Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Sagrada Escritura y Tradición

Enrique Pardo Fuster
10 julio 2008
Sección: Biblia en la Teología

Tratado II

1. Los profetas

2. Las profecías

3. La inspiración

4. Los libros sagrados

5. Los libros sagrados (Autenticidad)

6. Los libros sagrados. Fines. Características

7. La Tradición

8. Los Concilios Ecuménicos

1. Los Profetas

-Elegidos por Dios

-Relación íntima con Dios

-Reciben la Misión de anunciar su palabra

-Censuran los sacrificios sin vida interior

-Primacía de su relación con Dios

-Llaman a la conversión

-Predicaron la moralidad

-Los falsos conducen a la ruina espiritual

-Los Profetas, elegidos por Dios desde toda la eternidad, son llamados por Dios en un instante preciso.

Entonces oí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré? ¿y quién irá de parte nuestra?» Dije: «Heme aquí: Envíame.» Dijo: «Ve y di a ese pueblo: "Escuchad bien, pero no entendáis, ved bien pero no comprendáis." …» (Is. 6, 8-9).

Palabra que llegó de parte de Yahvéh a Jeremías: Párate en la puerta de la Casa de Yahvéh y proclamarás allí esta palabra. Dirás: Oíd la palabra de Yahvéh,… (Jer. 7, 1-2).

Pero Yahvéh me tomó de detrás del rebaño, y me dijo Yahvéh: «Ve y profetiza a mi pueblo de Israel» (Am. 7, 15).

-Dios mantiene una relación íntima con los profetas.

No, no hace nada el Señor Yahvéh sin revelar su secreto a sus siervos los profetas (Am. 3, 7).

-Los profetas reciben la misión de Dios de anunciar su palabra.

Entonces oí la voz del Señor que decía: «¿A quién enviaré? ¿y quién irá de parte nuestra?» Dije: «Heme aquí: Envíame.» Dijo: «Ve y di a ese pueblo: "Escuchad bien, pero no entendáis, ved bien pero no comprendáis." …» (Is. 6, 9).

Entonces alargó Yahvéh su mano y tocó mi boca. Y me dijo Yahvéh: «Mira que he puesto mis palabras en tu boca…» (Jer. 1, 9).

Y me dijo: «Hijo de hombre, come lo que se te ofrece; come este rollo y ve luego a hablar a la casa de Israel» (Ez. 3, 1).

Pero Yahvéh me tomó de detrás del rebaño, y me dijo Yahvéh: «Ve y profetiza a mi pueblo Israel» (Am. 7, 15).

-Los profetas censuran la práctica de sacrificios sin deseos de vida interior.

Dice Yahvéh: Por cuanto ese pueblo se me ha allegado con su boca, y me ha honrado con sus labios, mientras que su corazón está lejos de mí,… (Is. 29, 13).

Así dice Yahvéh Sebaot, el Dios de Israel. Añadid vuestros holocaustos a vuestros sacrificios y comeos la carne. Que cuando yo saqué a vuestros padres del país de Egipto, no les hablé ni les mandé nada tocante a holocausto y sacrificio. Lo que les mandé fue esto otro: «Escuchad mi voz y yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo, y seguiréis todo camino que yo os mandaré, para que os vaya bien» (Jer. 7, 21-23).

Porque yo quiero amor, no sacrificio, conocimiento de Dios, más que holocaustos (Os. 6, 6).

Aunque yo escriba para él mis leyes a millares, se las tiene como si fueran de un extraño. Sacrificios aman: ¡Que sacrifiquen!, y carne: ¡que la coman! Yahvéh no los acepta; mas ahora recordará su iniquidad, y castigará sus pecados (Os. 8, 12-13).

-Los profetas afirman la primacía de la relación íntima con Dios, sobre una relación solamente externa sin exigencia de justicia.

Yo detesto, desprecio vuestras fiestas, y no gusto el olor de vuestras reuniones. Si me ofrecéis holocaustos, no me complazco en vuestras oblaciones, no miro vuestros sacrificios de comunión de novillos cebados. ¡Aparta de mi lado la multitud de tus canciones, no quiero oír la salmodia de tus arpas! ¡Que fluya, sí, el juicio como agua y la justicia como un torrente inagotable! (Am. 5, 21-24).

Porque yo quiero amor, no sacrificio, conocimiento de Dios, más que holocaustos (Os. 6, 6).

¿Con qué me presentaré yo a Yahvéh, me inclinaré ante el Dios de los alto? ¿Me presentaré con holocaustos, con becerros añales? ¿Aceptará Yahvéh miles de carneros, miriadas de torrentes de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi rebeldía, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma?» «Se te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno, lo que Yahvéh de ti reclama: tan sólo practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu Dios» (Miq. 6, 6-8).

-Los llamamientos de los profetas claman a la conversión.

Ahora, pues, di a la gente de Judá y a los habitantes de Jerusalén: Así dice Yahvéh: «Mirad que estoy ideando contra vosotros cosa mala y pensando algo contra vosotros. Ea, pues; volveos cada cual de su mal camino y mejorad vuestra conducta y acciones» (Jer. 18, 11).

…me es dirigida la palabra de Yahvéh, y os la he comunicado puntualmente… diciendo: Ea, volveos cada cual de su mal camino y de sus malas acciones,… (Jer. 25, 3-5).

Me afané en enviaros a todos mis siervos los profetas a deciros: Ea, tornad cada uno de vuestro mal camino, mejorad vuestras acciones y no andéis en pos de otros dioses para servirles,… (Jer. 35, 15).

-Los profetas predicaron las fuentes de la moralidad.

Escuchad ahora lo que dice Yahvéh: … «Se te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno, lo que Yahvéh de ti reclama: tan sólo practicar la equidad, amar la piedad y caminar humildemente con tu Dios» (Miq. 6, 8).

-Los profetas falsos conducen a los hombres a la ruina espiritual, porque son falsos hermanos y falsos maestros.

a) -Conducen a la ruina espiritual.

Surgirán muchos falsos profetas, que engañarán a muchos (Mt. 24, 11).

Pues surgirán falsos cristos y falsos profetas y realizarán señales y prodigios con el propósito de engañar, si fuera posible, a los elegidos (Mc. 13, 22).

b) -Son falsos hermanos.

Pero, a causa de los intrusos, los falsos hermanos que solapadamente se infiltraron para espiar la libertad que tenemos en Cristo Jesús, con el fin de reducirnos a esclavitud,… (Gál. 2, 4).

c) -Son falsos maestros.

Hubo también en el pueblo falsos profetas, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán herejías perniciosas y que, negando al Dueño que los adquirió atraerán sobre sí una rápida destrucción. Muchos seguirán su libertinaje y, por causa de ellos, el Camino de la verdad será difamado (2 Pe. 2, 1-2).

inicio

2. Las Profecías

-Son posibles

-Existen profecías condicionadas

-Son criterio cierto de revelación

-Argumento de la verdad de Cristo y de su doctrina

-Cristo vino a la tierra en el tiempo profetizado

-Se han cumplido las profecías de la vida de Cristo

-Las profecías de Cristo del Antiguo Testamento dan testimonio de su legación divina

-Las profecías de Cristo sobre sí mismo confirman su doctrina

-La Profecía es posible

Profecía es una predicción infalible de algún hecho futuro contingente, que no se puede presagiar por las solas causas naturales.

Indicadnos las señales del porvenir, y sabremos que sois dioses (Is. 41, 23).

-Existen profecías condicionadas.

Profecías condicionadas son aquellas en las cuales se predice algún hecho futuro, que realizará únicamente si se cumple la condición. No cumplida ésta, no se pronunciará el efecto.

Jonás comenzó a adentrarse en la ciudad, e hizo un día de camino proclamando: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida» (Jon. 3, 4).

Aclaración. Esta profecía no se cumplió porque:

Vio Dios lo que hacían, cómo se convirtieron de su mala conducta, y se arrepintió Dios del mal que había determinado hacerles, y no lo hizo (Jon. 3, 10).

En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. El profeta Isaías, hijo de Amós, vino a decirle: «Así habla Yahvéh: Da órdenes acerca de tu casa, porque vas a morir y no vivirás» (Is. 38, 1).

Aclaración. Esta profecía no se cumplió porque:

…Ezequías, rey de Judá,… sanó de su mal (Is. 38,9).

-La profecía es un criterio cierto de revelación.

Cuando resucitó, pues, de entre los muertos, se acordaron sus discípulo de que era eso lo que quiso decir, y creyeron en la Escritura y en las palabras que había dicho Jesús (Jn. 2, 22).

Investigad las Escrituras, ya que creéis tener en ellas vida eterna; ellas son las que dan testimonio de mí;… (Jn. 5, 39).

Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he dicho (Jn. 14, 26).

-La Profecías son un argumento certísimo de la divinidad y de la veracidad de la doctrina de Cristo.

Os lo digo desde ahora, antes de que suceda, para que, cuando suceda, creáis que Yo Soy (Jn. 13, 19).

-Cristo-Jesús apareció en la tierra en el mismo tiempo fijado en las profecías.

a) -Por la profecía de Jacob.

Jacob llamó a sus hijos y dijo: Juntaos, y os anunciaré lo que os ha de acontecer en días venideros… A ti, Judá, te alabarán tus hermanos,…inclínense a ti los hijos de su padre… No se irá de Judá el báculo, el bastón de mando de entre tus piernas, hasta tanto que venga aquel a quien le está reservado y a quien rindan homenaje las naciones;… (Gén. 49, 1, 8 y 10).

b) -Por la profecía de Daniel.

Setenta semanas están fijadas

sobre tu pueblo y tu ciudad santa

para poner fin a la rebeldía

para grabar el sello a los pecados

para expiar la iniquidad

para instaurar justicia eterna

para sellar visión y profecía

para ungir el santo de los santos (Dan. 9, 24).

c) -Por la profecía de Ageo.

Grande será la gloria de esta Casa, la de la segunda mayor que la de la primera, dice Yahvéh Sebaot, y en este lugar daré yo paz,… (Ag. 2, 9).

d) -Por la profecía de Malaquías.

He aquí que yo envío a mi mensajero a allanar el camino delante de mí, y enseguida vendrá a su Templo el Señor a quien vosotros buscáis; y el Ángel de la alianza, que vosotros deseáis, ha aquí que viene, dice Yahvéh Sebaot (Ml. 3, 1).

-Se han cumplido exactamente las profecías acerca del nacimiento, de la vida, de la pasión y de la exaltación de Jesucristo.

a) -Profecías del Nacimiento.

-Descendiente de David.

Mirad que días vienen -oráculo de Yahvéh- en que suscitaré a David un Germen justo: reinará un rey prudente,… (Jer. 23, 5).

-Hijo de una Virgen.

He aquí que una doncella ha concebido y va a dar a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel (Is. 7, 14).

-Nacerá en Belén.

Mas tú, Belén-Efratá, aunque eres la menor entre las familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel,… (Miq. 5, 1).

b) -Profecías de la vida.

-Será adorado por los magos.

…los reyes de Tarsis y las islas traerán tributo (Sal. 72, 10).

-Habitará en Egipto.

Cuando Israel era niño, yo le amé, y de Egipto llamé a mi hijo (Os. 11, 1).

-Tendrá un precursor.

He aquí que yo envío a mi mensajero a allanar el camino delante de mí,… (Ml. 3, 1).

-Predicará un Evangelio nuevo.

…por cuanto que me ha ungido Yahvéh.

A anunciar la buena nueva a los pobres me ha enviado, a vendar los corazones rotos; a pregonar a los cautivos la liberación, y a los reclusos la libertad;… (Is. 61, 1).

-Probará su doctrina con milagros.

…es la recompensa de Dios, él vendrá y os salvará. Entonces se despegarán los ojos de los ciegos, y las orejas de los sordos se abrirán. Entonces saltará el cojo como ciervo, y la lengua del mudo lanzará gritos de júbilo (Is. 35, 6).

-Vivirá en suma pobreza.

He aquí que viene a ti tu rey: justo él y victorioso, humilde y montado en un asno,… (Za. 9, 9).

c) -Profecías de la pasión.

-Será entregado por uno de sus discípulos.

Hasta un amigo mío en quien yo confiaba, el que mi pan comía, levanta contra mí su calcañar (Sal. 41, 10).

-Será vendido.

Después les dije: «Si os parece bien, dadme mi jornal, si no dejadlo». Ellos pesaron mi jornal, treinta siclos de plata (Za. 11, 19).

-Será atormentado por la agonía.

Se me estremece dentro el corazón, me asaltan los pavores de la muerte (Sal. 55, 5).

-Será acusado y callará.

Fue oprimido, y él se humilló y no abrió la boca (Is. 53, 7).

-Será herido con latigazos y bofetadas.

Ofrecí mis espaldas a los que me golpeaban, mis mejillas a los que mesaban mi barba (Is. 50, 6).

-Será condenado a muerte.

Perros innumerables me rodean, una banda de malvados me acomete; atan mis manos y mis pies, cuentan todos mis huesos (Sal. 22, 17-18).

-Morirá entre ladrones.

…ya que indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contado,… (Is. 53, 12).

-Le darán a beber hiel y vinagre.

Veneno me han dado por comida, en mi sed me han abrevado con vinagre (Sal. 69, 22).

-Perforarán su costado con una lanza.

Y mirarán a aquel a quien traspasaron… (Za. 12, 10).

-Repartirán sus vestiduras.

…repártense entre sí mis vestiduras y se sortean mi túnica (Sal. 22, 19).

-La tierra se cubrirá de tinieblas.

Sucederá aquel día -oráculo del Señor Yahvéh- que, en pleno mediodía, yo haré ponerse el sol y cubriré la tierra de tinieblas en la luz del día (Amós 8, 10).

Aclaración. Todas estas cosas están claramente narradas en los Evangelios.

d) -Profecías de la exaltación.

-Su descenso a los infiernos.

En cuanto a ti, por la sangre de tu alianza, yo soltaré a tus cautivos de la fosa (en la que no hay agua). Y volverán a ti, hija de Sión, los prisioneros de la esperanza;… (Za. 9, 11-12).

¡De la mano del seol los libraré, de la muerte los rescataré! (Os. 13, 14).

Aclaración. Los judíos refieren estos textos al Mesías.

-La liberación de los Patriarcas del limbo.

¡De la mano del seol los libraré, de la muerte los rescataré! (Os. 13, 14).

-Su resurrección gloriosa.

…pues no has de abandonar mi alma al seol, ni dejarás a tu amigo ver la fosa (Sal. 16, 10).

-Su exaltación.

A él se le dio imperio, honor y reino, y todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieron (Dan. 7, 14).

-Su reino.

Su imperio es un imperio eterno, que nunca pasará, y su reino no será destruido jamás (Dan. 7, 14).

…el Dios del cielo hará surgir un reino que jamás será destruido, y este reino no pasará a otro pueblo (Dan. 2, 44).

Aclaración. Puesto que todas las profecías del Antiguo Testamento acerca del Mesías, se han cumplido, queda bien manifiesto que Jesús es el Liberador prometido a los Patriarcas, esperado por los Judíos y deseado por las gentes; por consiguiente su religión es la verdadera.

-Las profecías del Antiguo Testamento acerca de la estirpe, del nacimiento, de la dignidad, de las cualidades personales, de la pasión y de la muerte de Cristo, dan testimonio de su legación divina.

a) -Acerca de la estirpe.

-Que nacerá de la descendencia de Sem.

Y dijo: ¡Bendito sea Yahvéh, el Dios de Sem, y sea Canaán esclavo suyo! (Gén. 9, 26).

-Que nacerá de la descendencia de Abraham.

Yahvéh dijo a Abraham: «…Por ti se bendecirán todos los linajes de la tierra» (Gén. 12, 3).

-Que nacerá de la descendencia de Isaac.

Yahvéh se le apareció y le dijo: «…por tu descendencia se bendecirán todas las naciones de la tierra…» (Gén. 26, 4).

-Que nacerá por línea de Jacob.

…de Jacob avanza una estrella, un cetro surge de Israel (Núm. 24, 17).

-Que nacerá por línea de David.

…palabra de Dios a Natán…:

…afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas y consolidaré su reino (1 Cro. 17, 11).

b) -Acerca del nacimiento.

-Que nacerá antes que se ausente el poder de la tribu de Judá.

No se irá de Judá el báculo, el bastón de mando de entre tus piernas, hasta tanto que venga aquel a quien le está reservado y a quien rindan homenaje las naciones;… (Gén. 49, 10).

-Que nacerá de madre virgen.

Pues bien, el Señor mismo va a darnos una señal: He aquí que la doncella ha concebido y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel (Is. 7, 14).

-Que nacerá en Belén.

Mas tú, Belén-Efratá, aunque eres la menor entre las familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel,… (Miq. 5, 1).

c) -Acerca de la dignidad.

-Que será profeta.

Yahvéh tu Dios suscitará, de en medio de ti, entre tus hermanos, un profeta como yo, a quien escucharéis (Dt. 18, 15).

-Que será sacerdote.

¡Y con todo eran nuestras dolencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba! (Is. 53, 4).

-Que será Rey.

Mirad qué días vienen -oráculo de Yahvéh- en que suscitaré a David un Germen justo: reinará un rey prudente,… (Jer. 23, 5).

d) -Acerca de las cualidades personales.

-Será justo.

Él hará justicia a los humildes del pueblo,… (Sal. 72, 4).

- Será salvador de los necesitados.

…salvará a los hijos de los pobres… (Sal. 72, 4).

-Será príncipe de la paz.

Grande señorío y la paz no tendrá fin… (Is. 9, 6).

-Será consejero, poderoso, padre.

Porque un niño nos ha nacido… y se llamará «Admirable-Consejero», «Dios-Poderoso», «Siempre-Padre»,… (Is. 9, 5).

e) -Acerca de su Pasión.

…indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contado,… (Is. 53, 12).

Después le dije: «Si os parece bien, dadme mi jornal: si no, dejadlo». Ellos pesaron mi jornal; treinta siclos de plata (Za. 11, 12).

f) -Acerca de su muerte.

…indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contado,… (Is. 53, 12).

-Todas las profecías que Cristo dijo de sí mismo, de sus discípulos, de su religión y de los judíos dan testimonio de su divina misión y confirman la verdad de la doctrina que predicó.

a) -De sí mismo y de sus discípulos predijo:

Vosotros, pues, estad sobre aviso; mirad que os lo he predicho todo (Mc. 13, 23).

Os lo digo desde ahora, antes de que suceda, para que, cuando suceda, creáis que Yo Soy (Jn. 13, 19).

Por eso os lo he dicho antes de que suceda, para que cuando suceda, creáis (Jn. 14, 29).

Os he dicho esto para que, cuando llegue la hora, os acordéis de que ya os lo había dicho (Jn. 16, 4).

b) -De su religión predijo:

1- La predicación del Evangelio por todo el mundo.

Se proclamará esta Buena Nueva del Reino en el mundo entero, para dar testimonio a todas las naciones (Mt. 24, 14).

2- La estabilidad de la Iglesia.

Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mt. 28, 20).

c) -De los judíos predijo:

1- La destrucción del templo.

Jesús le dijo: «¿Ves estas grandiosas construcciones? No quedará piedra sobre piedra que no sea derruida» (Mc. 13, 2).

2 -La destrucción de Jerusalén.

Al acercarse y ver la ciudad, lloró por ella, diciendo: «…y no dejarán en ti piedra sobre piedra,…» (Lc. 19, 44).

Aclaración. Si Cristo hubiese sido solamente hombre, no hubiese podido predecir estos sucesos.

inicio

3. La Inspiración

-Existe la Inspiración

-No es un dictado mecánico

-Existe la Inspiración por la cual Dios manda escribir las cosas que Él dijo y el escritor sigue fielmente el mandato de Dios.

Yahvéh dijo a Moisés: «Escribe esto en un libro para que te sirva de recuerdo…» (Ex. 17, 14).

Dijo Yahvéh a Moisés «consigna por escrito estas palabras…» (Ex. 34, 27).

Palabra que fue dirigida a Jeremías de parte de Yahvéh: Así dice Yahvéh el Dios de Israel: Escríbete todas las palabras que te ha hablado en un libro (Jer. 30, 1-2).

…fue dirigida esta palabra a Jeremías de parte de Yahvéh: Tómate un rollo de escribir y apuntas en él las palabras que te he hablado… (Jer. 36, 1-2).

Entonces fue dirigida la palabra de Yavéh a Jeremías como sigue: «Vuelve a tomar otro rollo y escribe en él todas las cosas que…» (Jer. 36, 27).

-La Inspiración de Dios a los hagiógrafos no consiste nunca en un dictado mecánico o literal.

Porque los autores de los libros sagrados no estuvieron pasivos, porque usaban expresiones y palabras distintas en la descripción de un mismo hecho y porque dictaban las palabras de la escritura al sentido, de diverso modo.

a) -Porque los autores no estuvieron pasivos.

…he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo,… (Lc. 1, 3).

Para nosotros que nos hemos encargado de la fatigosa labor de este resumen, no es fácil la tarea, sino de sudores y desvelos,… (2 Mach. 2, 26).

…yo también terminaré aquí mismo mi relato. Si ha quedado bello y logrado en su composición, eso es lo que yo pretendía; si imperfecto y mediocre, he hecho cuanto me era posible (2 Mach. 15, 38).

b) -Porque usaban expresiones y palabras distintas en la descripción de un mismo hecho.

Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y, pronunciada la bendición, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, este es mi cuerpo». Tomó luego un cáliz y, dadas las gracias, se lo dio diciendo: «Bebed de él todos, porque esta es mi sangre es mi sangre de la Alianza, que va a ser derramada por muchos para remisión de los pecados» (Mt. 26, 26-28).

Mientras estaban comiendo, tomó pan y, pronunciada la bendición, lo partió, se lo dio y dijo: «Tomad, este mi cuerpo». Tomó luego un cáliz y, dadas las gracias, se lo dio, y bebieron todos de él. Y les dijo: «Esta es mi sangre de la Alianza, que va a ser derramada por muchos» (Mc. 15, 22-24).

Cuando llegó la hora, se puso a la mesa con los apóstoles; y les dijo: «Con ansia he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer; porque os digo que ya no la comeré más hasta que halle su cumplimiento en el Reino de Dios». Y tomando una copa, dio gracias, y dijo: «Tomad esto y repartidlo entre vosotros; porque os digo que, a partir de este momento, no beberé del producto de la vid hasta que llegue el Reino de Dios». Y tomó pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: «Este es mi cuerpo que va a ser entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío». De igual modo, después de cenar, el cáliz, diciendo: «Este cáliz es la Nueva Alianza en mi sangre, que va a ser derramada por vosotros» (Lc. 22, 14-20).

…el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este es mi cuerpo que se da por vosotros; haced esto en recuerdo mío.»

Asimismo también el cáliz es la Nueva Alianza en mi sangre. Cuantas veces lo bebiereis, hacedlo en recuerdo mío» (1 Cor. 11, 23-25).

c) -Porque citaban las palabras de la escritura al sentido, de diverso modo.

…como dice la Escritura: He aquí que pongo en Sión piedra de tropiezo y roca de escándalo;… (Rom. 9, 33).

compárese con,

Será él trampa y piedra de tropiezo y peña de escándalo… (Is. 8, 14).

y con

Por eso, así dice el Señor Yahvéh:

«He aquí que yo pongo por fundamento en Sión una piedra elegida, angular, preciosa y fundamental:… (Is. 28, 16).

inicio

4. Libros sagrados

-Existen los libros sagrados

-Dios es su Autor

-Todos están inspirados por Dios

-El fundamento de su canonicidad es tener a Dios por Autor

-Contienen la vida eterna

-Cristo les atribuye una importancia suprema

-Son infalibles

-Los Hagiógrafos los citan para manifestar la palabra de Dios

-Existen los libros sagrados, cuyo autor es Dios, por la Inspiración del Espíritu Santo.

Se deduce de:

a) -El modo de hablar de Cristo.

Si, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que pase una i o un ápice de la Ley sin que todo se haya cumplido (Mt. 5, 18).

Después les dijo: «Estas son aquellas palabras mías que os hablé cuando todavía estaba con vosotros. "Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos acerca de mí"» (Lc. 24, 44).

Hermanos, era preciso que se cumpliera la Escritura, en la que el Espíritu Santo, por boca de David, había hablado ya acerca de Judas,… (Hch. 1, 16).

b) -La declaración de Pablo.

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para argüir, para corregir y para educar en la justicia;… (2 Tim. 3, 16).

c) -El testimonio de Pedro.

…sino que hombres movidos por el Espíritu Santo, han hablado de parte de Dios (2 Pe. 1, 21).

-Dios es el autor de la Sagrada Escritura.

Después le dijo: «Estas son aquellas palabras mías que os hablé cuando todavía estaba con vosotros: Es necesario que cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos acerca de mí» (Lc. 24, 44).

En efecto, todo cuanto fue escrito en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza. Y el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener los unos para con los otros los mismos sentimientos, según Cristo Jesús,… (Rom. 15, 4).

Toda la Escritura es inspirada por Dios… (2 Tim. 3, 16).

-Todos los libros de la Sagrada Escritura están inspirados por Dios.

En efecto, todo cuanto fue escrito en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza (Rom. 15, 4).

Toda la Escritura es inspirada por Dios… (2 Tim. 3, 16).

-El fundamento de la canonicidad de los libros Sagrados es tener a Dios por autor; es decir, estar escritos bajo la Inspiración del Espíritu Santo.

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para argüir, para corregir y para educar en la justicia (2 Tim. 3, 16).

Pero, ante todo, tened presente que ninguna profecía de la Escritura puede interpretarse por cuenta propia; porque nunca profecía alguna ha venido por voluntad humana, sino que hombres movidos por el Espíritu Santo, han hablado de parte de Dios (2 Pe. 1, 20-21).

-La Sagrada Escritura es excelente porque en ella se contiene la vida eterna.

Investigad las escrituras, ya que creéis tener en ellas vida eterna;… (Jn. 5, 39).

-Cristo atribuye a las escrituras una importancia Suprema y la misma infalibilidad.

a) -Importancia suprema.

Jesús les enseñaba diciendo: …Si, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que pase una i o un ápice de la Ley sin que todo se haya cumplido (Mt. 5, 18).

Después les dijo: «Estas son aquellas palabras mías que os hablé cuando todavía estaba con vosotros: Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos acerca de mí» (Lc. 24, 44).

Jesús les decía:…«Investigad las Escrituras, ya que creéis tener en ellas vida eterna; ellas son las que dan testimonio de mí (Jn. 5, 39).

b) -Infalibilidad

Jesús les respondió:

Si llama dioses a aquellos a quienes se dirigió la Palabra de Dios -y no puede fallar la Escritura- ¿Cómo decís que aquel a quien el Padre ha santificado y enviado al mundo blasfema por haber dicho: «Yo soy Hijo de Dios»? (Jn. 10, 35).

-Toda la Escritura Sagrada es infalible.

Infalibilidad es la ausencia e imposibilidad de error.

Después les dijo: «Éstas son aquellas palabras mías que os hablé cuando todavía estaba con vosotros: "Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos acerca de mí"» Y, entonces, abrió sus inteligencias para que comprendieran las Escrituras, y les dijo: «Así está escrito que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos al tercer día y se predicara en su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las naciones, empezando desde Jerusalén» (Lc. 24, 44-47).

Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra Ley: Yo he dicho dioses sois? Si llama dioses a aquellos a quienes se dirigió la Palabra de Dios -y no puede fallar la Escritura- … (Jn. 10, 34-35).

Aclaración. La expresión «está escrito» denota carencia de error.

-Los Hagiógrafos citan las escrituras para manifestar la Palabra de Dios.

…¿no habéis leído aquellas palabras de Dios cuando os dice: «Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob?» (Mt. 22, 31-32).

Pues en el libro de los Salmos está escrito: «Quede su majada desierta, y no haya quien habite en ella» (Hch. 1, 20).

Señor, tú que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, tú eres el que has dicho por el Espíritu Santo, por boda de nuestro Padre David, tu siervo:

¿A qué esta agitación de las naciones,

estos vanos proyectos de los pueblos? (Hch. 4, 24-25).

Pues dice la Escritura a Faraón: «Te he suscitado precisamente para mostrar en ti mi poder y para que mi nombre sea conocido en toda la tierra» (Rom. 1, 17).

La Escritura, previendo que Dios justificaría a los gentiles por la fe, anunció con antelación a Abraham esta buena nueva: En ti serán bendecidas todas las naciones (Gál. 3, 8).

Y nuevamente al introducir a su Primogénito en el mundo dice: «Y adórenle todos los ángeles de Dios» (Hebr. 1, 6).

Por eso, como dice el Espíritu Santo: «Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones como en la Querella, el día de la prueba en el desierto…» (Sal. 95, 7; Hebr. 3, 7).

También el Espíritu Santo nos da testimonio de ello. Porque después de haber dicho: «Esta es la Alianza que pactaré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones y en sus mentes las grabaré,

añade:

Y de sus pecados e iniquidades no me acordaré ya (Jer. 31, 31-34; Hebr. 10, 15-17).

inicio

5. Libros Sagrados. Autenticidad

-El Pentateuco es auténtico.

-Conservado íntegro.

-Los hechos históricos narrados en él son verdaderos.

-Su veracidad es atestiguada por Cristo.

-Cristo atribuyó a Moisés los preceptos del Pentateuco.

-Los Apóstoles atribuyeron a Moisés los libros del Pentateuco.

-Los libros del Nuevo Testamento son dignos de fe.

-Los libros del Nuevo Testamento nos han llegado íntegros.

-Los Evangelios narraron los hechos fielmente

-El Pentateuco es auténtico.

Un libro es tenido por auténtico cuando el nombre del autor se nombra muchas veces en él y cuando existe una tradición constante y universal que lo atribuye al mismo autor.

a) -El nombre de Moisés se nombra muchas veces en él.

Entonces escribió Moisés todas las palabras de Yahvéh;… (Ex. 24, 4).

Dijo Yahvéh a Moisés: «Consigna por escrito estas palabras, pues a tenor de ellas hago alianza contigo y con Israel» (Ex. 34, 27).

Moisés puso esta Ley por escrito y se la dio a los sacerdotes, hijos de Leví,… (Dt. 31, 22).

b) -La tradición constante y universal que lo atribuye a Moisés.

1º -Cristo afirma que Moisés lo ha escrito.

Porque la Ley fue dada por medio de Moisés;… (Jn. 1, 17).

Porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque él escribió de mí. Pero si no me creéis en sus escritos, ¿Cómo vais a creer en mis palabras? (Jn. 5, 46-47).

2º -En los libros del Antiguo Testamento se afirma muchas veces que la Ley ha sido dada por Moisés.

Sé, pues, valiente y muy firme, teniendo cuidado de cumplir toda la Ley que te dio mi siervo Moisés. No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito dondequiera que vayas (Jos. 1, 8).

Entonces Josué construyó un altar a Yahvéh, Dios de Israel, en el monte Ebal, como había mandado Moisés, siervo de Yahvéh, a los hijos de Israle, según está escrito en el libro de la Ley de Moisés (Jos. 8, 30-31).

Yehoyadá puso centinelas en la Casa de Yahvéh, a las órdenes de los sacerdotes y levitas que David había distribuido en la Casa de Yahvéh, conforme a lo escrito en la ley de Moisés, para ofrecer holocaustos… (2 Cro. 23, 18).

Jamás se hizo debajo del cielo entero nada semejante a lo que hizo él en Jerusalén, conforme está escrito en la Ley de Moisés,… (Bar. 2, 2).

Todo Israel ha transgredido tu Ley, ha desertado sin querer escuchar tu voz, y sobre nosotros han caído la maldición y la imprecación escritas en la Ley de Moisés, siervo de Dios, porque hemos pecado contra él (Dan. 9, 11).

-El Pentateuco ha llegado a nosotros íntegro y sin adulteraciones.

a) -Cada siete años había que leerlo solemnemente ante el pueblo.

Y Moisés les dio esta orden: «Cada siete años… cuando todo Israel acuda, para ver el rostro de Yahvéh tu Dios, al lugar elegido por él, leerás esta Ley a oídos de todo Israel (Dt. 31, 10-11).

b) -Cada Rey estaba obligado a transcribirlo de su propia mano.

Cuando suba al trono real, deberá escribir esta Ley para su uso, copiándola del libro de los sacerdotes levitas (Dt. 17, 18).

c) -Cada Rey tenía que leerla todos los días de su vida para aprender a temer a Dios.

La llevará consigo; la leerá todos los días de su vida, para aprender a temer a Dios, guardando todas las palabras de esta Ley y poniendo en práctica estos preceptos (Dt. 17, 19).

d) -Moisés puso esta Ley por escrito y se la entregó a los sacerdotes, hijos de Leví.

Moisés puso esta Ley por escrito y se la dio a los sacerdotes, hijos de Leví, que llevaban el arca de la alianza de Yahvéh (Dt. 31, 9).

Aclaración. Un libro que goza de tanta publicidad, no es fácil que esté sujeto a adulteraciones.

-Los hechos históricos que se narran en el Pentateuco son verdaderos.

Pues vuestros mismos ojos han visto toda esta gran obra que Yahvéh ha realizado(Dt. 11, 7).

Aclaración. Moisés afirma que los Hebreos han visto las mismas obras que Yahvéh ha realizado y que él ha narrado.

-La veracidad del Pentateuco es atestiguada por el mismo Jesucristo.

Porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque él escribió de mí. Pero si no creéis en sus escritos, ¿Cómo vais a creer en mis palabras? (Jn. 5, 46-47).

-Los preceptos del Pentateuco son atribuidos a Moisés por el mismo Jesucristo.

Díceles entonces Jesús: «Mira, no se lo digas a nadie, sino vete, muéstrate al sacerdote y presenta la ofrenda que prescribió Moisés, para que les sirva de testimonio» (Mt. 8, 4).

Jesús le despidió ordenándole severamente: «Mira, no digas nada a nadie, sino vete, muéstrate al sacerdote y haz por tu purificación la ofrenda que prescribió Moisés para que les sirva de testimonio» (Mc. 1, 43-44).

Jesús les dijo: «…Y que los muertos resucitan lo ha indicado también Moisés en lo de la zarza. Cuando llama al Señor el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob (Lc. 20, 37).

-Los Apóstoles atribuyeron el Pentateuco a Moisés.

a) -S. Juan.

Porque la Ley fue dada por medio de Moisés;… (Jn. 1, 17).

b) -S. Felipe.

Cuando, según la Ley de Moisés, se cumplieron los días de la purificación de ellos… (Lc. 2, 22).

Felipe se encuentra con Natanael y le dice: «Hemos encontrado a aquél de quien escribieron Moisés en la Ley, y también los profetas: Jesús, el hijo de José, el de Nazaret» (Jn. 1, 45).

Él les iba exponiendo el Reino de Dios, dando testimonio e intentando persuadirles acerca de Jesús basándose en la Ley de Moisés y en los Profetas,… (Hch. 28, 23).

¿Qué diremos, pues? ¿Qué hay injusticia en Dios? ¡De ningún modo! Pues dice él a Moisés: «Seré misericordioso con quien lo sea; me apiadaré de quien me apiade» (Rom. 9, 14).

-Los Libros del Nuevo Testamento son dignísimos de fe.

…he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido (Lc. 1, 3-4).

El primer libro lo escribí, Teófilo, sobre todo lo que Jesús hizo y enseñó desde un principio hasta el día en que, después de haber dado instrucciones por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que había elegido, fue llevado al cielo (Hch. 1, 1-2).

No podemos nosotros dejar de hablar lo que hemos visto y oído (Hch. 4, 20).

Os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas ingeniosas, sino después de haber visto con nuestros propios ojos su majestad (2 Pe. 1, 16).

…lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros (1 Jn. 1, 3).

Aclaración. Los autores vieron los hechos que narraron con sus propios ojos, o pas oyeron de testigos oculares.

-Los Libros del Nuevo Testamento han llegado a nosotros íntegros y sin adulteraciones.

…he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido (Lc. 1, 3).

Pero aún cuando nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado ¡sea anatema! (Gál. 1, 8).

Os hemos dado a conocer el poder y la Venida de nuestro Señor Jesucristo, no siguiendo fábulas ingeniosas, sino después de haber visto con nuestros propios ojos su majestad (2 Pe. 1, 16).

…lo que hemos visto y oído, os lo comunicamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros (1 Jn. 1, 3).

-Los evangelistas conocieron los hechos que narraron y los refirieron fielmente.

Marcos y Juan dijeron:

…lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros (1 Jn. 1, 3).

Pedro y Juan respondieron a los magistrados:

«…No podemos nosotros dejar de hablar de lo que hemos visto y oído» (Hch. 4, 20).

Marcos y Lucas refirieron lo que habían oído de los testigos oculares:

…he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido (Lc. 1, 3-4).

Todos refirieron lo que Cristo realizó y predicó públicamente:

El Sumo Sacerdote interrogó a Jesús sobre sus discípulos y su doctrina. Jesús le respondió: «He hablado abiertamente ante todo el mundo; he enseñado siempre en la sinagoga y en el Templo, donde se reúnen todos los judíos, y no he hablado nada a ocultas (Jn. 18, 19-20).

inicio

6. Libros Sagrados Fines. Características

-El Antiguo Testamento ordenado para preparar la Venida de Cristo

-El Antiguo Testamento adquiere su significado pleno en el Nuevo

-Dios inspiró los libros o agrados para descubrir a los hombres sus Misterios

-Dios revela las verdades e la fe de dos modos: explícita e implicitamente

-Toda la Escritura Sagrada está inspirada por Dios para enseñar a los hombres

-Toda la Escritura Sagrada se ha de conservar intacta

-Toda la Escritura Sagrada está llena de grandes valores

-Toda la Escritura Sagrada está dotada de rigor, verdad y alimento

-Toda la Escritura Sagrada necesita interpretación para no caer en el error

-Su sentido verdadero solamente puede ser juzgado por la Iglesia

-Su sentido típico lo constituyen aquellos hechos del Antiguo Testamento que son anuncio de los Nuevo Testamento

-Cristo divide las Escrituras en «Moisés, Profetas y Salmos»

-El Antiguo Testamento estaba ordenado para preparar, anunciar y significar la venida de Cristo y de su Reino Mesiánico.

a) -Para preparar.

Investigad las Escrituras, ya que creéis tener en ellas vida eterna; ellas son las que dan testimonio de mí;… (Jn. 5, 39).

b) -Para anunciar.

Después les dijo: «Éstas son aquellas palabras más que os hablé cuando todavía estaba con vosotros: "Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos acerca de mí» (Lc. 24, 44).

Sobre esta salvación investigaron e indigaron los profetas, que profetizaron sobre la gracia destinada a vosotros,… (1 Pe. 1, 10).

c) -Para significar.

Todo esto acontecía en figura, y fue escrito para aviso de los que hemos llegado a la plenitud de los tiempos (1 Cor. 10, 11).

-El Antiguo Testamento adquiere su plena significación en el Nuevo.

No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar su cumplimiento (Mt. 5, 17).

Y, empezando por Moisés y continuando por todos los profetas, les explicó lo que había sobre él en todas las Escrituras (Lc. 24, 27).

…un Misterio mantenido en secreto durante siglos eternos, pero manifestado al presente, por las Escrituras que lo predicen, por disposición del Dios eterno,… (Rom. 16, 25-26).

En efecto, hasta el día de hoy perdura ese mismo velo en la lectura del Antiguo Testamento. El velo no se ha descorrido, pues sólo en Cristo queda destruido. Hasta el día de hoy, siempre que se lee a Moisés, un velo está puesto sobre sus corazones. Cuando se hayan convertido al Señor, entonces caerá el velo (2 Cor. 3, 14-16).

-Dios inspiró y mandó escribir a los Hagiógrafos los libros Sagrados para enseñar a los hombres sus misterios, para marcarles el camino de salvación, para infundirles la esperanza de la vida eterna y para estímulo y consuelo de todos los hombres viadores.

a) -Para enseñar a los hombres sus misterios.

En efecto, todo cuanto fue escrito en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza (Rom. 15, 4).

b) -Para marcar a los hombres el camino de la salvación.

Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para argüir, para corregir y para educar en la justicia (2 Tim. 3, 16).

c) -Para infundirles la esperanza de la vida eterna.

En efecto, todo cuanto fue escrito en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza (Rom. 15, 4).

d) -Para estímulo y consuelo de los hombres.

Nosotros, aunque no tenemos necesidad de esto por tener como consolación los libros santos que están en nuestras manos,… (1 Mac. 12, 9).

Les animaba citando la Ley y los Profetas, y les recordaba los combates que habían llevado a cabo; así les infundía mayor ardor. Después de haber estimulado sus ánimos, les puso además de manifiesto la perfidia de los gentiles… (2 Mac. 15, 9).

En efecto, todo cuanto fue escrito en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza (Rom. 15, 4).

-Dios revela las verdades de fe de dos modos: explícita e implícitamente.

a) -Explícitamente si la verdad se deduce claramente de las palabras con las cuales se revela.

Y la Palabra se hizo carne,… (Jn. 1, 14).

b) -Implícitamente si la verdad no se deduce claramente de las palabras con las cuales se revela.

Enemistad pondré entre ti y la mujer,… (Gn. 3, 15).

Aclaración. La concepción inmaculada de la Virgen está contenida en estas palabras.

-Toda la Sagrada Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, para arguir, para corregir y para educar en la justicia.

…Dios habló por boca de sus santos profetas (Hch. 3, 21).

En efecto, todo cuanto fue escrito en el pasado se escribió para enseñanza nuestra, para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras, mantengamos la esperanza (Rom. 15, 4).

Toda la Sagrada Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, para argüir, para corregir y para educar en la justicia (2 Tim. 3, 16).

…porque nunca profecía alguna ha venido por voluntad humana, sino que hombres movidos por el Espíritu Santo, han hablado de parte de Dios (2 Pet. 1, 21).

-El depósito de la fe se ha de conservar intacto por ser obra de Dios.

Timoteo, guarda el depósito (1 Tim. 6, 20).

…yo sé muy bien en quien tengo puesta mi fe, y estoy convencido de que es poderoso para guardar mi depósito hasta aquel Día (2 Tim. 1, 12).

-La Sagrada Escritura contiene los siguientes valores: Luz que brilla, consuelo y eficacia.

a) -Luz que brilla.

Para mis pies antorcha es tu palabra, luz para mi sendero (Sal. 119, 5).

b) -Consuelo.

Nosotros, aunque no tenemos necesidad de esto por tener como consolación los libros santos que están en nuestras manos,… (1 Mach. 12, 9).

¡Cuán dulce al paladar me es tu promesa, más que miel a mi boca! (Sal. 119, 103).

Me regocijo en tu promesa como quien halla un gran botín (Sal. 119, 162).

…para que con la paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza (Rom. 15, 4).

c) -Eficacia.

Como descienden la lluvia y la nieve de los cielos y no vuelven allá, sino que empapan la tierra, la fecundan y la hacen germinar, para que de simiente al sembrador y pan para comer, así será mi palabra, la que salga de mi boca, que no tornará a mí de vació, sin que haya realizado lo que me plugo y haya cumplido aquello a que la envié (Is. 55, 10-11).

¿No quema mi palabra como el fuego, y como un martillo golpea la peña? (Jer. 23, 29).

Ciertamente es viva la Palabra de Dios y eficaz, y más cortante que espada alguna de dos filos. Penetra hasta las fronteras entre el alma y el espíritu, hasta las junturas y médulas; y escruta los sentimientos y pensamientos del corazón (Hebr. 4, 12).

-La Sagrada Escritura está dotada de tanta eficacia que es vigor para la Iglesia, Verdad operante para los creyentes y alimento y fuente de vida espiritual.

a) -Vigor para la Iglesia.

Ahora os encomiendo a Dios y a la Palabra de su gracia, que tiene poder para construir el edificio y daros la herencia con todos los santificados (Hch. 20, 32).

b) -Verdad operante para los creyentes.

…la Palabra de Dios que os predicamos, la acogísteis, no como palabra de hombre, sino cual es en verdad, como Palabra de Dios, que permanece operante en vosotros, los creyentes (1 Tes. 2, 13).

c) -Alimento y fuente de vida espiritual.

Ciertamente, es viva la Palabra de Dios y eficaz, y más cortante que espada alguna de dos filos. Penetra hasta las fronteras entre el alma y el espíritu, hasta las junturas y médulas, y escruta los sentimientos y pensamientos del corazón (Hebr. 4, 12).

-Muchos textos de la Sagrada Escritura son obscuros y difíciles de entender, y necesitar de una auténtica interpretación para entenderlos sin error.

Y les añadió: «¿No entendéis esta parábola? ¿Cómo entonces comprenderéis todas las parábolas? (Mc. 4, 13).

Ellos nada de esto comprendieron; estas palabras les quedaban ocultas y no entendían lo que habían dicho (Lc. 18, 34).

Y entonces abrió sus inteligencias para que comprendieran las Escrituras,… (Lc. 24, 45).

Aunque hay en ellas cosas difíciles de entender, que los ignorantes y los débiles interpretan torcidamente -como también las demás Escrituras- para su propia perdición (2 Pe. 3, 16).

-El verdadero sentido e interpretación de la Sagrada Escritura solamente pueden ser juzgados por la Iglesia.

Y, entonces, abrió sus inteligencias para que comprendieran las Escrituras,… (Lc. 24, 45).

Pero, ante todo, tened presente que ninguna profecía de la Escritura puede interpretarse por cuenta propia; porque nunca interpretarse por cuenta propia; porque nunca profecía alguna ha venido por voluntad humana, sino que hombres movidos por el Espíritu Santo, han hablado de parte de Dios (2 Pet. 1, 20-21).

Aclaración. Las Sagradas escrituras, al no poder ser comprendidas por el juicio personal de cada uno, tienen que ser interpretadas por una autoridad superior que es la Iglesia.

-El sentido típico de la Sagrado Escritura lo constituyen aquellos hechos del Antiguo Testamento que son como figura o anuncio de los que habrán de suceder en el Nuevo Testamento.

La salida del pueblo de Israel de Egipto,

Cuando Israel era niño, yo le amé, y de Egipto llamé a mi hijo (Os. 11, 1).

significa la salida del niño Jesús de Egipto.

Él se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se retiró a Egipto; y allí estuvo hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliera el oráculo del Señor por medio del profeta: De Egipto llamé a mi hijo (Os. 11, 1) (Mt. 2, 15).

La serpiente de bronce levantada por Moisés en una Cruz,

Y dijo Yahvéh a Moisés: «Hazte un Abrasador y ponlo sobre el mástil. Todo el que haya sido mordido y lo mire, vivirá. Hizo Moisés una serpiente de bronce y la puso en un mástil. Y si una serpiente mordía a un hombre y éste miraba a la serpiente de bronce, quedaba con vida (Núm. 21, 8-9).

significa la figura de Cristo crucificado.

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga por él vida eterna (Jn. 3, 14-15).

-Jesucristo dividió las Escrituras en Ley de Moisés, Profetas y Salmos.

Jesucristo les dijo: «Éstas son aquellas palabras mías que os haré cuando todavía estaba con vosotros: "Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los profetas y en los Salmos acerca de mí"» (Lc. 24, 44).

inicio

7. La Tradición

-Es fuente de doctrina revelada

-Fue mandada por Cristo

-Existió en tiempo de Moisés

-Existió en tiempo de los Apóstoles

-Contiene la palabra de Dios no comprendida en la Escritura

-Es norma suprema de fe

-Nos ha llegado sin cambios

-Contiene la misma fuerza de verdad que la Escritura Sagrada.

-La tradición es fuente que contiene la doctrina revelada por Jesucristo y los Apóstoles a la Iglesia.

Tradición es la transmisión oral de la doctrina revelada por Jesucristo o los Apóstoles a la Iglesia.

«…y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado» (Mt. 28, 20.).

-La tradición fue mandada por Cristo.

Id pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado (Mt. 28, 19-20).

-La tradición existió en tiempo de la Ley de Moisés.

…y para que puedas contar a tu hijo, y al hijo de tu hijo, cómo jugué yo con Egipto y las señales que realicé entre ellos,… (Ex. 10, 2).

Y cuando os pregunten vuestros hijos: ¿Qué representa para vosotros este rito?, responderéis: «Este es el sacrificio de la Pascua de Yahvéh,..» (Ex. 12, 26).

En aquel día harás saber a tu hijo: «Esto es con motivo de lo que hizo conmigo Yahvéh cuando salí de Egipto» (Ex. 13, 8).

No vayas a olvidarte de estas cosas que tus ojos han visto, ni dejes que se aparten de tu corazón en todos los días de tu vida; enséñaselas, por el contrario a tus hijos y a los hijos de tus hijos (Dt. 4, 9).

Cuando el día de mañana te pregunte tu hijo: «¿Qué son estos dictámenes, estos preceptos y estas normas que Yahvéh nuestro Dios os ha prescrito?», dirás a tu hijo: «Éramos esclavos de Faraón en Egipto, y Yahvéh nos sacó de Egipto con mano fuerte…» (Dt. 6, 20).

-Existió la Tradición en tiempo de los Apóstoles.

La Tradición es la doctrina revelada que no está escrita en los libros sagrados, pero que consta manifiestamente por la declaración de los Apóstoles.

Así pues, hermanos, manteneros firmes y conservar las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta (2 Tess. 2, 15).

…y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a los hombres fieles, que sean capaces, a su vez, de instruir a otros (2 Tim. 2, 2).

Aunque tengo mucho que escribiros, prefiero no hacerlo con papel y tinta, sino que espero ir a veros y hablaros de viva voz,… (2 Jn. 12).

Tengo mucho que escribirte, pero no quiera hacerlos con tinta y pluma. Espero verte pronto y hablaremos de viva voz (3 Jn. 13-14).

-Existe la Tradición que contiene la palabra de Dios no comprendida en la Sagrada Escritura.

Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que yo os he dicho (Jn. 14, 26).

Cuando venga él, el Espíritu Santo de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sin que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir (Jn. 16, 13).

-La Tradición es norma suprema de fe.

Pero gracias a Dios, vosotros, que erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquel modelo de doctrina al que fuisteis entregados, y liberados del pecado, os habéis hechos esclavos de la justicia (Rom. 6, 17).

Os ruego, hermanos, que os guardéis de los que suscitan divisiones y escándalos contra la doctrina que habéis aprendido; apartaos de ellos, pues esos tales no sirven a nuestro Señor Jesucristo (Rom. 16, 17).

Os alabo porque en todas las cosas os acordáis de mí y conserváis las tradiciones tal como os las he transmitido (1 Cor. 11, 2).

En cuanto a vosotros, lo que habéis oído desde el principio permanezca en vosotros. Si permanece en vosotros lo que habéis oído desde el principio, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre, y ésta es la promesa que él mismo os hizo: la vida eterna (1 Jn. 2, 24-26).

-La Tradición ha llegado hasta nosotros sin cambios ningunos.

Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo (Mt. 28, 19-20).

Aclaración. La inmutabilidad de la Tradición es efecto de la perenne asistencia.

-La Tradición tiene la misma fuerza de verdad que la misma Sagrada Escritura.

Conserva el buen depósito mediante el Espíritu Santo que habita en nosotros (2 Tim. 1, 13-14).

Tú, pues, hijo mío, mantente fuerte en la gracia de Cristo Jesús; y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a los hombres fieles, que sean capaces, a su vez, de instruir a otros (2 Tim. 2, 1).

Aclaración. Se deduce claramente que las cosas oídas por tradición oral constituyen objeto de fe igualmente que las Escrituras.

inicio

8. Los Concilios ecuménicos

-Su origen en tiempos de los Apóstoles

-Los Concilios ecuménicos tienen su origen desde tiempos de los Apóstoles, y son, según muchos, de origen divino.

Concilio Ecuménico es la asamblea legítima de los prelados de la Iglesia, presidida por el Romano Pontífice, para juzgar y establecer asuntos relativos al bien de la Iglesia.

a) -Convocación del primer Concilio.

…y decidieron que Pablo y Bernabé y algunos de ellos subieran a Jerusalén, donde los Apóstoles y Presbíteros, para tratar esta cuestión (Hch. 15, 4).

b) -Celebración del mismo.

Llegados a Jerusalén fueron recibidos por la Iglesia y por los Apóstoles y Presbíteros, y contaron cuanto Dios había hecho juntamente con ellos (Hch. 15, 4).

inicio

Comentarios
No hay comentarios en “Sagrada Escritura y Tradición”
  1. Sebastian Dijo:

    Hermanos católicos:Es un argumento que presentamos hace años los protestantes, que se trata de que la tradición es buena siempre que se derive de la palabra de Dios y no la contradiga, de lo contrario es tradición pagana.Bendiciones

  2. Sebastian Dijo:

    Hermanos católicos:Es un argumento que presentamos hace años los protestantes, que se trata de que la tradición es buena siempre que se derive de la palabra de Dios y no la contradiga, de lo contrario es tradición pagana.Bendiciones

  3. Sebastian Dijo:

    Hermanos católicos:Es un argumento que presentamos hace años los protestantes, que se trata de que la tradición es buena siempre que se derive de la palabra de Dios y no la contradiga, de lo contrario es tradición pagana.Bendiciones

  4. martha karinahernandez Dijo:

    hola mana en mi busque por material de programas de radio me encontre con este articulo y pense pudiera servirte de algo para el tema de biblia y tradicion .bendiciones,mk

  5. Ruben Otero Dijo:

    como trovador,muchas personas usan jeova,otros usamos yahve,para mi la correctas es yahvepor favor quiero saber la correctagraciasruben




css.php