Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document

Untitled Document

Tres prácticas ambientales para cuaresma

OscarFidencio Ibáñez
12 marzo 2019
Sección: Blog, catblog

La conexión que existe entre nuestro alejamiento de Dios y las consecuencias para nuestro entorno las observamos con facilidad en el trato con nuestra familia, con nuestros amigos o con nuestros compañeros de trabajo, pero también en la manera en que nos relacionamos con nuestro ecosistema urbano y con la naturaleza, en síntesis, se manifiesta en el daño que le hacemos a la creación de Dios.

El Papa Francisco escribió el mensaje para la cuaresma de este año en la fiesta de San Francisco de Asís, y utiliza el cántico de las criaturas compuesto por el santo patrono de los ecologistas, como una referencia para relacionarnos con nuestros semejantes y todo lo que nos rodea, incluyendo a los hermanos sol, luna, estrellas, agua, viento, fuego y tierra. El cántico señala lo que sucederá a cada quién al encontrarse con la hermana muerte.

El verdadero desarrollo en este mundo implica armonizar economía, medio ambiente y sociedad: la búsqueda de benefactores económicos que permitan bienestar para todos; el cuidado del medio ambiente que mejore nuestra calidad de vida; y el fortalecimiento de la justicia y paz en la sociedad para construir el bien común. Las obras y procesos que construimos los humanos pueden convertirse en herramientas para equilibrar y potenciar esta interacción virtuosa, pero también pueden destruirla, desarticularla y aislarla empeorando nuestra situación.

Poco a poco, los habitantes de este planeta nos hemos dado cuenta de la necesidad de cuidar nuestros recursos: bosques, lagos, ríos, acuíferos, tierras, plantas de todo tipo, animales y organismos para vivir en armonía con nuestro entorno y nuestros conciudadanos; de otra manera, si no respetamos el ambiente y lo explotamos sin control, poco a poco vamos perdiendo el respeto también a nuestros semejantes e incluso a nuestros familiares.

Por ello se hace necesario planear nuestro desarrollo en armonía con el entorno, con infraestructura para evitar los tiraderos de basura, la desertificación, la sobreexplotación y la contaminación del agua y del suelo, cuidando los impactos que en ocasiones algunas tecnologías tienen sobre plantas y animales, para que nuestro desarrollo sea sostenible en el tiempo y ayude a sanear también nuestras relaciones sociales.

El camino de preparación que se nos propone para ésta cuaresma, es el de la conversión a través de la oración, el ayuno y la limosna, para llegar dispuestos a celebrar la Pascua de Resurrección, la causa de nuestra esperanza, y la garantía de nuestra plena unión con toda la creación, al llegar a ser uno con Cristo y Dios Padre.

“Ayunar, o sea aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con las criaturas: de la tentación de “devorarlo” todo, para saciar nuestra avidez”; Orar como San Francisco para aprender a amar a todas las criaturas; y dar limosna en el sentido de compartir con los demás los bienes de la creación, cuidarlos juntos para que realmente puedan servir a todos incluyendo a las generaciones por venir, “para salir de la necedad de vivir y acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece.”

En algunos lugares dar de beber al sediento implica buscar alternativas para llevar agua potable a comunidades excluidas del servicio, pero antes de eso, hay que proteger las fuentes de agua y sus ciclos, que implican cuidar la cubierta vegetal, los bosques y los suelos, además de evitar contaminar los cauces y acuíferos. Y entonces, si todos por elemental justicia tienen acceso al agua nuestra interacción y desarrollo será en paz.

“Si el hombre vive como hijo de Dios, si vive como persona redimida, que se deja llevar por el Espíritu Santo (cf. Rm 8,14), y sabe reconocer y poner en práctica la ley de Dios, comenzando por la que está inscrita en su corazón y en la naturaleza, beneficia también a la creación, cooperando en su redención. Por esto, la creación —dice san Pablo— desea ardientemente que se manifiesten los hijos de Dios”, he aquí el camino de preparación-conversión en esta cuaresma.


 

DrOscarFidencioFACE2

Oscar Fidencio Ibáñez Hernández
@OFIbanez

Casado, padre de 3 hijos, profesor e investigador universitario, y bloguero. Ingeniero Civil, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en política y políticas ambientales.

Mexicano, católico, autor entre otros textos de “El Espíritu Santo en tiempos de Twitter: Documentos del Concilio Vaticano II para tuiteros. Celebrando el #AñoDeLaFe”

Admirador de la Creación en todas sus dimensiones. Nací en La Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte (Hoy, Ciudad Juárez, Chihuahua).

>> ver más artículos de Oscar Ibáñez

Comentarios
No hay comentarios en “Tres prácticas ambientales para cuaresma”


Untitled Document
 

css.php