Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Jóvenes, educación y familia


24 julio 2013
Sección: catblog

Oscar Ibánez

Leo una nota periodística donde el gobierno anuncia que va a regalar tablets a los alumnos de bachilleres en un estado del sureste del país, lo primero que pensé fue: ¿y por qué no se las dan a los que logren buenas calificaciones, o a quienes hagan algún tipo de servicio social? Estoy convencido que el hecho de que los estudiantes se ganaran los equipos, en lugar de que solo los recibieran, sería más importante en su educación que las tablets en sí mismas.

El problema de fondo es creer que la educación depende del acceso a la información, o de la acumulación de conocimientos, en lugar de la formación de carácter, responsabilidad, honestidad, trabajo en equipo, solidaridad y servicio. Por otra parte, es más fácil para los directivos gastar presupuesto en equipos de cómputo para evitar el subejercicio presupuestal, que utilizarlo para preparar actividades culturales, o vivencias de servicio verdaderamente educativas.

Casi siempre se considera a los jóvenes como la esperanza de un mundo mejor, sin embargo, los jóvenes se construyen principalmente a partir de los ejemplos que reciben día a día, por lo que el futuro o el sentido de la esperanza se empiezan a construir ahora.

Los jóvenes hoy pasan más tiempo interactuando con amigos, televisión, internet, escuchando música o viendo videos, que con los educadores formales, llámense padres, maestros u otros familiares. Así, las referencias formativas que los jóvenes reciben, son de medios que no se asumen como formadores, y por lo tanto no hacen un esfuerzo en ese sentido, aunque si proponen estereotipos y visiones de éxito.

Según la encuesta nacional de valores del 2012 del Instituto Mexicano de la Juventud, los jóvenes definen tener éxito según los siguientes factores y porcentaje de importancia: tener un buen trabajo  36.6%; tener buen nivel de vida 34.3 %; tener educación 28.8 %; tener familia 25.5 %; lograr sus metas u objetivos 21.6 %; y desarrollo o mejora personal solo un 14.8 %. Otra manera de tratar de entender lo que piensan los jóvenes según la misma encuesta, es a través de su respuesta a la pregunta ¿Qué tan importantes son en tu vida?: la familia 98.9 %; el dinero 93.4 %; el trabajo 92.2 %; la pareja 89.1 %

A pesar de que se considera a la familia lo más importante, formar una, no necesariamente está asociado a la definición de éxito. Es claro que el dinero se considera lo inmediatamente más importante después de la familia, y tener trabajo y buen nivel de vida si es asociado por muchos jóvenes con el éxito.

¿Vivimos ya en una sociedad que mide su éxito en función de trabajos bien remunerados, y que tiene como segunda referencia más importante el dinero? ¿Cómo explicar que se considere a la familia como lo más importante y sin embargo, el formar una no sea asociado necesariamente con el éxito personal? ¿Existe confusión en las respuestas o prioridades de los jóvenes?

Si en las familias y en las escuelas, la prioridad es el trabajo, el dinero, y una mejor calidad de vida; en lugar del amor, el servicio, la solidaridad y el esfuerzo; sin duda, eso marcará a nuestra generación y a las próximas.

Pienso que hoy conviven distintas perspectivas en nuestra sociedad, solo que las encuestas a veces borran los matices. Es posible que al mismo tiempo que nos encaminamos a una sociedad de egoísmo y competencia, también se manifieste una de solidaridad y servicio. Me parece que la perspectiva cristiana puede iluminar estas realidades sociales, para comprometernos en actitudes que nos transformen y den ejemplo, y de esta manera los jóvenes realmente sean y tengan esperanza de un mundo mejor.

Y por cierto, no veo como regalar tablets en preparatoria, lleve a construir una mejor sociedad.


Oscar Fidencio Ibáñez Hernández
@OFIbanez

Casado, padre de 3 hijos, profesor e investigador universitario, y aprendiz de bloguero. Ingeniero Civil, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en política y políticas ambientales.

Mexicano, católico, autor entre otros textos de “El Espíritu Santo en tiempos de Twitter: Documentos del Concilio Vaticano II para tuiteros. Celebrando el #AñoDeLaFe”

Admirador de la Creación en todas sus dimensiones. Nací en La Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte (Hoy, Ciudad Juárez, Chihuahua).

Comentarios
1 comentario en “Jóvenes, educación y familia”
  1. Nidia Perez Dijo:

    Gracias por esta página su nombre lo dice encuentras las respuestas de tus inquietuded . Solo una cosa hay videos cristianos??




Untitled Document
 

css.php