. Alguna vez yo también debo de confesar que me sentí así, inclusive a pesar de haber crecido y estudiado en un colegio mariano.

Tengo la completa seguridad de que este amor que una vez de niña llegué a sentir por la Santísima Virgen es el mismo amor que me rescató de las garras de una vida frívola y vacía y me ayudo a purificar mi propio corazón.

Creo que para comprender a María hay que conocer como es su corazón e imaginarla en profunda oración con Dios. Una mujer pura. Por ahí comienza todo. Dios pensó en la Santísima Virgen toda limpia, sin mancha de pecado alguno para que fuera la Madre de Dios. Pero también la pensó y la creó así para que cada mujer pudiera por medio de este gran modelo y su imitación irse convirtiendo en la mujer que está llamada a ser de acuerdo a su misión y propósito en el mundo. Esa misión está relacionada con el amor, los valores, la unión entre las personas, la paz, la inteligencia emocional si se quiere.

Conocer a María por medio de la meditación del Santo Rosario es reconocer nuestra esencia femenina y acercarnos a su amor maternal. Al contemplar la vida de Jesús con él rezo del mismo, se puede imaginar uno a su madre cuidándolo, instruyéndolo, estando ahí presente para que llegara a ser un hombre de bien.

El 13 de mayo de 1917 la Virgen en Fátima le dijo a los niños videntes: “Rezad el Rosario todos los días para alcanzar la paz del mundo y el fin de la guerra”.

Rezar el Rosario te transforma la humanidad completa. Si lo rezas de rodillas y contemplando el rostro de la Virgen, es poco probable que algo dentro de ti no se mueva, se conmueva, comprenda y se ilumine. Pero además el rezo del Santo Rosario tiene el poder de enseñarte a tener la inteligencia emocional de la Santísima Virgen pues en cada “Dios te salve María…” vas empapando tu alma de tu esencia dulce, de su paz, de esa templanza en el ser que el mundo de hoy tanto necesita.

Rezar el Rosario es comprender de que está hecha el alma: del mismo Dios y al mismo Dios vuelve en esta contemplación. La pureza de la Virgen es la pureza de Dios. Ella es toda pura y toda santa porque todo puro y todo Santo es Dios. No sé de qué otra forma explicarlo. En lo personal a mí me gusta mucho meditar cada misterio y cada cuenta conscientemente, tan conscientemente que me gusta apretar cada cuenta al rezarla y permito que sea la Santísima Virgen la que me lleve a la vida íntima de Dios y me descubra el asombroso misterio de Dios, de su amor por ti y por mí.

Te invito a que este mes de mayo, si no lo has hecho nunca, conozcas de cerca a la Santísima Virgen y dialogues con ella rezando el santo rosario con profunda devoción. Conocerás que Ella es tu madre, tu amiga, tu gran intercesora ante Dios y la mujer que más te protege en el camino de tu vida y la que mejor te guía en el arte camino del amor .   Ríndete a su amor y deja que te forme la mente y el corazón , para ayudarte a convertirte en la mujer que estás llamada a ser. En el hombre que el mundo necesita.

Dulce Corazón de María ¡sed la salvación mía!

FIRMASHEILA

Sheila Morataya
Austin, TX
sheilamorataya.co

Comentarios
2 Comentarios en “Pensando en María”
  1. maria soriano Dijo:

    gracias por este articulo, puedo dar testimonio de que el rosario es una oración maravillosa, si se hace pensando en María, en meditar aunque sea brevemente cada Misterio y en ir pasando cada cuenta como María lo quiere. Prueben hacerlo

  2. Sheila Morataya Dijo:

    Así es amiga. Amén.




Untitled Document
 

css.php