Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Capítulo 5: Liturgia de la Eucaristía


17 julio 2008
Sección: Bautismo

OFERTORIO

 

– Bendito seas Señor, Dios del Universo por este pan, fruto de la tierra y del trabajo de los hombres, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos, para que nos lo conviertas en el Cuerpo de tu Hijo, pan de vida.

 

– Bendito seas por siempre Señor.

 

– Bendito seas Señor, Dios del Universo por este pan, fruto de la tierra y del trabajo de los hombres, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos, para que nos lo conviertas en el Cuerpo de tu Hijo, pan de vida.

 

– Bendito seas por siempre Señor.

 

Acepta Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde, que este sea hoy nuestro sacrificio y que sea agradable en tu presencia. Dios nuestro, lava del todo mi delito, Señor, limpia mi pecado.

 

– Oremos hermanos para que este sacrificio mío y de ustedes, sea agradable a Dios, Todopoderoso.

 

– El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien y de toda su Santa Iglesia

 

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

 

Dios nuestro, que por medio de un sacrificio único, el de Cristo en la Cruz, nos has adoptado como hijos tuyos, concede siempre a tu Iglesia el don de la unidad y de la paz. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

PREFACIO

 

– El Señor esté con ustedes

– Y con tu espíritu

 

– Levantemos el corazón

– Lo tenemos levantado hacia el Señor

 

– Demos gracias al Señor nuestro Dios

– Es justo y necesario

 

– En verdad es justo y necesario… te aclamamos sin cesar diciendo:

 

– Santo, Santo, Santo, es el Señor Dios del Universo. Llenos están el cielo y la tierra de su gloria. Hosanna en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna en el cielo.

 

– Santo eres en verdad Señor… de manera que sean para nosotros Cuerpo y Sangre de Jesucristo, Nuestro Señor.

 

CONSAGRACION (de rodillas)

 

A continuación, el sacerdote repetirá las palabras que pronunció Jesucristo en la Última Cena.

 

– Este es el sacramento de nuestra fe.

 

– Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección,

¡Ven Señor Jesús!

ORACIÓN DOMINICAL

 

Hermanos: Esta niña(o) nacida de nuevo por el Bautismo, se llama y es hija(o) de Dios. Un día recibirá por la Confirmación la plenitud del Espíritu Santo. Se acercará al altar del Señor, participará en la mesa de su sacrificio y lo invocará como Padre en medio de su Iglesia. Ahora nosotros, en nombre de (nombre de la niña(o)), que es ya hija(o) por el espíritu de adopción que todos hemos recibido, oremos juntos como Cristo nos enseñó.

 

Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea tu nombre,

Venga a nosotros tu Reino,

Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día

Y perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden

Y no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal

 

– Líbranos Señor de todos los males y concédenos la paz en nuestros días, para que ayudados por tu misericordia, vivamos siempre libres del pecado y protegidos de toda perturbación, mientras esperamos la venida gloriosa de Nuestro Señor Jesucristo.

 

– Tuyo es el Reino, tuyo el poder y la gloria por siempre Señor.

 

RITO DE LA PAZ

 

– Señor Jesucristo, que dijiste a los apóstoles: Mi paz os dejo, mi paz os doy, no mires nuestros pecados sino la fe de tu Iglesia y conforme a tu Palabra, concédenos la paz y la unidad. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos,

– Amén.

– La paz del Señor esté siempre con ustedes.

– Y con tu espíritu.

– Dense fraternalmente la paz.

 

FRACCIÓN DEL PAN

 

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

 

COMUNIÓN

 

Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo, dichosos los invitados a la mesa del Señor.

 

Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN

 

La Tierra está llena, Señor, de dones tuyos, de ti proviene el pan y el vino que alegra el corazón humano.

 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

 

Completa, Señor, en nosotros las obra redentora de tu amor y danos la fortaleza y generosidad necesarias, para que podamos cumplir en toda tu santa voluntad. Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

BENDICIÓN

 

Seguidamente el Sacerdote bendice a la madre que tiene en sus brazos a la niña(o), al padre y a todos los presentes, diciendo:

 

El Señor Todopoderoso, por su Hijo, nacido de María la Virgen, bendiga a (nombare de la madre) y alegre su corazón con la esperanza de la vida eterna, alumbrada hoy en (nombre de la niña(o), para que del mismo modo que le agradece el fruto de sus entrañas, persevere con él en constante acción de gracias. Por Jesucristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

 

El Señor todopoderoso, dispensador de la vida temporal y la eterna, bendiga a (nombre del padre), que junto con (nombre de la madre), sean los primeros que, de palabra y obra, den testimonio de la fe ante sus hijos, en Jesucristo nuestro Señor.

 

Todos: Amén.

 

El Señor Todopoderoso, que nos ha hecho renacer a la vida eterna por el agua y el Espíritu Santo, bendiga a éstos fieles, para que siempre y en todo lugar sean miembros vivos de su pueblos; y conceda la abundancia de su paz a todos los aquí presentes, en Jesucristo nuestro Señor.

 

Todos: Amén.

 

La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros.

 

Todos: Amén.

 

Podéis ir en paz, la misa ha terminado

 

Todos: Demos gracias a Dios.

 

Los padres y padrinos llevarán a la niña(o)a un altar de la Virgen.

 

¡BIENVENIDA (nombrar de la niña(o)!

 

www.cathlic.net
Comentarios
No hay comentarios en “Capítulo 5: Liturgia de la Eucaristía”


css.php