Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document

Untitled Document

La corrupción no se combate con el silencio

OscarFidencio Ibáñez
6 febrero 2018
Sección: Blog, catblog

Las campañas políticas brindan la oportunidad de discutir temas que afectan a la sociedad, sin embargo la mercadotecnia política, la posverdad, y la confusión generada por las coaliciones y los cambios de partido de los actores políticos, hacen cada vez más difícil distinguir que propuestas defiende cada candidato, y por tanto complica la definición del voto.

El Papa Francisco plantea en su video de este mes, que la corrupción está en la raíz de muchos problemas, y que “la corrupción no se combate con el silencio, debemos hablar de ella, denunciar sus males”, además de orar para que los poderosos no se dejen dominar por ella. En el Compendio de la Doctrina Social se reflexiona sobre la justicia, la caridad, la participación política, y el compromiso de los fieles laicos para ayudarnos a discernir las propuestas y actitudes que como cristianos podemos aportar.

El tema de la corrupción es un problema crónico y persistente en cualquier sociedad, por lo que las maneras para combatirla deben ser constantemente cuestionadas y replanteadas, de tal manera que se desechen aquellas que no dan solución y se ensayen nuevos enfoques; hay perspectivas que apuntan a los incentivos y otras a las sanciones, normalmente lo saludable es combinar ambas.

También hay quienes buscan privilegiar enfoques preventivos y quienes ponen el énfasis en atender las consecuencias de la corrupción, nuevamente, ambos esfuerzos deben atenderse, en la actualidad hay tres propuestas visibles en México que buscan combatir la corrupción: la conformación del Sistema Nacional Anticorrupción y la propuesta de modificar el artículo 102 de la Constitución; la modificación de los artículos 108 y 110; y el encarcelar a prominentes políticos.

Además de entender las propuestas, es muy importante conocer los procesos que se necesitan para que funcionen; las políticas públicas se pueden volver inútiles si en su elaboración se negocian aspectos que son fundamentales para su funcionamiento, por ejemplo, se dice que el Sistema Nacional Anticorrupción está viciado de origen al no respetarse la autonomía de los nombramientos del fiscal general y del fiscal anticorrupción, que quedan sujetos a un juego de compromiso y protección política entre partidos, por ello se propone cambiar el artículo 102.

En el caso de la modificación constitucional a los artículos 108 y 110, el objetivo es que el presidente de la republica pueda ser juzgado por actos de corrupción, como se ha hecho en otros países, de esta manera desde la máxima autoridad existiría una responsabilidad de congruencia a favor de la honestidad, sujeta a sanción en caso de no cumplirse.

El encarcelamiento de políticos corruptos de alto nivel representa otra vía, quizá la más efectiva, para que servidores públicos cuiden su actuación y no ser sujetos de cárcel y sanciones. En éste como en los casos anteriores, el presupuesto fundamental es el cumplimiento de la ley, ya que a pesar de que a algunos políticos se les ha encarcelado, la discrecionalidad en la aplicación de la ley los convierte más en excepciones y chivos expiatorios, que en referencias contra la impunidad.

Mientras la ley no sea la regla, y la confusión y la falta de propuestas sea lo que distingue a los candidatos, la movilización y la presión política con propuestas y demandas concretas son herramientas ciudadanas que pueden llevar a los políticos y autoridades a modificar sus agendas y conductas, como fue hace un par de años la movilización del Frente Nacional de la Familia, o en las últimas semanas la caravana #JusticiaParaChihuahua encabezada por el gobernador Javier Corral.

El discernimiento político para una participación informada y comprometida es una grave responsabilidad para el católico, cuestionar las propuestas y su proceso para buscar cambios que funcionen para la sociedad, e involucrarse en cambios culturales que hagan del cumplimiento de la ley y del compromiso solidario, no la excepción, sino la regla de comportamiento en el país.


 

DrOscarFidencioFACE2

Oscar Fidencio Ibáñez Hernández
@OFIbanez

Casado, padre de 3 hijos, profesor e investigador universitario, y bloguero. Ingeniero Civil, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en política y políticas ambientales.

Mexicano, católico, autor entre otros textos de “El Espíritu Santo en tiempos de Twitter: Documentos del Concilio Vaticano II para tuiteros. Celebrando el #AñoDeLaFe”

Admirador de la Creación en todas sus dimensiones. Nací en La Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte (Hoy, Ciudad Juárez, Chihuahua).

>> ver más artículos de Oscar Ibáñez

Comentarios
No hay comentarios en “La corrupción no se combate con el silencio”


Untitled Document
 

css.php