Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

El día domingo ocurrió lo inimaginable

SheilaMorataya
10 noviembre 2017
Sección: Blog, Sheila Morataya

Eldiadomingocurrioloinimaginable.encuentra.comEn un pueblo cercano a la ciudad de San Antonio un hombre entro en una iglesia bautista arremetiendo con su rifle contra los feligreses congregados, matando a 26 personas, entre ellas bebés y la hija de quince años del pastor de la iglesia.

Yo no sé lo que habrá pasado hace 100 años en el mundo, no sé si había locos como este hombre y que también mataban así. Lo que sí sé es que hasta hace 15 años esto no ocurría. Era impensable imaginar que alguien matara por matar. Entre los niños que murieron había un no nacido.

Esta tragedia es otra oportunidad para los cristianos de pensar en La Paz. Nos confirma una ausencia terrible de amor. Y comprendemos las palabras de Jesús:

“Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros. Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado. En esto reconocerán todos que son mis discípulos, en que se amen unos a otros”. (Jn 13, 34).

Pensemos un momento en cuánto hemos curado las heridas de la infancia, pues con rencor en el corazón no se puede amar ni se puede vivir bien.

Hay oportunidad aquí para cada día reflexionar la vida. Sentarse y arrodillarse frente a Dios para preguntarle: “¿Qué te parece? ¿Estoy siendo instrumento de paz en mi entorno inmediato?

También se puede contemplar la figura de San José y de la Virgen Santísima; y preguntarnos: “¿Cómo superó San José la incomodidad que le causó saber que no tendría un matrimonio como todos? ¿Qué habrá pasado por el corazón de San José al ver que sus planes de hombre no se cumplirían? Sabemos que los Evangelios describen al bienaventurado san José como: “Un hombre justo”, fiel a la voluntad de Dios, custodio de la Sagrada Familia. Su ejemplo y humildad nos deben mostrar el camino a todos.

Yo no sé cómo fue la niñez de este hombre que mató fríamente. Sabemos que escapó de una institución mental, pues ciertamente cuando se ve uno sometido al sufrimiento y el alma se deja sin cuidado, la mente se enferma.

Hay situaciones de la vida que solo pueden comprenderse y asimilarse desde el Espíritu.

Es tan necesario hablar con Dios de manera diaria. Es tan necesario recogerse como lo hacía María para poder comprender lo que somos en realidad y para qué estamos hechos. El ser humano es frágil y las tentaciones abundan. Si no oramos no tendremos fuerzas para vencer.

Dios nos ha creado para ser Paz y bien. Hay que pensar en ello. En como respondemos a las diferentes experiencias y situaciones de la vida. Hay que orar por estas personas que están enfermas. Que matan porque quizá nadie nunca les habló de Dios.

Oremos, miremos al cielo. Pensemos en estas personas llenas de odio y rencor, que planean matar y enviemos nuestro amor por sus heridas y vidas. Tú y yo no sabemos lo que Dios puede hacer al ver la recta intención de nuestro corazón que a pesar de que se espanta por el mal que hacen estas personas también tiene la capacidad de hacer una oración por ellos. Esto es ser cristiano.

Las palabras pronunciadas por la Santísima Virgen María a los pastorcillos de Fátima el 19 de agosto de 1917 estás más vivas que nunca:

“Rezad, rezad mucho y hace sacrificios por los pecadores. Van muchas almas al infierno por no haber quien se sacrifique por ellas”. 

Recemos tú y yo por esos pecadores para que Dios, en su infinita bondad, se apiade de ellos y transforme sus vidas.

“Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”.

FIRMASHEILA

Sheila Morataya
Austin, TX
sheilamorataya.co

Comentarios
No hay comentarios en “El día domingo ocurrió lo inimaginable”


Untitled Document
 

css.php