Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

La experiencia del silencio

SheilaMorataya
8 septiembre 2017
Sección: Blog, Sheila Morataya

Laexperenciaelsilencio.encuentra.tvEl silencio es una gracia, nos permite descubrir el amor de Dios.

En el silencio puede sentirse sobre el cuerpo el profundo amor de Dios por mí.

El alma no necesita palabras para saber que está teniendo un encuentro de amor profundo con Dios. El alma es serena. Es quieta. No hay nada en ella que le preocupe pues sabe que es para Dios. Cuando la mente logra cruzar esos matorrales que le impiden darse cuenta de lo que en realidad es estar vivo, entonces está en su verdadera tierra, ahí donde todo es paz, bondad, belleza y bien.

El alma es todo eso y es más que eso. Por eso la oración es tan importante, una oración que permita en sus primeros minutos lograr atravesar esa maleza de pensamientos, preocupaciones, deseos, egoísmos y egos… esa montañas de yo…

La oración permite reconocer que más allá de la mente está el alma y que el alma ha sido creada por Dios y para Dios. Por ello es que en el silencio se puede escuchar a Dios y si se es dócil se puede comprender el sentido de la propia vida y así dejar de luchar.

Dios es el más profundo de los misterios pero no es un misterio que se queda ahí sin dar respuestas cuando un hombre lo busca.

Dios se deja encontrar. Es más quiere que le encuentre porque quiere dar felicidad, amor, plenitud, contentamiento.

En una época en la que hay propuestas espirituales por todos lados hay que meter mucha cabeza y reflexionar hacia dónde me lleva esta o aquella propuesta… es una que me atrae al Amado, al silencio de amor? O una que me invita a lograrlo todo, a fluir y hacerme uno con el universo. Son propuestas muy diferentes y dos caminos que nunca podrán encontrarse.

Quizá la respuesta para cada uno está en preguntarse ¿para que quiero que sirva esta vida?

De qué forma quiero unirme y solidarizarme con el dolor de los pueblos? ¿Por qué quiero hacerme rico? Y después de la riqueza, ¿qué sigue?

Si todos apreciáramos la belleza del silencio, tendríamos un encuentro más personal con Dios y viviríamos amando a Dios en la persona de Cristo. ¿Acaso no fue esto lo que hicieron sus padres?

Alma siletium

Sheila Morataya
Austin, TX
sheilamorataya.co

Comentarios
2 Comentarios en “La experiencia del silencio”
  1. Delio Dijo:

    Muy Buenos días apreciable Dra. Sheila, me gustó muchos su artículo y estoy pendiente de sus publicaciones en general. Muchas gracias!!!! Desde León Guanajuato México. Bendiciones!!!!!

  2. Sheila Morataya Dijo:

    Muchas gracias, bendiciones.




Untitled Document
 

css.php