Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Día del Niño


29 abril 2013
Sección: catblog

Oscar Ibáñez.

Jesucristo se puso serio y amenazó gravemente cuando dijo: Pero a quien escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgasen al cuello una piedra de molino y lo arrojaran al fondo del mar. (Mt. 18,6) Y antes acababa de decir a los Apóstoles: si no os convertís y os hacéis como los niños, no entraréis en el reino de Dios. (Mt. 18,2)

No estoy en contra de los globos y la fiesta, pero este texto es una doble invitación a algo más, diferente: Invito a festejar este día del niño comportándonos con la inocencia de uno, y al mismo tiempo, haciendo cosas para preservar la inocencia de los pequeños, y ayudarlos a que se conviertan en los cristianos y ciudadanos ejemplares del mañana, dando esperanza a nuestra sociedad.

Además de la admonición de Nuestro Señor, es evidente que invertir en la educación, formación y protección de los niños, es la mejor apuesta que podemos hacer para transformar nuestra convivencia y hacerla mejor. Si tenemos además la gracia de ser padres de familia, también tenemos una gran oportunidad y deber de hacer algo que valga la pena: educar a nuestros hijos con testimonio de amor a Dios y a los demás, de trabajo, de servicio.

Maleducar, consentir, no cuidar lo que ven en televisión o internet, no prepararlos para el trabajo, la verdad y el servicio, fácilmente se pueden convertir en formas de escandalizar a los niños, y lamentablemente algunos padres de familia, algunos “educadores” y autoridades, por muchas razones escogen ese camino fácil que nos lleva a “la piedra de molino en el cuello” en lo personal, y como sociedad.

Si somos padres, o parte de alguna institución o autoridad educativa, la propuesta de Jesús es todo un programa que nos permitirá trabajar por el bien de cada niño, y al mismo tiempo construir el Bien Común que es la razón de ser de toda autoridad.

Existen además muchas obras sociales cristianas (y no cristianas) que atienden a la niñez en su educación, en el rescate de niños en condiciones de esclavitud, trata, marginación, abandono, o violencia intrafamiliar, una multitud de obras organizadas además de las propiamente educativas que son una invitación a encontrar a Cristo en medio de los Apóstoles, con un niño al centro, festejando “como Dios manda” muchos verdaderos días del niño.


Oscar Fidencio Ibáñez Hernández
@OFIbanez

Casado, padre de 3 hijos, profesor e investigador universitario, y aprendiz de bloguero. Ingeniero Civil, Maestro en Ingeniería Ambiental y Doctor en política y políticas ambientales.

Mexicano, católico, autor entre otros textos de “El Espíritu Santo en tiempos de Twitter: Documentos del Concilio Vaticano II para tuiteros. Celebrando el #AñoDeLaFe”

Admirador de la Creación en todas sus dimensiones. Nací en La Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte (Hoy, Ciudad Juárez, Chihuahua).

Comentarios
No hay comentarios en “Día del Niño”


Untitled Document
 

css.php