Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Niños migrantes, ¿drama sin soluciones?

Luis FernandoValdés
20 julio 2014
Sección: Blog, Fe y razón

México ha abierto sus ojos al drama de los niños migrantes que viajan solos a Estados Unidos para buscar a sus padres. Los gobiernos y las instituciones son rebasados por este problema. ¿Qué se puede hacer?

En esta crisis humanitaria que recientemente ha estado presente en los medios de comunicación, están involucrados México y todos los países centroamericanos, e incluso también la Iglesia porque muchos de los albergues para migrantes en nuestro País son dirigidos por católicos.

Por esa razón, la Secretaría de Relaciones Exteriores organizó el “Coloquio México-Santa Sede sobre Migración Internacional y Desarrollo”, que se llevó a cabo el pasado lunes 14 de julio, y al que asistieron los cancilleres de México, Honduras, Guatemala y El Salvador, así como legisladores, diplomáticos, obispos y académicos.

El ponente principal, invitado por el Canciller José Antonio Meade, fue el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, quien en su discurso ofreció los siguientes elementos que permiten encuadrar el problema y perfilar una solución.

1) La dignidad humana de cada migrante. Afirmó el Cardenal que “todo ser humano, por el mismo hecho de ser persona, posee una dignidad tal que merece ser tratada con el máximo respeto”, pues “la dignidad de las personas no procede de su situación económica, de su filiación política, nivel educativo, pertenencia étnica, estatus migratorio o convicción religiosa”.

2) El dolor y el sufrimiento en la raíz de la “movilidad humana”. Parolin dijo que “las causas son siempre las mismas: la violación de los derechos humanos más elementales, la violencia, la falta de seguridad, las guerras, el desempleo y la miseria”.

Explicó que en el intento llegar a una tierra de promisión, “miles de personas deben pasar hambre, humillaciones, vejaciones en su dignidad, a veces hasta torturas y, algunos, morirán solos entre la indiferencia de muchos”.

Y denunció la trata humana, el trabajo en condiciones de semi-esclavitud, los abusos sexuales, las redes de bandas criminales que operan a nivel transnacional y que actúan con impunidad a causa de la corrupción.

3) La apertura de la naciones hacia los migrantes. Mons. Parolin explicó que muchos países están abiertos a recibir capital y tecnología extranjeros, pero rechazan la llegada de persona foráneas, sin caer en cuenta de que, en realidad, “la discriminación, el racismo, el trato vejatorio, las injusticias laborales… ¡no son un buen negocio!”, porque las sociedades que rechazan a los migrantes “demuestran ser muy débiles y poco preparadas para los retos de los decenios venideros”.

4) La necesidad de una nueva cultura. El fenómeno de la migración no puede ser resuelto únicamente con medidas legislativas, y mucho menos sólo con las fuerzas de seguridad. Por eso, el Cardenal propuso que la solución requiere una conversión cultural y social en profundidad que permita pasar de la “cultura de la cerrazón” a una “cultura de la acogida y el encuentro”.

Estas “macro-soluciones” también las podemos implementar cada uno: no ver al migrante como un enemigo, sino como un hermano necesitado; adoptar una nueva mentalidad para convivir con los migrantes como parte de nuestra vida y de nuestra sociedad; no cooperar con los negocios o giros que explotan personas.

Vale la pena fomentar esta nueva mentalidad, ya que la nueva configuración social implica aprender a convivir con los que vienen de fuera e integrarlos a la fuerza productiva y cultural de nuestra Patria.

lfvaldes@gmail.com

Columna


Padre Luis-Fernando Valdés: Licenciado en Filosofía (U. Panamericana, México) y Doctor en Teología (U. Navarra, España), en este blog comenta las noticias más importantes de la semana, con un enfoque filosófico, desde la razón creyente.

Profesor de Teología de la Revelación y Teología Moral Fundamental, ha seguido semana a semana el Pontificado de Benedicto XVI y ahora los primeros pasos del Papa Francisco.

Comentarios
1 comentario en “Niños migrantes, ¿drama sin soluciones?”
  1. Imelda Marta Serrano Campos Dijo:

    Muchas gracias por este artículo. Duele ver esta situación




Untitled Document
 

css.php