Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La infancia y sus huellas

SheilaMorataya
4 abril 2016
Sección: Blog, Sheila Morataya

HuellasdelainfanciaLos traumas de la infancia colorean nuestra vida en colores grises y negros. Ya sabemos que éste último es la ausencia del color. En estos últimos días, he escuchado muchas historias sobre el abandono que han experimentado clientes adultos de parte de uno o ambos progenitores.

MK me contaba, en una de sus sesiones, que ella no sabe cómo ser mujer. “Mi madre, luego de que mi padre nos abandonara, se la pasaba trabajando. No sé cómo debo conducirme como mujer” me decía. Francisca relataba en medio del llanto, lo doloroso que era para ella ver que su madre prefería salir con hombres, y que ellos sean su prioridad en vez de serlo su propia hija. “Siempre me he preguntado porque no me cuidaba” me decía entre llantos. Y Martín no solo me hablaba de cómo lo golpeaba su mamá siendo niño, sino de cómo también veía irse a su mamá con un hombre diferente frecuentemente.

¿En quién se va convirtiendo aquel niño o niña que sufre la experiencia de abandono por uno o ambos padres? Aquí te redactaré una breve lista de esas consecuencias:

  • Inseguridad
  • Baja autoestima
  • Dificultad para comprender el merecimiento
  • Vivir con el sentimiento de no ser querido o deseado

Todo ser humano necesita la experiencia de vinculación como reguladora del sistema emocional para un desarrollo armonioso de sí mismo, cuando un niño crece bajo estas circunstancias de destrato, no existe armonía interior y por ello participa en relaciones de forma desorganizada: co-dependencia, agresividad, celos, aceptar cualquier cosa de una pareja y no saber cómo poner límites, son algunas de las vivencias que tienen estas personas.

¿Qué se puede hacer? He visto en mi práctica muchas personas que parecen vivir una auténtica vida Cristiana: misa diaria o de domingo, rezo del Santo Rosario, asistencia a retiros, confesión, incluso muchos de ellos son líderes en las Iglesias y gozan del cariño de otras personas. Sin embargo, en las relaciones que establecen en su vida personal (con novios, esposos, amigos, hijos) están contaminadas por todos estos traumas de la infancia y les impide vivir al cien por ciento su vocación Cristiana. Es aquí cuando un psicoterapeuta, un coach de vida o un consejero muy bien formado con las verdades de nuestra fe, y sobre todo alguien que las viva en la medida de lo posible, puede ayudar a estar personas a sanar sus traumas, su autoestima y la forma en la que se relaciona con sí mismo y con los demás.

Si tú eres una persona que tuvo una infancia difícil, alguien que estuvo sometido a traumas que dejan huella para siempre y eres un católico comprometido que sabe que no los ha podido superar, busca ayuda. Seguramente en tu parroquia te podrán orientar con esto o tal vez en la diócesis de tu ciudad tengan una lista de psicoterapeutas, consejeros o coaches de vida que puedan ayudarte. Hay traumas que quedan como heridas abiertas y marcan en la vida de una persona un camino lleno de dolor y sufrimiento, con la ayuda de un profesional esas heridas se transformarán en cicatrices, en huellas, de las cuales habrás obtenido un aprendizaje para que el resto de tus vínculos no tengan el mismo destino. Que la Virgen Santísima te acompañe siempre.

FIRMASHEILA

Sheila Morataya
Austin, TX
sheilamorataya.co

Comentarios
4 Comentarios en “La infancia y sus huellas”
  1. Martha Beatriz Delgado Hidalgo Dijo:

    Es verdad, cuanto daño se les hace a los niños por el abandono fisico de padre y madre. Un buen consejo sanará las heridas del corazón. Muy importante este artículo. Gracias. DLB.

  2. Sheila Morataya Dijo:

    Diis Te bendiga.

  3. Adan Garduño Rico Dijo:

    Es muy interesante este tema “La Infancia y sus huellas”, cresi lastimado, frustado y todo lo que aqui se explica, y lo peor es que no me di cuenta que por todo eso lastime, tambien a mis hijos, aun que nunca lo quice hacer, lo hice, asi mismo, a mis hermanos, primos y hasta a una sobrina… Quiero y no puedo, pero lo peor es que tengo claro que las batalas no se ganan solos, se tiene que contar con una gran apoyo y sobre todo, con gente preparada, profecionistas y mucha, mucha fe.

    Gracias por este espacio tan maravilloso, gracias a Dios por que llega en buen momento.

    Bendiciones..

  4. Sheila Morataya Dijo:

    Lo importante Adán es pedir mucho la misericordia y comprometerse con ser mejor cada día para reparar el daño que hayas hecho a los demás. Imita mucho el ejemplo de San José y acude frecuentemente a los sacramentos. Bendiciones.




Untitled Document
 

css.php