Encuentra.com
inicio
Contacto RSS

Untitled Document
Untitled Document

Viviendo la sobriedad


26 agosto 2008
Sección: Aplicando los valores

Vivir la sobriedad nos permite controlar nuestros deseos e impulsos, sin embargo no siempre es fácil saber aplicar este valor en la vida ordinaria. Aquí te explicamos cómo sacarle provecho.

Una de las personalidades que más destacan en cualquier lugar, es aquella cuyas actitudes denotan orden y equilibrio, porque difícilmente cae en excesos de cualquier índole. Cuando una persona transmite esa armonía, podemos afirmar que se esmera en vivir el valor de la sobriedad, el cual:

Nos ayuda a darle a las cosas su justo valor y a manejar adecuadamente nuestros apetitos, estableciendo en todo momento un límite entre lo razonable y lo inmoderado.

Partiendo de esta consideración, la persona que vive este valor se reconoce por:

- Encontrar el momento y la oportunidad para expresar sus palabras e ideas, empleando un lenguaje correcto.

- El uso moderado del dinero y los bienes, así como guardar el orden en la comida, la bebida, el descanso y la diversión.

- El buen gusto para vestir apropiadamente según la ocasión.

- Vivir siempre de acuerdo a sus posibilidades.

Antes de concretar nuevos propósitos, siempre es de gran ayuda y utilidad dedicar unos instantes a revisar la manera en que vivimos actualmente este valor:

- ¿Compro cosas para satisfacer una necesidad real? ¿o son para demostrar lujo, alimentar la vanidad o cumplir con un capricho? ¿Llevo un control sobre mis gastos?

- ¿Procuro cuidar y obtener el máximo rendimiento y beneficio de las cosas que poseo?

- ¿Dejo de prestar un servicio o cumplir con alguna obligación porque me produce incomodidad, reduce mi diversión o corta mi descanso?

- ¿Busco realizar actividades concretas los fines de semana, días de descanso y las vacaciones?

- ¿Normalmente busco hacer notar mi presencia en todas partes?

- ¿Estoy alerta para evitar caer en cualquier tipo de excesos? ¿me esfuerzo para no dejarme llevar y corregir esta situación?

Es importante tener presente que al esforzarnos por vivir este valor, nuestra voluntad se fortalece moderando nuestros gustos y caprichos, pues al no auto-imponernos un límite, llegamos a una insatisfacción "por sistema" en la que siempre queremos más. De ahí surgen los vicios, la dependencia de las drogas, el deseo de placer sexual, la infidelidad, la pereza…

Para lograr fortalecer nuestra voluntad y crecer en este valor, puedes llevar a la práctica las siguientes sugerencias:

- Aprende a administrar tu dinero, primero cubre las necesidades primordiales y si queda algo, puedes abrir una cuenta de ahorros o guardarlo para un imprevisto. Los pequeños y grandes lujos déjalos para ocasiones especiales.

- Revisa si regularmente haces gastos en cosas superficiales y sin moderación alguna: Restaurantes, fiestas, bebidas, espectáculos, tratamientos de belleza, objetos personales (carteras, relojes, plumas, collares, bolsos, etc.)

- Procura obtener el máximo uso de las cosas y no las cambies simplemente porque en el mercado hay una más novedosa o porque todos tus amigos la compraron. No olvides que para lograr esto debes cuidarlas y usarlas apropiadamente.

- Evita convertir tu hogar en una verdadera bodega donde acumulas bastantes cosas que jamás utilizas. Es correcto renovar el guardarropa, adquirir nuevos accesorios o aparatos, y hasta cambiar de automóvil con cierta regularidad… todo dentro de tus posibilidades. Vende o regala todo aquello que ya no usas. Importante: que estén en buen estado.

- No busques convertirte siempre en el centro de atención, la sobriedad se manifiesta evitando acaparar las conversaciones, las palabras altisonantes, bromas de mal gusto, palabrería innecesaria, desmanes, exceso en la comida y la bebida, usar ropa extravagante o demasiado llamativa. Recuerda que todo esto demuestra falta de autodominio e inseguridad.

- Haz el propósito de moderar tus gustos y apetitos: compra menos golosinas; come un poco menos de aquello que más te gusta; establece una hora para dormir y dejar de ver la TV, para llegar a casa después de una reunión o espectáculo, etc. Aprende que la diversión también tiene un tiempo límite.

- Los días de descanso busca actividades que requieran menor esfuerzo y concentración del que habitualmente realizas en tu vida cotidiana. Deja mucho que decir quien permanece todo el fin de semana recostado. Nuestro tiempo debe pasar en equilibrio, entre la diversión, la obligación y la actividad, para atender a la familia, tener momentos de esparcimiento y desarrollar aficiones.

Debemos considerar que también faltamos a la sobriedad por la vanidad, el afán de competir con los demás y demostrar que somos mejores, más importantes o más simpáticos. De nada sirve exagerar nuestra conducta y actitudes, como tampoco el gastar de más para aparentar lo que no somos.

El esfuerzo por vivir sobriamente ayuda a la persona a tener seguridad en sus capacidades y cualidades, mantener un control sobre su economía, alejarse de la pereza y los vicios, con la capacidad de ofrecer una amistad genuina y fundamentada en los valores humanos.

Comentarios
9 Comentarios en “Viviendo la sobriedad”
  1. carmendesentis Dijo:

    cuan dificil es para los jovene aplicar este principio, y mas en la modernidad que nos toco vivir.tenemos(los adultos)que esforzarnos mas para dar buenos ejemplos que siempre sirvan mas que mil palabras.

  2. Maribella Caceres Dijo:

    excelente articulo, Gracias a la persona que lo escribio muy buenos concejos para llevar una vida equilibrada y en paz….

  3. noe v. Dijo:

    pero lo mas dificil es nosolo expresarlo si no tambien seria bueno sentirlo; ya que dice un parter biblica: lo que el corazon tiene la boca habla port lo cual sera mejor sentir eso en el corazon.

  4. manuel contreras Dijo:

    el hecho de vivir sobrio,tiene mas que eso,es vivir en paz con DIOS Y cosigo mismo,ama y dejate amar,respecta y exije respeto,aprende a desir no y a desir si,tener buenos pensamientos y viviremos sobrios

  5. eunice calderon Dijo:

    quiero vivir en sobriedad nada ,,que bonito es leer estas pocas fraces pero llenas de sensates y coherencia

  6. Alejandro Dijo:

    muy bueno el articulo..excelente…no me dejo de sorprender la calidad del contenido de este portal…los felicito!!

  7. María Mercedes Combes Segú Dijo:

    Me parece buenísimo en esta época y en todas; para todos los estratos sociales.
    Este portal es maravilloso! Sigan publicando. Mil gracias! Los felicito.

  8. Carlos Zuazo Dijo:

    Excelente sistema de vida. En medio de esta hecatombe de valores en nuestras sociedades, sería la formula perfecta para vivir en Paz. Sería una re-educación integral de la sociedad. Aunque parezca que no suma, los que leemos este portal, propongamonos re-programar nuestras vidas, y el pasado sea cual sea, enterremoslo. No se vale mirar para atrás, vivamos el HOY. Saludos.

  9. Frank Richard Dijo:

    Solo Dios, nos devuelve la vida cuando estamos bien metidos en el alcohol, por eso yo doy gracias a Dios por haber conocido doble AA.




Untitled Document
 

css.php